Es noticia
Menú
El PP busca retratar a Pedro Sánchez con la deflactación del IRPF tras apoyarla en el País Vasco
  1. España
PUGNA FISCAL

El PP busca retratar a Pedro Sánchez con la deflactación del IRPF tras apoyarla en el País Vasco

Gamarra acusa al presidente de generar "españoles de primera y de segunda" al aprobar el Ejecutivo de Urkullu la reducción del impuesto junto al PSE. La misma medida ha sido anunciada por Moreno y Ayuso para combatir la inflación

Foto: Cuca Gamarra, en un acto en una bodega en Jerez de la Frontera. (EFE/Tarek)
Cuca Gamarra, en un acto en una bodega en Jerez de la Frontera. (EFE/Tarek)

El PP intentará que el PSOE se retrate a nivel nacional con la deflactación del IRPF. Los populares llevarán al Congreso una iniciativa sobre la propuesta de reducir la retención del citado impuesto para las rentas medias y bajas. Y lo harán después de que el Gobierno vasco, conformado por el PNV y el PSOE, haya decidido deflactar este tributo en un 5,5%, cuatro puntos adicionales a la rebaja que aplicaron ya a principios de año.

"Pedro Sánchez genera españoles de primera y de segunda", se quejó la secretaria general del PP, Cuca Gamarra, este jueves en un acto celebrado en Jerez de la Frontera. El Ejecutivo vasco, según anunció el lendakari Iñigo Urkullu el pasado 28 de julio, ha puesto en marcha un paquete de medidas fiscales de la mano de las tres haciendas forales de las provincias vascas que tendrá un coste de 250 millones de euros.

Foto: La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. (EFE/Fernando Alvarado)

La deflactación del IRPF es la principal propuesta de los populares para combatir los efectos de la subida de la inflación. De hecho, Isabel Díaz Ayuso tiene previsto hacerlo en la Comunidad de Madrid a partir de 2023 en todos los tramos, mientras que el andaluz Juanma Moreno hará lo propio, pero solo en los tres primeros, para beneficiar a las rentas bajas y medias. El presidente de la Junta, además, suspenderá un impuesto sobre el consumo de agua para reducir la factura.

Según Gamarra, Sánchez está centrado en "seguir recaudando" y cifró en 16.500 millones de euros el aumento de los ingresos fiscales en lo que va de año. "Esto no ha salido de las grandes fortunas, sino de las clases medias y las rentas bajas, que no saben cómo llegar a fin de mes por la inflación", detalló la número dos de Alberto Núñez Feijóo. Según la riojana, desde que el presidente del Gobierno llegó al Palacio de la Moncloa, ha puesto en marcha "24 subidas de impuestos".

Foto: El presidente de Murcia, Fernando López Miras, en Madrid. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)

Y esto contrasta, insiste Gamarra, con el mantenimiento del gasto público de un Ejecutivo con 22 ministerios y "800 asesores". "No se pueden exigir nuevos sacrificios a empresas, familias y comunidades mientras el Gobierno sigue derrochando como si no pasara nada", espetó la dirigente popular, que defiende que su partido es el que está haciendo las propuestas mientras la agenda de Sánchez "está cada vez más alejada de los ciudadanos".

A vueltas con la financiación

Mientras el PP vuelve a la carga con la bajada fiscal, el Gobierno ya admite públicamente que el modelo de financiación autonómica —íntimamente ligado a la política fiscal— no se retocará hasta la próxima legislatura. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, admitió este jueves que no habrá negociación antes de 2023, una vez que finalice el ciclo electoral que comenzó en las andaluzas del pasado 19 de junio.

En una entrevista con EFE, la política sevillana desveló que después del verano remitirá de nuevo la propuesta para calcular el criterio de población ajustada. Esta variable debe servir para calcular qué cantidades les corresponden a las comunidades para poder sufragar los servicios que prestan. Hace ya varios meses que el departamento de Montero envió un primer documento a las comunidades, que fue enmendado por las regiones y que ahora volverá para ser debatido.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (i), y el presidente de Andalucía, Juan Manuel Moreno. (EFE/Mariscal)

No obstante, el Gobierno no se mueve de su posición. Montero defiende que la negociación debe ser entre los partidos y, por ese motivo, reclama al PP que ponga de acuerdo a sus barones para llegar con una postura única. Lo cierto es que el PSOE tampoco tiene a todos sus líderes territoriales de acuerdo. La prueba es que hay un frente compartido por el andaluz Juanma Moreno, el valenciano Ximo Puig y el castellano-manchego Emiliano García-Page.

Estos tres presidentes, uno del PP y dos del PSOE, abogan por crear un fondo de compensación para sus territorios, que están peor financiados que el resto, mientras se alcanza un nuevo modelo. Montero, a este respecto, ha instado a los populares a poner de acuerdo a sus dirigentes antes de abrir la conversación. Por su parte, el vicesecretario de Asuntos Económicos del PP, Juan Bravo, ha mostrado desconfianza ante el anuncio de la ministra de Hacienda.

El PP intentará que el PSOE se retrate a nivel nacional con la deflactación del IRPF. Los populares llevarán al Congreso una iniciativa sobre la propuesta de reducir la retención del citado impuesto para las rentas medias y bajas. Y lo harán después de que el Gobierno vasco, conformado por el PNV y el PSOE, haya decidido deflactar este tributo en un 5,5%, cuatro puntos adicionales a la rebaja que aplicaron ya a principios de año.

Partido Popular (PP) María Jesús Montero IRPF
El redactor recomienda