crisis en la casa socialista

El patio del PSOE de Susana Díaz se revuelve contra la abstención para dar paso a Rajoy

Las más potentes agrupaciones de Sevilla, Dos Hermanas y Alcalá de Guadaíra, se saltan el orden del día para votar a favor de que se celebre un congreso federal ya y exigir el no al PP

Foto:  La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, el pasado 14 de septiembre en Sevilla. (EFE)
La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, el pasado 14 de septiembre en Sevilla. (EFE)

“Ojito porque Dos Hermanas no es Jun”. La frase es de un dirigente socialista en Andalucía y se pronunció un día después de que el PSOE de Dos Hermanas, una de las agrupaciones más potentes y poderosas del partido en Sevilla y en España, dejara constancia de que exigen que se consulte a la militancia para decidir sobre la gobernabilidad en España. No es ninguna sorpresa porque el alcalde de esa localidad, Francisco Toscano, ha sido uno de los principales apoyos de Pedro Sánchez en la comunidad autónoma y el más critico socialista andaluz con Susana Díaz.

La sorpresa es que ese mismo día a pocos kilómetros, otra de las agrupaciones más potentes en el PSOE sevillano, la de Alcalá de Guadaíra, se saltaba también el orden del día previsto para dejar constancia en una votación de su rechazo a una abstención frente al PP. Esa asamblea ha sido impugnada por dos miliantes por alterar el orden del día. Sin embargo, algo se mueve entre la militancia andaluza, que hasta ahora no había dado muestras importantes de descontento con lo que está ocurriendo en las filas socialistas. El PSOE-A  aprobó días atrás por unanimidad y en plena batalla interna una resolución en contra del congreso extraordinario propuesto por el ex secretario general. Esa misma mañana el cabecilla de Gürtel declaraba sobre la financiación ilegal del PP, envenenando aún más el debate socialista.

Francisco Toscano. (EFE)
Francisco Toscano. (EFE)

El PSOE de Sevilla es el más importante de la federación andaluza, con 10.000 militantes es la agrupación socialista más numerosa de España y la cuna política de Susana Díaz. Al frente de la secretaria general de los socialistas sevillanos está Verónica Pérez, del círculo íntimo de la presidenta de la Junta, que saltó a la primera línea en plena crisis del PSOE cuando se plantó en la puerta de Ferraz para reivindicar que como presidenta del comité federal era en esos momentos “la única autoridad” del partido. Dentro de Sevilla, dos de las localidades más importantes son precisamente Dos Hermanas (130.369 habitantes) y Alcalá de Guadaíra (74.404), que son además dos de las ciudades andaluzas más importantes gobernadas por el PSOE. De ahí que todo sea especialmente llamativo.

Mensaje a Javier Fernández

En Dos Hermanas los socialistas exigen que se celebre una consulta “no vinculante” a la militancia, aclaran en la resolución aprobada por aclamación, pero que condicionaría la última palabra del comité federal. Los socialistas capitaneados por Quico Toscano, alcalde de la localidad de Dos Hermanas desde 1983 con nueve mayorías absolutas en su currículum político, exigen además por escrito que “antes de que finalice este año 2016” se celebre un congreso federal que resuelva “la situación de interinidad que vive el partido”, “con primarias para elegir al secretario general”. El texto aprobado acuerda además dirigirse a la gestora que preside Javier Fernández. Es lo mismo que el líder asturiano ha escuchado de otros líderes del PSOE como la responsable de Baleares, Francina Armengol, que el pasado 12 de octubre durante la recepción oficial dejó clara su postura en contra de una abstención al PP. Fernández salió del acto descompuesto tras confesar su desconcierto porque tenía la sensación de que se le entiende “más fuera que dentro” del partido.

