María José García Pelayo y Antonio Gutiérrez Limones

Los candidatos que los asesores de Rajoy y Sánchez no quieren que salgan en las fotos

García Pelayo y Gutiérrez Limones van en las listas del 20-D, son senadores ‘blindados’ en la diputación permanente y sobre los dos hay investigaciones abiertas por prevaricación

Foto: Fotografía de archivo del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, junto a María José García Pelayo (2d). (EFE)
Fotografía de archivo del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, junto a María José García Pelayo (2d). (EFE)

Llama la atención que desde las direcciones andaluzas del Partido Popular y del Partido Socialista defiendan lo mismo con las mismas palabras: “No hay nada, de verdad que no hay nada de nada”. Lo cierto es que la número dos del PP al Congreso por Cádiz, María José García Pelayo, y el número tres del PSOE por Sevilla, Antonio Gutiérrez Limones, afrontan una campaña de perfil bajo y sin compartir, de momento, mítines con los grandes líderes pese a muchos trienios en sus partidos y trayectorias con cargos importantes. Ambos, aunque en distintas circunstancias, están en el punto de mira.

Posiblemente los asesores de campaña de Mariano Rajoy y Pedro Sánchez harán lo imposible para que no haya imágenes de relumbrón con estos candidatos a pesar de que los dos han sido amparados sin fisuras por las cúpulas regionales para ir en las listas de las generales. De hecho, la exalcaldesa de Jerez colgó en su cuenta electoral de Twitter una instantánea con Rajoy minutos antes del acto con el presidente en Algeciras (Cádiz). Ninguna otra cuenta oficial del PP la difundió.

 

Cada partido encuentra en el caso del contrario coartada para justificarse. Si preguntas al PP por García Pelayo, sale a relucir Gutiérrez Limones. Que te diriges al PSOE, aseguran que ‘manchan’ el nombre del todavía alcalde de Alcalá de Guadaíra para tapar “las vergüenzas” de la exalcaldesa de Jerez. Ambos políticos están blindados en la diputación permanente del Senado, lo que les permitirá prorrogar su aforamiento sin sobresaltos hasta tomar su acta de diputados, si les corresponde.

García Pelayo está siendo investigada por el Tribunal Supremo por una pieza separada del caso Gürtel que atañe al Ayuntamiento de Jerez. El PP insiste en no hablar de imputación pero sí que utilizó ese término cuando los expresidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán estaban en una situación idéntica por el caso ERE. De hecho, salieron feroces a pedir sus dimisiones. La doble vara de medir es clarísima..

El socialista Antonio Gutiérrez Limones. (EFE)
El socialista Antonio Gutiérrez Limones. (EFE)

El socialista Gutiérrez Limones ha visto cómo de nuevo le salpica un caso de presunta malversación y prevaricación centrado en una ya extinta empresa pública municipal, Alcalá Comunicación (ACM). El todavía alcalde no está siendo de momento investigado por el Supremo. De hecho, las diligencias llegaron al Alto Tribunal en abril de 2014 y la Fiscalía devolvió el caso al juzgado alcalareño con la petición de que se siguiera investigando. Ahora la Guardia Civil ha culminado su trabajo y apunta, sin lugar a dudas, en su informe que el alcalde es “directo responsable” del desvío de fondos públicos en esa empresa, que con 14 trabajadores, ahora recolocados en otras empresas públicas, acumuló una deuda de 500.000 euros.

Pepa, bajo el manto protector de Arenas

A la exalcaldesa de Jerez, Pepa para los amigos, el PP nunca la ha arrinconado por su presunta implicación en la trama Gürtel. En plena investigación, volvió a ser candidata a la localidad jerezana en las municipales de mayo. Ganó pero no obtuvo mayoría suficiente y un pacto a cuatro encabezado por el PSOE con la marca blanca de Podemos e IU le arrebató el bastón de mando.

El cierre de filas con la también senadora del PP se ha mantenido hasta ahora sin titubeos. Tiene buenos ‘padrinos’. A la popular siempre se la ha situado bajo el manto protector del todopoderoso Javier Arenas. El presidente del PP de Cádiz y delegado del Gobierno, Antonio Sanz, es su íntimo amigo. Había pocas dudas de que iría en las listas al Congreso. Eso, a pesar de que a finales de noviembre el cerco se estrechaba sobre la senadora. Un contrato de 355.391 euros en la feria de turismo Fitur en 2004 a las empresas de Francisco Correa ha centrado la investigación. La adjudicación llegó de la mano del difunto Isidro Cuberos, fallecido tras su imputación en la trama Gürtel y exjefe de prensa de Arenas. No hubo contratación formal, los pliegos se elaboraron a posteriori y están llenos de “groseras” irregularidades, según se concluye al cierre de la causa.

El vicesecretario de Política Autonómica y Local del PP, Javier Arenas. (EFE)
El vicesecretario de Política Autonómica y Local del PP, Javier Arenas. (EFE)

El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata cerró esta pieza separada de la Gürtel con nueve imputados. El Supremo, por su parte, estrecha el cerco sobre García Pelayo como máxima responsable. El PP ni siquiera ha titubeado sobre su inclusión en las listas pese a la evidencia de los hechos. Ella declaraba al inicio de la campaña enfrentarla con “ilusión” y “ganas” y sin querer leer ni conocer lo que dicen sobre ella sus adversarios políticos.

El PP se aferra en este caso a su código ético y apela a la presunción de inocencia, justo lo que no hace para ninguno de sus adversarios políticos. Además, insisten en que García Pelayo no se ha apropiado de un solo euro del erario público y que dejó todo en manos de los funcionarios e interventores. La letra es idéntica a la del PSOE, por ejemplo, cuando se refiere a los altos cargos imputados en los ERE.

Uno de los grandes ‘zapateristas’ andaluces

El caso del socialista Gutiérrez Limones, uno de los primeros y grandes ‘zapateristas’ andaluces e íntimo amigo de José Blanco, no está aún en una fase tan avanzada. No está imputado ni investigado. Está por ver si el instructor decide volver a pedir una investigación al Supremo después de que fuera rechazada por falta de pruebas. El alcalde de Alcalá se defiende anteponiendo su “honradez” en 20 años en la alcaldía de uno de los principales municipios andaluces y dejando claro que “nunca” presidió un consejo de administración de la empresa pública que está bajo sospecha.

La indignación recorre al PSOE cuando se equipara este caso con la pieza andaluza de Gürtel. “Es una campaña de descrédito orquestada por el PP”, alegan. La investigación sobre ACM, dedicada a la comunicación del consistorio, se inició hace ya más de dos años, en junio de 2013, tras una denuncia de la oposición que se acompañaron de comprometidas conversaciones grabadas sin consentimiento y donde el contable de la entidad daba cuentas de numerosas irregularidades. Supuestamente a las complicadas cuentas de ACM se cargaron gastos privados de las más diversa naturaleza de su equipo directivo y supuestamente también del alcalde.

Mitin del PSOE en Alcalá de Guadaíra. (EFE)
Mitin del PSOE en Alcalá de Guadaíra. (EFE)

La Guardia Civil investigó viajes familiares de Gutiérrez Limones a Eurodisney o el Parque Warner de Madrid pagados con fondos públicos. También la compra de una mesa de ping pong para su hijo. Gastos que no sobrepasarían los 3.000 euros y de los que el alcalde asegura que tiene facturas que demuestran que pagó de su bolsillo todos estos extras. De hecho, en la última parte de la investigación los gastos privados del alcalde pasaron a un segundo plano y el informe final de la Guardia Civil apunta a su supuesta responsabilidad como regidor y responsable último de la empresa y por no haber permitido la auditoría pública o la fiscalización del interventor. Este ha enviado una carta en la que se desvincula de las declaraciones que le atribuye la Guardia Civil y niega que alertara en reiteradas ocasiones de las irregularidades o que se le negaran medios para auditar las cuentas de la empresa municipal.

Gutiérrez Limones sí que recibió el apoyo directo de Pedro Sánchez en las últimas municipales. El secretario general protagonizó un mitin en Alcalá junto a Susana Díaz para tratar de salvar una de las grandes ciudades andaluzas en manos socialistas. El caso ACM y la crisis interna en las filas del PSOE de Alcalá ya habían dejado al regidor sin mayoría absoluta durante el anterior mandato. Varios ediles se dieron de baja de su equipo de gobierno. Contra pronóstico, Gutiérrez Limones salvó los muebles y se situó como la lista más votada. Eso sí, lejos de las mayorías absolutas de otros tiempos. Hasta última hora se dio por hecho un pacto de las cuatro fuerzas de la oposición para hacerse con la alcaldía.

Los líderes provinciales de PSOE y PP cerraron un acuerdo. Abortarían las alianzas en Alcalá, que se quedaría en manos socialistas, y en Carmona, que sería para los populares. El apoyo de Ciudadanos llevó a Gutiérrez Limones de nuevo a la alcaldía, de ahí que la formación de Albert Rivera guarde silencio sobre su inclusión en las listas. Su ‘ascenso’ al Congreso es un premio a una larga carrera política y una operación diseñada para tratar de salvar la alcaldía de Alcalá de Guadaíra, que quedará en manos de una de las mujeres del círculo de confianza de Susana Díaz, Ana Isabel Jiménez.

[Para más información y consultar otros datos, puede descargar gratuitamente la aplicación de El Confidencial, Elecciones 20-D, tanto para dispositivos Android como para teléfonos y 'tablets' de Apple]

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios