Guerra bajo los farolillos: el taxi y Cabify empiezan la Feria de Sevilla a cara de perro
  1. España
  2. Andalucía
macrocausa judicial

Guerra bajo los farolillos: el taxi y Cabify empiezan la Feria de Sevilla a cara de perro

Tras la quema de nueve vehículos el año pasado y con una jueza investigando una presunta "trama criminal" de taxistas en Sevilla, el alcalde llama a la calma y pide paz, pero no la hay

placeholder Foto: Concentración de taxistas en Sevilla en 2017. (EFE)
Concentración de taxistas en Sevilla en 2017. (EFE)

La Feria de Abril de Sevilla arranca con los taxistas y los responsables de los Vehículos de Transporte Concertado (VTC) a cara de perro. No se sabe el efecto que tendrán las llamadas a la calma y la tranquilidad del alcalde de Sevilla, Juan Espadas, y su concejal de Movilidad, Juan Carlos Cabrera. El año pasado se produjo un grave sabotaje que llevó a la quema de nueve vehículos de Cabify que estaban aparcados en un hotel rural del pueblo sevillano de Castilblanco de los Arroyos y preparados para los servicios de una semana clave en la ciudad. Actualmente un juzgado sevillano mantiene abierta una extensa investigación que suma varias causas contra la presunta mafia sevillana del taxi.

El pasado viernes, el día antes de que el sábado se encendieran los farolillos en el Real en la tradicional cena del 'pescaíto', los taxistas volvieron a movilizarse en una protesta con un seguimiento masivo convocada por todas las asociaciones del gremio sevillano, la Unión Sevillana del taxi, Solidaridad Hispalense del Taxi y Élite Taxi Sevilla, unidas en su lucha contra la feroz competencia del transporte concertado pese a las diferencias graves entre ellas. La protesta se celebró también el pasado Viernes de Dolores, a las puertas de la Semana Santa.

Según informó el Ayuntamiento de Sevilla, responsables del dispositivo de seguridad para la Feria de Abril se reunieron los días previos por separado con representantes tanto del sector del taxi como de la patronal de los VTC, representados por Unauto, la asociación con mayor representación del sector de alquiler de vehículos con conductor en España.

Foto: Taxistas andaluces. (EFE)

Los taxistas leyeron tras su protesta del pasado viernes un comunicado conjunto en el que se quejaron de "la falta de control y la pasividad" del Ayuntamiento de Sevilla respecto a los coches con conductor y la ausencia de controles efectivos para combatir "el intrusismo". El concejal del ramo les advirtió de que "no era el momento idóneo". El consistorio no oculta que estas protestas suenan a pulso en un momento muy delicado para el transporte en la ciudad.

Sin parada para Cabify

Pese a las peticiones de Cabify y otras compañías del sector para que los coches con conductor pudieran tener una parada en la Portada de la Feria, el principal punto de acceso, el Ayuntamiento decidió no modificar el sistema del año anterior. Los coches con conductor tendrán que dejar a sus clientes en la contraportada, en la parte trasera del recinto, y además estarán sujetos a estrictas normas que impiden el estacionamiento, la doble fila o que los coches permanezcan en el lugar a la espera de clientes. El Plan Especial de Movilidad es muy taxativo y avisa de que solo podrán parar para dejar o recoger pasajeros en ese punto trasero y sin posibilidad de estacionamiento.

placeholder Nueve vehículos de Cabify quemados en Sevilla. (EFE)
Nueve vehículos de Cabify quemados en Sevilla. (EFE)

El Ayuntamiento de Sevilla confirma que toda la flota del taxi en Sevilla, unos 2.000 vehículos, están autorizados para trabajar esta semana. Los taxis sí cuentan con vías reservadas para llegar al recinto ferial y paradas para sus vehículos. El Ayuntamiento ha prometido además para relajar los ánimos que habrá un exhaustivo plan de inspecciones y sanciones para evitar el intrusismo y el fraude.

Una "trama criminal"

El Juzgado de Instrucción número 8 de Sevilla decidió agrupar todas las denuncias contra la presunta mafia del taxi en Sevilla en una macrocausa que investiga una "trama criminal" después de la quema de nueve vehículos el pasado 2 de mayo, en lo que se consideró desde el principio la 'vendetta' de un sector de los taxistas que habían emprendido una dura campaña de acoso contra la compañía Cabify. Los nueve vehículos quemados estaban destinados a reforzar el dispositivo de la pasada Feria. El suceso terminó en los juzgados tras denuncias previas de pedradas, huevazos, vehículos rociados con pintura y persecuciones de los taxistas a los conductores de Cabify.

Foto: Rosauro Varo (segundo por la izquierda), con directivos de Adacem y CaixaBank en Sevilla. (Adacem)

En el punto de mira está la cúpula de la asociación Solidaridad del Taxi que durante años ha ejercido el monopolio de los servicios del aeropuerto con enfrentamientos no solo en los últimos tiempos con los VTC sino en años previos con otras asociaciones del gremio de taxistas, a los que les impedían trabajar. A pesar de que en 2002 el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) falló a favor de que se estableciera un turno rotatorio en el aeropuerto el ayuntamiento nunca ha tomado medidas.

Los principales directivos de Solidaridad del Taxi ya han prestado declaración ante la instructora, Reyes Flores, en tres ocasiones en una causa donde han acudido como testigos los responsables del área de Movilidad del Ayuntamiento de la última década, incluido el actual concejal Cabrera como anterior responsable del Instituto Municipal del Taxi. La última vez que los taxistas acudieron ante el juez fue para dar cuenta de la falta de transparencia en las cuentas de esta asociación. En la investigación se han incluido conversaciones en los que un directivo de Solidaridad del Taxi presumía de tener información importante de gente influyente de la ciudad. Además, en uno de los registros se encontraron boletines de denuncias por cobros abusivos que no se habían tramitado por el Instituto Municipal del Taxi.

En el último capítulo de esta particular guerra que se libra en Sevilla e investiga a más de 32 taxistas ha entrado también Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (Aena). La sociedad mercantil del Ministerio de Fomento pidió el desahucio tras denunciar el mal uso de un local que tenía cedido a los taxistas en la terminal aérea sevillana y que estos supuestamente habrían convertido en un bar donde hacen negocio más allá de la parada de taxis. Este mismo mes se produjeron unos destrozos en los aseos del aeropuerto que se relacionan con esta guerra y ante los que la juez instructora ofreció a la dirección de la terminal emprender acciones legales.

2.367 multas a VTC y 1.735 a taxistas en 2017

La Delegación de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores del Ayuntamiento efectuó el año pasado 4.234 actuaciones de control al transporte de personas en la ciudad, de las que 2.367 fueron a VTC (los Vehículos de Transporte Concertado), 132 por la práctica del intrusismo en el sector del taxi y 1.735 fueron a taxis

El dispositivo especial en el Aeropuerto de San Pablo acaparó un 93% de estas actuaciones. En 2017, los agentes de Policía Local realizaron un total de 702 denuncias: 245 en VTC, 71 por intrusismo y 386 en materia de taxis. Entre la casuística más frecuente están las denuncias de viajeros por cobro abusivo algunos trayectos, infracciones por incumplimientos de requisitos técnicos o platos en las inspecciones; denuncias a vehículos particulares o taxis de otras localidades por intrusismo en el sector del taxis; denuncias a los vehículos con licencia VTC por ejercer la actividad en lugares no autorizados, etcétera.

Cabify Transporte Coches Feria de Abril Sevilla
El redactor recomienda