Susana Díaz sigue en campaña pero su entorno alerta ahora de “grandes riesgos”
  1. España
  2. Andalucía
crisis del PSOE

Susana Díaz sigue en campaña pero su entorno alerta ahora de “grandes riesgos”

La dirigente no ha despejado aún con claridad si va a dar la batalla aunque se dé por hecho. El salto de Pedro Sánchez vuelve a disparar las dudas y los mensajes ambiguos

placeholder Foto: Ilustración: Raúl Arias.
Ilustración: Raúl Arias.

La margarita de Susana Díaz no acaba de deshojarse. La dirigente andaluza ya está en campaña oficiosa como candidata no declarada. Camina a paso firme para hacerse con el control de Ferraz con un esquema claro, visitas calculadas y el apoyo de todos los cuadros orgánicos. Por eso es muy llamativo que desde su entorno se dediquen a estas alturas de la batalla a destacar los riesgos y las dudas de dar el salto. El mensaje oficial era solo uno: “Es una decisión personal”. Ahora añaden otro: “Cuidado, que ella no es que sea la que más arriesga, es que es la única que arriesga y podemos perder todos”. Son palabras de una voz cualificada en la dirección socialista en Andalucía.

El número dos de Susana Díaz a Pedro Sánchez: “Ya está bien de falacias”

“Cuando lo tenga decidido, lo hará público dentro del calendario oficial. Nada ha cambiado. En su momento valorará elementos a favor y en contra y anunciará su decisión”, explicaba alguien de su equipo más directo. Nunca será antes del 28 de febrero, día de Andalucía, insisten otros. Pese a ese mensaje oficial, gente muy próxima a Susana Díaz destacó este lunes, 48 horas después de que Pedro Sánchez anunciase que se tomará la revancha, los “grandes riesgos” que asume la baronesa andaluza si decide ir a unas primarias. Llama la atención que se ponga aquí el foco ahora. Durante meses, nadie ha verbalizado con rotundidad que Díaz vaya a optar, ella misma se ha cuidado mucho de mantenerse en la posibilidad. Sin embargo, todos los pasos y los mensajes internos apuntaban a que ella es el liderazgo que necesita el PSOE y demostraban que había un guion pormenorizado. Lo que emitían es que todo estaba bajo control. Se daba por hecho.

Su carrera y la Junta, en juego

Crecen las dudas y la preocupación. Insisten en el círculo de Susana Díaz en que ni Pedro Sánchez ni Patxi López se juegan nada, mientras que ella lo arriesga todo, su carrera personal y más allá de eso, en clave institucional, la joya de la corona para el PSOE: la presidencia de la Junta de Andalucía. Por eso advierten de que hay que “medir y calcular muy bien” los apoyos. Calcular los riesgos. Lo que no se sabe es si en el clima actual eso es posible. “Antes era distinto. Dabas un zapatazo y los militantes tenían fe ciega en sus secretarios generales. No sabemos si eso va a funcionar ahora así en las primarias”, admite un dirigente del PSOE andaluz.

Hay voces cualificadas del PSOE andaluz que creen que todo es fruto del vértigo normal por las primarias en forma de “plebiscito” que ha planteado Sánchez y que la obligan a pelear en una dura batalla que puede romper al partido. Quienes la animan ponen el foco en que Díaz sigue adelante con su agenda. De hecho, como avanzó El Confidencial, el sábado 11 de febrero prepara un gran acto con alcaldes y presidentes de Diputación en Madrid. Una exhibición más de poderío institucional que muchos creen que lanza un mensaje definitivo y sin vuelta atrás de que optará a la secretaría general. No todos sus colaboradores señalan en esa misma dirección. Hay mensajes confusos. No se sabe si intencionadamente.

Pedro Sánchez no actúa con la lógica tradicional de los dirigentes socialistas. Pensaron que habían acabado con él y resucita para morir matando

Que Pedro Sánchez diera el paso era una posibilidad que estaba ahí y que fue cobrando cuerpo en los últimos días. Antes de que Patxi López anunciara su candidatura, esa posibilidad era mucho más remota. Cuando los dirigentes del PSOE desembarcaron en Ferraz para pedir el pasado otoño que Sánchez dimitiera de una vez y poner fin a lo que consideraban una deriva muy peligrosa del partido, se dejó escrito otro desenlace. Contaban con que el ex secretario general se iría y desaparecería del primer plano.

La propia Susana Díaz dio por hecho con alivio que la guerra había terminado. Tocaba contar bajas y recomponer. La famosa costura. Entendieron que el trabajo de la gestora permitiría que las aguas volvieran a su cauce. Curar heridas. De ahí que el congreso federal se programara en junio y las primarias en mayo. Todo estaba pensado para ganar tiempo y que el efecto Sánchez se desvaneciera. Incluso, los más veteranos, abogaron por buscarle un exilio dorado que lo disuadiera.

Tercera vía o choque de trenes

Pero esa lógica no ha funcionado. Igual que tampoco sirvieron en su momento las 17 dimisiones de la ejecutiva federal para desalojarlo. Pedro Sánchez ni actúa ni reacciona según los esquemas clásicos del PSOE. Cosechó dos derrotas electorales sin precedentes y en ningún momento se planteó dimitir. Todo eso es lo que recuerdan ahora desde dentro. “La operación de acoso y derribo no ha servido”, relata gráficamente un socialista que apuesta abiertamente por una tercera vía para evitar el choque de trenes. “Atacar a Pedro Sánchez es lo peor que podemos hacer. Con eso solo conseguimos cargarlo de razones”, señaló alguien desde la ejecutiva del PSOE andaluz tras las palabras del número dos de Susana Díaz, Juan Cornejo.

El PSOE andaluz, contra Sánchez por presentarse como "el candidato de la militancia"

El plan es no entrar en el cuerpo a cuerpo. La realidad es que es muy difícil no responder a los ataques o no desmontar “las mentiras” que, a juicio de los susanistas, lanza Sánchez para construir su candidatura. A saber: él es el candidato de la militancia, ella del aparato; él es la izquierda, ella la derecha; él pelea por un partido autónomo del PP, ella capitaneó la abstención a Rajoy. El esquema discursivo de Sánchez no es nuevo ni tiene mucha profundidad. Es muy simple, pero cala. “Si ella finalmente aspira a las primarias, su discurso y su proyecto serán mucho más sólidos. Desmontarán este relato”, insisten en su equipo.

La baronesa andaluza desvelará su decisión dentro del 'calendario oficial', una vez que esté convocado el congreso federal, insisten

El plan original de Susana Díaz, agotar los plazos y no desvelar su candidatura hasta que se convoque oficialmente el congreso, sigue adelante pese a todo. “Si va a dar el paso, va a tener que darlo ya. No se puede estar en la duda continua, en el sí pero no, queriendo estar al margen del ruido pero haciendo campaña claramente. Eso también puede hacerle daño”, indica otro dirigente del PSOE andaluz.

Sin pacto con López

La baronesa andaluza tratará de mantener la cabeza fría y seguir adelante. Muchos, pese a los riesgos, admiten que será muy difícil explicar que, de nuevo, como le ocurrió en 2014, se queda en tierra. Si no salta, su carrera puede terminar en Andalucía y eso es algo que ella no quiere. “Los liderazgos de transición ya han acabado”, apuntan desde San Vicente, sede del PSOE andaluz. Un tercer candidato alternativo con el apoyo de Susana Díaz para acabar con Pedro Sánchez supondría repetir la operación que encumbró al exlíder socialista para acabar con el candidato de Alfredo Pérez Rubalcaba, Eduardo Madina. Aquello acabó fatal. Desde el entorno de Susana Díaz, descartan además con rotundidad un pacto con Patxi López. Eso sí, añaden: “Por ahora”. Y para más desconcierto, los socialistas más relevantes que analizaban la situación insistían en que “un cuarto candidato es posible”. Un mar de dudas.

Calendario 39° Congreso Federal del PSOE Partido Popular (PP) Barones del PSOE Gestora PSOE Primarias PSOE Comité federal del PSOE Congresos PSOE Noticias de Andalucía Pedro Sánchez Crisis PSOE Junta de Andalucía Patxi López PSOE Susana Díaz
El redactor recomienda