MANIFESTACIÓN PARA RECLAMAR LA APERTURA DE LA MINA

El alcalde de Aznalcóllar sobre Grupo México: “Nos explotarán, pero nos dan de comer”

Fernández teme que la ganadora del concurso de la mina tire la toalla. “No sé si va a invertir dinero o se van, pero si seguimos así no vendrán inversiones extranjeras en la vida"

Aznalcóllar se “muere de hambre”. Lo dice su alcalde, Juan José Fernández, el último minero de Boliden, sindicalista de Comisiones Obreras. Fernández va a por todas. El lunes por la noche organizó una manifestación, a la que acudieron 6.000 personas, según sus cálculos, que acabó en las puertas del Ayuntamiento de Aznalcóllar, en cuyo balcón figuraba una pancarta que decía: “Por la minería en la comarca de Aznalcóllar”. Y esto sólo es el principio. El lunes el PSOE anunció que la Junta fulminaba a la directora general de Minas, María José Asensio, por la adjudicación de la mina. Ayer se consumó la destitución, aunque si Asensio es desimputada podría volver a su puesto, como aseguró el vicepresidente Manuel Jiménez Barrios.

El primer edil de este municipio sevillano de 6.300 habitantes exige que la mina abra ya. Con Minorbis/Grupo México o con Emeritas Forbes Manhattan. Están tan desesperados (“Aquí hay cientos de familias que no tienen ningún ingreso”) que saben que empresas como Grupo México, implicada en el mayor vertido de la historia de aquel país, “vendrán a explotarnos, pero al menos nos dan de comer”. Esta es la situación de Aznalcóllar, la leyenda del pueblo sin mina.

¿Por qué la Junta tiene paralizada la mina? No entendemos no sólo lo que hizo, sino cómo mantiene esa decisión tan mala para nuestro pueblo. La juez está investigando lo que ocurrió con la adjudicación, nos parece muy bien, pero ella no ha parado la apertura de la mina. No vamos a esperar cuatro años. Pedimos que la Junta nos dé ya la llave de la Junta y empezar a trabajar”, explica, en tono encendido de indignación, el alcalde de Aznalcóllar.

Fernández teme que la ganadora del concurso de la mina se harte, tire la toalla. “No sé si va a invertir dinero o se van, si lleva razón Emeritas o los mexicanos, pero si seguimos así no van a venir inversiones extranjeras en la vida. Temo que el Grupo México se vaya”. E insiste: “Es tan grave que van a ahuyentarlos, pero ellos son los que nos dan de comer. Este es un asunto de Estado, de máxima emergencia mundial, y no exagero”.

Juan José Fernández asegura que en Aznalcóllar existen 600 familias sin recursos económicos muy limitados y 300 familias “por debajo el umbral de la pobreza”. Cada día recibe en su despacho de la Alcaldía a trabajadores que rondan los 42 años y que apenas llevan cinco años dados de alta. “Mi pueblo es rico y no voy a consentir que sigamos así”. Por eso, promete encierro en la mina, marchas a Sevilla… “No sólo está en juego el futuro de Aznalcóllar, sino el de toda la minería, que está en el aire”.

Fotografía de archivo de la mina de Aznalcóllar.
Fotografía de archivo de la mina de Aznalcóllar.

En la web de la Junta de Andalucía no resaltan la paralización del concurso. “El pasado mes de julio, la Junta de Andalucía anunció la convocatoria de un concurso internacional para la explotación de la mina de Aznalcóllar atendiendo a los parámetros de máxima seguridad y de sostenibilidad económica, social y medioambiental. La convocatoria de este concurso se produce en un contexto de aumento de la demanda de metales, impulsado por el resurgimiento de la minería metálica y el incremento de los precios del metal, que conlleva un interés de las empresas que permite generar una actividad económica sólida y fuerte”.

Vertidos directos, según la Policía

El complejo minero de Anzalcóllar, de casi 950 hectáreas de superficie, cuenta con unas reservas y recursos probables de alrededor de 80 millones de toneladas de sulfuros polimetálicos (cobre, plomo y zinc, además de oro y plata). La mina de Aznalcóllar la abrió el Banco Central en 1979. La sociedad se llamaba Andaluza de Piritas, S.A. En agosto de 1987 se vendió a la sueca Boliden. En momentos punta llegó a emplear a 1.300 trabajadores. Cuando cerró eran 400. La gran mayoría se jubilaron o prejubilaron. Aún quedan 28 empleados, entre ellos el alcalde, que reclaman volver al tajo.

Pero la mina continúa con una gran incertidumbre. Un informe de la UDEF (Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal) certifica “vertidos directos” al río Agrio de agua “altamente contaminada” procedente de la antigua mina de Boliden, que sufrió en abril de 1998 uno de los mayores desastres ecológicos de la historia de España. En el estudio, basado en una inspección ocular y un reportaje fotográfico realizado el 9 de julio que incluyó siete muestras de agua y dos de tierra, también participaron la Policía Científica, el Seprona, el Instituto Nacional de Toxicología y dos operarios designados por la Junta de Andalucía.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios