Es noticia
Menú
Montero: "Es posible que el PSOE sume con el PP para un recorte de derechos en la ley trans"
  1. España
Choque por la ley trans

Montero: "Es posible que el PSOE sume con el PP para un recorte de derechos en la ley trans"

El Partido Socialista mantiene sus enmiendas a la norma del Gobierno, pero no da por cerrada la negociación. Montero evidencia la dimensión de las discrepancias de Podemos con Yolanda Díaz: "Aún hay tiempo para un acuerdo"

Foto: Irene Montero, en un acto del partido este fin de semana. (EFE /Borja Sánchez Trillo)
Irene Montero, en un acto del partido este fin de semana. (EFE /Borja Sánchez Trillo)

El choque de trenes a cuenta de la ley trans se acerca. La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha afirmado este lunes que el PSOE "no quiere un acuerdo" con Unidas Podemos, en referencia a que los socialistas mantendrán las enmiendas a la norma que hace semanas hicieron estallar a su socio de Gobierno, en especial la que obligaría a contar con aval judicial a los menores de 16 años para cambiar de nombre y de sexo en los documentos oficiales.

Las enmiendas llegarán por tanto 'vivas' -activas- a la ponencia que previsiblemente se convocará esta semana, según Montero, que alerta de que el PSOE y el PP "pueden intentar imponer un recorte de derechos" en esta norma. En una entrevista en La Hora de la 1, de TVE, la titular de Igualdad se ha declarado "preocupada", y ha acusado a los socialistas de llevar la ley a una tramitación "muy difícil". Hoy por hoy, la opción de que el PSOE se apoye en el PP para sacar adelante la ley trans frente al rechazo de Unidas Podemos y de sus aliados parlamentarios parece muy poco probable, y todo apunta a que, de no haber acuerdo entre los socios, la norma acabaría en vía muerta.

Para desencallar esta situación, desde Igualdad afirma que trasladaron al PSOE "hace tres semanas" una "propuesta de acuerdo" a la que no han recibido respuesta hasta este lunes, con su negativa. Entre otras materias, reclamaban la retirada de la enmienda que afecta a los menores, a cambio de aceptar otros cambios propuestos por el PSOE. Horas después de la intervención de la dirigente de Podemos, los coportavoces del partido Alejandra Jacinto y Pablo Fernández han secundado estas ideas, mostrando "preocupación" porque el PSOE pueda pactar con el PP, y reclamando una ley trans "que no acepte ningún tipo de recorte".

Foto: Irene Montero, en el debate de presupuestos. (EFE/Chema Moya)

Montero, erosionada por la crisis de la ley del sólo sí es sí, se ha servido estos días de los ataques de Vox como un balón de oxígeno, al ver cohesionada a la coalición y los aliados parlamentarios en torno a su figura política. Con la vista puesta en las primeras decisiones del Tribunal Supremo, este martes, a cuenta de la aplicación de la polémica ley del sólo sí es sí, la ministra de Igualdad pone el foco en otra norma, en el PSOE y en el riesgo de que decida aliarse con el PP.

Fuentes del PSOE reconocen que mantienen sus enmiendas a la norma, pero deslizan que eso no borra de un plumazo el escenario de un acuerdo, ya que aún faltan semanas hasta que el Congreso se pronuncie en pleno sobre esta ley. Las enmiendas se pueden modificar, retirar o transaccionar casi hasta el último minuto, y la ley no será sometida a votación, al menos, hasta la semana del 12 al 16 de diciembre.

Foto: La ministra de Igualdad, Irene Montero, interviene en el pleno del Congreso durante el debate de la ley trans. (EFE/Chema Moya)

"El PSOE no da por cerrado ningún proceso de negociación respecto a esta ley", afirman fuentes del grupo parlamentario, recordando que la norma sigue en tramitación: "Mantenemos nuestras enmiendas, dentro de lo que todavía es el trabajo parlamentario de cualquier texto legislativo", precisan. El argumento clave del PSOE para defender sus enmiendas es la necesidad de garantizar "la seguridad jurídica de la ley", así como su "blindaje" respecto a los recursos ante el Tribunal Constitucional "del PP y la ultraderecha", que dan por hechos. Este argumento es también uno de los más empleados para explicar sus posiciones sobre la bloqueada ley de vivienda, y en Unidas Podemos suelen interpretarlo como una mera excusa.

El socio minoritario respondió con virulencia a la decisión del PSOE de enmendar unilateralmente una norma surgida del Consejo de Ministros -una situación similar, pero a la inversa, a la que se dio con las enmiendas de Unidas Podemos a la ley de vivienda-. Si bien, hasta ahora se daba por hecho que los socialistas se abrirían a renunciar a algunos de estos cambios, hoy el choque parece inevitable.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto a las ministras de Igualdad, Irene Montero (i), y de Derechos Sociales, Ione Belarra. (EFE/Emilio Naranjo)

Superados los presupuestos, PSOE y Unidas Podemos tienen que acelerar las negociaciones de todas las normas en tramitación que planeen aprobar antes de que acabe el año. Después de esta semana, tienen sólo tres semanas de plenos en 2022 para dar luz verde a leyes que quieren alejar lo máximo posible de las elecciones municipales y autonómicas de mayo, como la supresión del delito de sedición. La ley trans debía estar entre esas normas, pero esta decisión del PSOE aleja ese horizonte.

Montero evidencia las distancias con Yolanda Díaz: "Aún hay tiempo" para un acuerdo

Por otro lado, Montero ha hecho visible la enorme distancia que separa a Podemos de Yolanda Díaz, contra la que han cargado en varias ocasiones en las últimas semanas -sobre todo, por su ausencia de respaldo a Montero con el sí es sí hasta varios días después de estallar la polémica-. "Aún es posible conseguir una cuerdo de coalición con Sumar", afirmaba la ministra de Igualdad, para dejar la pelota en el tejado de Díaz: "Es una pregunta que tiene que responder Yolanda, que ahora mismo está organizando su partido".

Montero, que insistía en la fórmula de la coalición -un acuerdo entre fuerzas políticas de tú a tú, sin que Podemos entre en el paraguas de Sumar y se diluya en el mismo-, también deslizaba que Díaz está "organizando su partido". Entre los motivos que llevaron a Podemos a mostrar su enfado con la vicepresidenta segunda ya hace semanas está su eterna sospecha de que Díaz, que oficialmente no es candidata, está aprovechando su "proceso de escucha" para ganar tiempo e ir construyendo una estructura de partido que los deje al margen. Todas las palabras escogidas por la ministra de Igualdad encerraban cargas de profundidad.

El choque de trenes a cuenta de la ley trans se acerca. La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha afirmado este lunes que el PSOE "no quiere un acuerdo" con Unidas Podemos, en referencia a que los socialistas mantendrán las enmiendas a la norma que hace semanas hicieron estallar a su socio de Gobierno, en especial la que obligaría a contar con aval judicial a los menores de 16 años para cambiar de nombre y de sexo en los documentos oficiales.

Irene Montero PSOE
El redactor recomienda