Los líderes del PSOE-A defienden que el partido es hoy "un 'spa'" frente al "'after hour'" de Pedro Sánchez, pero los militantes emiten señales de descontento

En este contexto llamó mucho la atención que los líderes del socialismo andaluz defiendan que el PSOE es ahora mismo “un 'spa'” en comparación con el “'after'” lleno de “ruido” y "locura" en el que creen que se había convertido con Pedro Sánchez. Pero no están tan tranquilas las aguas. La foto que se arrojó en la localidad sevillana de Alcalá de Guadaíra fue muy sintomática. Hay que recordar que hasta el pasado mayo el alcalde de este municipio fue Antonio Gutiérrez Limones, actualmente uno de los diputados socialistas en el Congreso que con más claridad ha defendido en las reuniones de grupo que la abstención al PP es la única salida. El dirigente socialista abandonó la alcaldía tras 21 años para dedicarse al Congreso y después de que la Fiscalía pidiera al Supremo su imputación por un presunto desvío de fondos públicos. Este movimiento judicial no se ha producido y en las filas socialistas están convencidos de que no habrá nada.

El mal rato de la alcaldesa

Según la versión de varios asistentes, los socialistas se reunieron en Alcalá también el pasado jueves 13 de octubre en una convocatoria de la agrupación que ahora dirige Rafael Chacón, alto cargo en la Junta de Andalucía. El aforo fue de unas 120 personas y la mayoría, tras muchas peticiones de palabra, impuso que se introdujera en el orden del día una votación con tres puntos, a favor de celebrar cuanto antes un congreso federal, en contra de la abstención para dar paso a Rajoy y a favor de que el secretario general sea elegido por primarias. Estos tres puntos salieron aprobados sin ningún voto en contra y con dos abstenciones. En el momento de la votación había unas 90 personas y la alcaldesa de la localidad, Ana Isabel Jiménez, también muy próxima a Susana Díaz y Verónica Pérez, decidió ausentarse.

La versión oficial del aparato sevillano es que las asambleas locales se están reuniendo sin votar nada y restan importancia a lo ocurrido

Desde el PSOE de Sevilla la versión oficial resta importancia y señala que las agrupaciones se están reuniendo sin votar nada y que en el orden del día no había ninguna votación fijada. “En las asambleas extraordinarias no se puede incorporar ningún punto al orden del día ya fijado”, insisten desde la dirección de los socialistas sevillanos. “No hubo votación como tal, el presidente de la asamblea lo planteó cuando ya llevaban varias horas y la mayoría de la gente se había marchado ya. Se formó un revuelo porque la mayoría de la gente no quería que se votara”, insisten desde el entorno de Verónica Pérez. Los asistentes discrepan de esta versión y aseguran que sí se voto por casi unanimidad.

Mucho más que Jun

En conversación con este periódico, dirigentes socialistas de Dos Hermanas y Alcalá aseguran que este desafío supera ya la crisis entre Pedro Sánchez y Susana Díaz y está directamente relacionado con el malestar de una parte de la militancia porque la gestora del PSOE haya asumido la abstención para dar paso al PP. En Andalucía, el alcalde de Jun (Granada), José Antonio Rodríguez Salas, ha reunido ya un 70% de las firmas necesarias de los militantes para tumbar la gestora y forzar un congreso extraordinario de forma inmediata.

Desde la ejecutiva del PSOE andaluz restan fuerza a este dirigente que ya trató de medirse en 2013 a Susana Díaz en las primarias exprés convocadas para darle paso al frente de la Junta y el PSOE-A y donde finalmente no tuvo rivales. Quienes defienden a la presidenta andaluza recuerdan que Jun, con apenas 3.000 habitantes, es un agrupación muy pequeña, minúscula dentro del partido, e ironizan sobre la fuerza real del alcalde más tuitero de España, que insiste en alcanzará las 94.000 firmas necesarias para anular la gestora. Pero ni Dos Hermanas ni Alcalá de Guadaíra, dos de los bastiones históricos del PSOE en España y entre los supervivientes tras las últimas municipales, son Jun en tamaño y poderío orgánico, aunque pidan exactamente lo mismo.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios