la falta de interlocutores fiables impidió llegar más allá

El PSOE buscó una 'salida digna' a Pedro Sánchez en la UE para evitar su candidatura

La candidatura de Patxi López dinamita el calendario que tenía previsto Susana Díaz y divide al sector crítico. La presidenta andaluza esperará a ver qué decisión toma Pedro Sánchez

Foto: El ex secretario general del PSOE Pedro Sánchez, durante una visita realizada a Xirivella (Valencia), el pasado 26 de noviembre. (EFE)
El ex secretario general del PSOE Pedro Sánchez, durante una visita realizada a Xirivella (Valencia), el pasado 26 de noviembre. (EFE)

La candidatura de Patxi López ha roto los planes de los dirigentes socialistas que abogaban por un congreso de unidad con Susana Díaz como única candidata. Pese a que la presidenta andaluza insiste en que el PSOE es un partido democrático y lo normal es que haya varios candidatos, no es eso por lo que han estado trabajo sus fieles en el partido. La candidatura de Patxi López admiten que ha sido una sorpresa. No tanto por la persona sino por los tiempos. Ha dinamitado el calendario previsto.

Los socialistas andaluces intuían desde el mismo día 1 de octubre, el sábado negro del comité federal que condujo a la dimisión de Pedro Sánchez, que el exlendakari estaba dispuesto a jugar un papel relevante en los próximos meses. Pasado el tiempo, comenzaron a ver con claridad que López, que siempre ha sido un hombre de partido, podía ser el candidato de los críticos dejando a un lado a Pedro Sánchez.

Mientras tanto, las maniobras de las últimas semanas han ido encaminadas a disuadir al ex secretario general de que volviera a dar la batalla. En el PSOE temían un congreso convertido en una nueva guerra civil con Susana Díaz a un lado del ring y Pedro Sánchez al otro. Han sido muchos los veteranos que han trasladado que lo más conveniente era "buscar una salida digna" para Sánchez y convencerlo de dar un paso al lado. El destino era algún puesto relevante en la Unión Europea, aunque la dispersión de Sánchez y la falta de interlocutores fiables impidieron llegar más allá.

Fuentes socialistas señalan que Ramón Jáuregui o Abel Caballero se cuentan entre otros tantos que han defendido activamente que la mejor opción era retirar a Pedro Sánchez del terreno de juego. El propio alcalde de Vigo aseguró hace unos días que el exlíder no se presentará a las primarias —cosa que ahora está por ver— y que el partido debe buscarle "un espacio político" para que lo pueda "ocupar con la dignidad que corresponde" a quien fue candidato en dos elecciones. Fuentes próximas a Caballero añaden que desconocen si la dirección provisional llegó a hacer gestiones a favor de Sánchez, pero que su convicción se mantiene en pie. Y en el entorno de Jáuregui se apunta que "lo que se haga en esa dirección no se cuenta".

Estos dirigentes socialistas y otros tantos defensores de Susana Díaz como la mejor opción posible, caso de Alfredo Pérez Rubalcaba, creían que negociar con Patxi López y pactar una integración iba a ser una tarea mucho menos complicada. El diputado vasco no tiene el perfil radical que atribuyen a Sánchez, ha sido un hombre de partido de toda la vida, ha estado en los órganos de poder y entiende el PSOE con las mismas coordenadas que aquellos a los que supuestamente está dispuesto a enfrentarse por el control del partido.

Ahora el escenario ha cambiado y en los cuatro meses que quedan por delante hasta las primarias socialistas pueden pasar muchas cosas. A pesar de que López asegura que llegará hasta el final y no está en la competición para terminar con "un apaño" con Susana Díaz, son muchos los que creen que finalmente negociará, porque sin el apoyo del PSOE andaluz será muy difícil ganar el congreso federal. La división en el sector crítico, con Pedro Sánchez sin despejar qué va a hacer y asegurando que López no es su candidato, genera aún más desconcierto y tensiona las costuras socialistas. Nadie, ni quienes más conocen al exdirigente socialista, se atreven a pronosticar qué pasará al final. Susana Díaz esperará a que los críticos se aclaren y mirará desde la barrera la dura pugna abierta al otro lado.

La dirigente socialista tratará de agotar los plazos antes de presentar su candidatura a las primarias del PSOE. Así lo siguen confirmando desde su entorno más cercano, a pesar de que hay otros dirigentes territoriales que admiten sin tapujos que tras el paso adelante de Patxi López no puede seguir esperando y que su ambigüedad puede llevarle a perder apoyos internos.

Pese a esas voces que tratan de espolear a la presidenta de Andalucía para que desvele ya abiertamente sus planes, en el PSOE andaluz insisten en que es una "decisión muy personal" y que será solo ella la que decida sobre el manejo de los tiempos, sin interferencias de otros candidatos. La realidad es que, aunque oficialmente Susana Díaz no diga que aspirará a liderar el PSOE, sus hechos dejan en evidencia que su carrera también ha empezado. Este próximo fin de semana estará en Castilla y León, una federación 'enemiga' cuyo líder territorial, Luis Tudanca, apoyó hasta su caída al anterior secretario general, Pedro Sánchez. Su agenda de fin de semana estará dedicada a actos de partido.

Fotografía de archivo de Susana Díaz y Patxi López. (EFE)
Fotografía de archivo de Susana Díaz y Patxi López. (EFE)

El secretario de Organización del PSOE, Juan Cornejo, trató este lunes en rueda de prensa de restar importancia a la gira que emprenderá Susana Díaz para comenzar a conquistar el partido en los territorios más hostiles. "Lo que es una obviedad es que la presidenta es un referente, es presidenta de la comunidad más importante de España, la secretaria general de una de las federaciones más importantes del PSOE. Hay que darle normalidad a todo esto, aunque comprendo que metidos en esta situación de precongreso asocien", explicó. Aseguró que se produjo una solicitud por parte de unos compañeros y que Susana Díaz es "reclamada" en todos los territorios de España.

El siguiente fin de semana, 28 y 29 de enero, Susana Díaz tendrá agenda en Andalucía: asistirá al 130º aniversario de la primera agrupación rural del PSOE en España, la de Alcalá de los Gazules (Cádiz), un lugar emblemático para el socialismo andaluz. El clan de Alcalá ha sido vital en el PSOE andaluz, con representantes como el ya fallecido Alfonso Perales o quien fuera el hombre del partido con Manuel Chaves durante décadas, Luis Pizarro. Según ha podido saber El Confidencial, al acto, que cerrará el sábado Susana Díaz, acudirán también Alfredo Pérez Rubalcaba y Elena Valenciano.

Los socialistas andaluces insisten en su mensaje de que esperan que en esta contienda interna que va a arrancar el PSOE "no se utilice una mirada despectiva al sur" ni se trate de dividir al partido en el eje norte-sur.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
24 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios