multitudinaria protesta que llega a la Audiencia

"Esta justicia es una mierda": indignación en Pamplona por la libertad de La Manada

Los ciudadanos se han vuelto a echar a la calle de forma masiva al igual que ya hicieran el pasado 26 de abril cuando la Audiencia de Navarra absolvió a los acusados del delito de agresión sexual

Foto: El grito de no es abuso, es violación vuelve a las calles de Pamplona. (EFE)
El grito de "no es abuso, es violación" vuelve a las calles de Pamplona. (EFE)

“Somos mujeres, no vamos a parar”. Una pancarta de grandes dimensiones y con el lema visible sobre un fondo negro ha presidido este jueves en la plaza del Ayuntamiento de Pamplona la multitudinaria concentración en protesta por la decisión de la Audiencia de Navarra de decretar la puesta en libertad provisional bajo fianza de 6.000 euros a los cinco integrantes de La Manada condenados a nueve años de prisión por abusar sexualmente de una joven durante los Sanfermines de 2016, a la espera de que el Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) resuelva los recursos presentados contra la sentencia. La plaza se ha quedado pequeña ante una multitud que ha secundado esta convocatoria de urgencia convocada a través de las redes sociales por colectivos feministas y por concejales del Ayuntamiento tras conocerse la decisión judicial, y que ha sido adelantada por El Confidencial.

El grito de “no es abuso, es violación” se ha vuelto a escuchar con fuerza al igual que aquel 26 de abril, día en el que la Audiencia de Navarra eximió a los cinco jóvenes sevillanos del delito de agresión sexual para imponerles una condena de nueve años por abuso sexual con prevalimiento, una pena muy inferior a los 22 años que exigían como mínimo la Fiscalía y las diferentes acusaciones. Los asistentes han coreados consignas como “Esta justicia es una mierda”, "¡No es no, lo demás es violación”, “Basta ya de justicia patriarcal” o “No los queremos en San Fermín” en un ambiente de “rabia” e “indignación” contra la resolución judicial. El Movimiento Feminista de Pamplona ha mostrado una pancarta bajo el lema “No es abuso, es violación. Ez dago gure hitza epaituko duenik (No hay quien juzgue nuestra palabra)”. Asimismo, los asistentes han desplegado otra pancarta con el lema "No es abuso es agresión, nosotras te creemos" en una plaza cuyo espacio ha quedado reducido por el escenario colocado para un concierto.

La protesta en Pamplona. (EFE)
La protesta en Pamplona. (EFE)

La concentración ha contado con la presencia de representantes institucionales del Gobierno de Navarra y del Ayuntamiento de Pamplona, que ejercen la acusación popular en el caso, y de partidos políticos, que han querido manifestar su repulsa por la decisión judicial. La concejala de Igualdad del Ayuntamiento de Pamplona, Laura Berro, ha considerado “indignante” la puesta en libertad provisional de La Manada y ha denunciado que la Justicia “defiende a agresores en lugar de a agredidas”. “Es indignante, es violencia. Eso sí, no nos quedaremos calladas ni paralizadas”, ha aseverado a través de su perfil de Twitter. Por su parte, el Movimiento Feminista ha censurado que la decisión adoptada es "una burla a todas las mujeres", ya que "ningunea nuestra fuerza y nos insulta como movimiento, refleja que la seguridad de las mujeres no es una prioridad para el sistema judicial y que la desproporcionalidad de la justicia se ceba especialmente con nosotras".

"Esta justicia es una mierda": indignación en Pamplona por la libertad de La Manada

La protesta de la plaza del Ayuntamiento ha derivado con posterioridad en una manifestación hacia la Audiencia de Navarra, donde miles de personas se han congregado para mostrar su indignación contra esta medida. Los asistentes han entrelazado sus manos, llegando a rodear el Palacio de Justicia entre gritos de protesta. La fotografía de este jueves en las calles de Pamplona es similar a la que se registró en la capital navarra hace dos meses, cuando una multitud se echó a la calle para protestar por la decisión de la Audiencia de Navarra de absolver a los cinco jóvenes sevillanos del delito de agresión sexual.

El alcalde de Pamplona, Joseba Asirón, tras conocerse que La Manada puede salir de prisión. (EFE)
El alcalde de Pamplona, Joseba Asirón, tras conocerse que La Manada puede salir de prisión. (EFE)

En los instantes previos a la concentración, el alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, ha evidenciado su “desacuerdo más absoluto” por la decisión de la Sección Segunda de la Audiencia de Navarra. “Desde el primer momento, como parte personada y de acuerdo con nuestros servicios jurídicos, hemos dicho que esto era una agresión, un ataque sexual de la más alta intensidad, de una gravedad extrema y, por lo tanto, no podemos sino manifestar nuestro desacuerdo”, ha evidenciado. El consistorio, que ejerce la acción popular, puede recurrir la decisión de la puesta en libertad, si bien -como ha protestado Asiron- aún no ha recibido el auto, que se notificará a las partes este viernes. En todo caso, ha avanzado que “estaremos siempre con la víctimas, es nuestro compromiso y llegaremos hasta donde haga falta llegar”. Asimismo, ha trasladado su "apoyo" a la víctima de La Manada, quien se encontraba "nerviosa" ante la posibilidad de que se decretara la puesta en libertad provisional de sus agresores, según afirmó su abogado este lunes tras la vista celebrada en la Audiencia Nacional para determinar si se prorrogaba la prisión provisional de los condenados.

Navarra recurrirá la decisión

A la espera de saber la decisión que adopte el ayuntamiento, quien ya ha confirmado que recurrirá la decisión de la puesta en libertad provisional de los integrantes de La Manada es el Gobierno de Navarra. Su portavoz, María Solana, ha confirmado que el Ejecutivo foral está trabajando ya en este recurso a pesar de que aún no ha recibido el auto de la Audiencia de Navarra. "Nuestros servicios jurídicos ya se opusieron a la petición de libertad dada la gravedad que tiene el delito", ha recordado Solana, quien ha denunciado que la decisión judicial "reincide en el empeño de divorciar la justicia de la sociedad".

A nivel político, los cuatro partidos que sustentan el Ejecutivo de Uxue Barkos -Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda Ezkerra- y el PSN han mostrado su rechazo a la excarcelación de La Manada a la espera de que el TSJN aborde los recursos contra la sentencia de la Audiencia de Navarra. Geroa Bai, la marca del PNV en Navarra, ha denunciado esta medida "incomprensible y vergonzosa" que "no podemos entender de ninguna manera". En similares términos se ha expresado la parlamentaria de EH Bildu Bakartxo Ruiz, que ha calificado de "increíble, indignante y humillante" la puesta en libertad bajo fianza de los condenados. Podemos ha censurado que "el sesgo machista de la justicia golpea de nuevo a las mujeres" mientras que desde Izquierda Ezquerra han mostrado su "hartazgo" con "autos que niegan o minimizan la violencia machista". Por su parte, la secretaria general del PSN, María Chivite, ha afirmado que se trata de "una mala noticia que no es entendida ni compartida por la sociedad".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios