buscan dinero para la caución

Las familias de La Manada, entre vítores, confían en la solidaridad para pagar la fianza

El abogado Agustín Martínez se reunió con los familiares de los cinco jóvenes en casa del Prenda y aseguró que depositarán los 6.000 euros en breve y volverán a casa tras dos años

Foto: Cartel en Pamplona con los rostros de los cinco integrantes de La Manada junto al lema No queremos violadores en las calles. (EC)
Cartel en Pamplona con los rostros de los cinco integrantes de La Manada junto al lema "No queremos violadores en las calles". (EC)

No eran aún las seis de la tarde, caían los cuarenta grados y un grupo de gente se abrazaba y celebraba emocionada a las puertas de una de las viviendas del barrio sevillano de Amate. La plazoleta estaba desierta. La peña sevillista que colinda con la vivienda estaba cerrada y llamaba la atención el grupo, que festeja y se abraza con emoción. Hay jóvenes y mayores y aplausos. No quieren cámaras. Piden a la prensa allí reunida que se aleje. Durante un rato, cuando ya habían entrado en la casa y cerrado la puerta, seguían oyéndose vítores y aplausos desde la calle. Podrían estar viendo un partido de fútbol del Mundial, según el jaleo que traspasaba los muros. Pero, no. Es la casa de José Angel Prenda. Pronto volverá aquí. Él y los integrantes de La Manada, todos vecinos de calles próximas, criados juntos en torno a esa plazoleta.

“Se está celebrando la justicia, que tarda, es lenta, es parsimoniosa pero llega y cuando alguien expresa argumentos sólidos y contundentes el resultado es positivo. En este caso nos ha dado la razón”, expresó el abogado más tarde. Los familiares de La Manada habían sido convocados por el letrado de cuatro de los cinco condenados, Agustín Martínez, para abordar la resolución que creían que la Audiencia de Navarra iba a dar a conocer el viernes a primera hora de la mañana, a las ocho. La sorpresa llegó cuando El Confidencial avanzó la resolución que dejaba en libertad a los jóvenes sevillanos bajo fianza de 6.000 euros y compromiso de personarse en el juzgado tres días a la semana. “Es curioso que siempre los medios de comunicación se enteren antes que las partes en conocer los autos, habría que reflexionar”, se quejaba el letrado, sin ocultar que estaban “gratamente sorprendidos”.

Las familias de La Manada, entre vítores, confían en la solidaridad para pagar la fianza

El letrado salió a atender a los periodistas pasada casi una hora y las familias se despedían sin querer hacer declaraciones y tratando de que las cámaras no las grabaran. Ya han empezado a buscar dinero para reunir las fianzas. Es difícil, explicó el letrado, porque tienen una situación económica complicada. “Son muy humildes, miren”, dice el letrado. Nos encontramos en uno de los barrios más pobres de España, según el Instituto Nacional de Estadística. Sin embargo el letrado no expresa dudas acerca de que lo antes posible depositarán el dinero y los condenados por abusos sexuales a una joven en los Sanfermines volverán a sus casas dos años después. “La solidaridad entre las propias familias va a garantizar que vayan a depositar ese dinero en breve”, según el abogado. Entre unos y otros, cada uno aportará lo que pueda, harán colecta entre los familiares, vecinos, amigos.

Comunicación en prisión

La casa del Prenda, en Sevilla, donde estaban reunidas las familias. (I. M.)
La casa del Prenda, en Sevilla, donde estaban reunidas las familias. (I. M.)

Cuando la familia se reunió el abogado aún no tenía constancia oficial de la resolución de libertad pero sí sabían que a los cinco jóvenes se les había comunicado la salida de prisión. José Ángel Prenda, Ángel Boza y Jesús Escudero permanecen en la cárcel de Pamplona, y Antonio Manuel Guerrero y Alfonso Jesús Cabezuelo en Alcalá Meco.

El abogado dice sentir “la satisfacción de saber que la justicia sigue aplicándose en este país y los tribunales son independientes y resuelven en función de las circunstancias que se ponen de manifiesto”. Para padres, madres, hermanos, parejas, prima “la satisfacción de pensar que vuelven a ver a sus familiares dos años después”. De ahí los gritos de emoción que traspasaban los muros.

En el momento en que depositen las fianzas regresarán directos a casa. Por supuesto, explicó Agustín Martínez, harán lo imposible porque la salida de la cárcel “no sea televisada”. Rehusó dar más información al respecto. “Volverán a casa. Se trata de eso. Nadie en la vista que se celebró en Pamplona el lunes dudó del arraigo, era evidente. No hay riesgo de fuga ni de reiteración delictiva, es absurdo. Tendrán que venir a casa, intentar rehacer su vida, adaptarse y seguir, seguir su vida normal”, indicó.

A la espera del Supremo

“Imagíneselo. Llevamos dos años luchando por conseguir que cinco personas inocentes salgan de prisión. El hecho de que se les ponga en libertad supone una satisfacción importante. Seguimos a disposición de la Justicia. Todavía queda un largo camino por recorrer porque hay un tribunal superior que debe resolver sobre un recurso y el Supremo tendrá que resolver también con posterioridad sobre esta resolución. Entendemos que la prisión provisional es algo muy especial, restrictivo de los derechos de las personas que solamente pueden aplicarse en caso excepcionales y este no era uno de ellos”, declaró el abogado defensor.

Las familias de La Manada, entre vítores, confían en la solidaridad para pagar la fianza

El abogado también dejó un recado para los comentarios encendidos en redes contra la puesta en libertad de los condenados y sobre los partidos que convocan manifestaciones contra esta decisión judicial. “Desde hace mucho tiempo llevo indicando que wn un país democrático, y este se supone que lo es, cuando hay resoluciones judiciales con las que no se está de acuerdo, lo que hay que hacer es recurrirlas y esos recursos tienen unos cauces. Lo que no se puede hacer a través de algaradas o manifestaciones es intentar torcer la decisión de la justicia”, sentenció. “Todas esas manifestaciones histéricas realizadas por algún partido son injustificadas e injustificables”, subrayó.

Queda otro caso pendiente que afecta a cuatro de los cinco condenados de La Manada por presuntos abusos sexuales a una joven de 21 años en mayo de 2016 en Pozoblanco (Córdoba). El juez instructor ordenó este mismo jueves nuevas diligencias. Según el abogado de la causa, hace “prácticamente dos años de este caso y aún no hay ni auto de procesamiento”, aseguró negando que vaya a interferir. “Lo que no se puede es prejuzgar a nadie por muy mal que nos caiga y por mucha campaña que haya habido para destrozar la imagen de estas personas, que no era difícil, era fácil poner de relieve su carencia de estilo y educación y todas las apreciaciones que quieran hacer, pero nada de eso deriva en comportamientos delictivos”, aseguró. Algún vecino se asomaba a la puerta de su casa pero al ver cámaras cierra rápido. En el barrio, nada que decir.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios