Es noticia
Menú
La "combinación mágica" del éxito de Felipe González en el 82, según sus protagonistas
  1. España
'POR EL CAMBIO', DE IGNACIO VARELA

La "combinación mágica" del éxito de Felipe González en el 82, según sus protagonistas

El autor desgrana junto al periodista José Antonio Zarzalejos y el socialista Javier Fernández la figura de González y la refundación del PSOE desde su invisibilidad pública a ser el primer partido del país

Foto: El expresidente Felipe González (2d), en primera fila durante la presentación del libro de Ignacio Varela. (Isabel Blanco)
El expresidente Felipe González (2d), en primera fila durante la presentación del libro de Ignacio Varela. (Isabel Blanco)

El arrollador éxito de Felipe González en las "plebiscitarias" elecciones de 1982 fue una "combinación mágica de un proyecto reconocible por toda la sociedad, que subjetivamente es lo que esa mayoría social desea y lo que objetivamente el país necesita". Así condensaba Ignacio Varela este martes, mirando de frente a Felipe González, el resultado final de un proyecto que comenzó a labrarse una década antes hasta "convertir en un Ferrari" el "carromato que se había heredado" con unas siglas y apenas un puñado de militantes.

[Acceda aquí a la prepublicación en El Confidencial]

Durante la presentación del libro 'Por el cambio. 1972-1982: cómo Felipe González refundó el PSOE y lo llevó al poder' (Ed. Deusto), donde el autor estuvo acompañado desde el público no solo por el protagonista omnipresente en las más de 500 páginas de su obra, sino por quienes lo rodearon, como los exministros Carlos Solchaga o José Luis Corcuera, se repasaron algunas de las claves de aquel éxito y la irrepetible figura del expresidente, por su liderazgo, carisma y, sobre todo, "capacidad para hacerse cargo del estado de ánimo de la sociedad".

placeholder Ignacio Varela, en la presentación de su libro. (Isabel Blanco)
Ignacio Varela, en la presentación de su libro. (Isabel Blanco)

"Felipe González desmontó el miedo de una parte de la sociedad española" y al frente del PSOE "supo huir de las dos Españas", reconoció el periodista José Antonio Zarzalejos como "el gran mérito del expresidente del Gobierno". Esto es, que "quien representaba un partido perdedor de la guerra hizo un proyecto para España". Cuando se cumplen 40 años de la llegada de González al Gobierno, Varela echa la vista atrás y revive cómo se fraguó aquel acontecimiento. Entre los pasajes clave, el congreso de Suresnes, que condensaría toda aquella "refundación" del PSOE iniciada en 1972. Una "renovación", según discrepaba el socialista Javier Fernández Fernández, quien junto a Zarzalejos conversó con Varela en un coloquio moderado por Santiago Satrústegui, presidente de Abante.

Refundación o renovación, en lo que coincidieron ambos fue en el acierto de que en Surenes se pusiese fin a la "esquizofrenia" del PSOE entre discurso y praxis. Un paso necesario para que, además de ser la primera fuerza del país, el PSOE se convirtiese "en el primer partido del país", concluye Varela. Según el expresidente del Principado de Asturias, "hasta que el secretario general decide que no se puede continuar con ese comportamiento esquizoide, que había un abismo entre teoría y praxis que generaba un caos en lo ideológico, se hacía imposible tener una estrategia política consolidada, creíble y seria".

Foto: Felipe González, fotografiado en el Congreso el 13 de junio de 1977, el primero celebrado desde la reinstauración de la democracia. (Christine Spengler/Sygma/Corbis)

En Suresnes, según continúa Javier Fernández, lo más simbólico fue la renuncia al marxismo, pero el cambio en la organización se manifestó en muchos otros aspectos. Según enumera, se equilibraron las decisiones que imponía la realidad frente a la pulsión y las prisas de los militantes, y se repensó un PSOE para gobernar.

placeholder Presentación del libro 'Por el cambio', escrito por Ignacio Varela. (Isabel Blanco)
Presentación del libro 'Por el cambio', escrito por Ignacio Varela. (Isabel Blanco)

De esta visión estratégica, Zarzalejos ha destacado como esencial una de las definiciones que Varela hace de Felipe González: "Laico en lo ideológico, ultracompacto en lo estratégico y ultraflexible en lo táctico". Una definición difícil de mejorar, entiende, tanto en lo semántico como en la significación de las frases. En esta línea, para Javier Fernández, había un liderazgo que no solo propuso un cambio, sino que "señaló un rumbo que estaba implícito en el ambiente social".

El propio autor vivió aquella época desde la sala de máquinas. Analista, consultor político y columnista de El Confidencial, Varela establece un relato a caballo entre la historia, el ensayo y la autobiografía para dar cuenta de la década que llevó a un partido “que se había vuelto invisible para la sociedad española” a la victoria de 1982 con el resultado irrepetible de 202 diputados. Varela ingresó en el PSOE en 1974, después de un breve paso por el PCE dos años antes, coincidiendo con su llegada a la universidad porque, según confesó a la persona que le dio entrada: “Que sepas que entro aquí porque no existe un partido socialista que sirva para algo”. En 1978 se incorporó al equipo electoral del PSOE y tras la victoria de Felipe González en 1982, trabajó 11 años en la Moncloa como subdirector del gabinete de la Presidencia del Gobierno.

placeholder José Antonio Zarzalejos, en la presentación del libro de Ignacio Varela. (Isabel Blanco)
José Antonio Zarzalejos, en la presentación del libro de Ignacio Varela. (Isabel Blanco)

Su relato, como explica el periodista José Antonio Zarzalejos en su prólogo, logra así “meter al PSOE en el quirófano y analizarlo a corazón abierto”, arrojando luz sobre una década brumosa. Y lo hace, según añade Zarzalejos, “con la distancia del tiempo y, también, desembridado de cualquier dependencia”. Como remacha el autor, un libro sin moraleja o, en cualquier caso, “de moraleja libre” para el lector. Todo ello sin ser un libro autocomplaciente ni mucho menos de “autohomenaje generacional”.

El arrollador éxito de Felipe González en las "plebiscitarias" elecciones de 1982 fue una "combinación mágica de un proyecto reconocible por toda la sociedad, que subjetivamente es lo que esa mayoría social desea y lo que objetivamente el país necesita". Así condensaba Ignacio Varela este martes, mirando de frente a Felipe González, el resultado final de un proyecto que comenzó a labrarse una década antes hasta "convertir en un Ferrari" el "carromato que se había heredado" con unas siglas y apenas un puñado de militantes.

PSOE
El redactor recomienda