Es noticia
Menú
Robles alertó a Sánchez de que alguien espiaba al Gobierno tras una revisión de su móvil
  1. España
Giro del caso Pegasus

Robles alertó a Sánchez de que alguien espiaba al Gobierno tras una revisión de su móvil

Moncloa descarta dimisiones "por el momento". Baraja la hipótesis de que Marruecos esté detrás del hackeo pero no abrirá una nueva crisis y asegura que ERC "queda en evidencia"

Foto: La ministra de Defensa, Margarita Robles. (EFE/Valda Kalnina)
La ministra de Defensa, Margarita Robles. (EFE/Valda Kalnina)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Moncloa ha dado un giro de 180 grados al conocido como caso Pegasus. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha pasado de verdugo a víctima tras dar a conocer que su teléfono oficial y el de la ministra de Defensa, Margarita Robles, fueron espiados en mayo y junio de 2021 con el programa israelí. Las alarmas saltaron cuando en un control de la terminal de Robles, que se llevó a cabo hace 15 días, se detectó el 'hackeo', según han manifestado fuentes gubernamentales a El Confidencial. Normalmente, se hacen comprobaciones aleatorias de forma rutinaria, pero en este caso la titular de Defensa había solicitado una revisión para buscar si había sido vigilada con Pegasus. Entregó su móvil al Centro Criptológico Nacional (CCN), órgano que se encarga de velar por la seguridad de estas comunicaciones y que depende del CNI. Tras un examen de más de 24 horas se verificó la intromisión y se alertó al presidente, que hizo lo propio. El siguiente paso ha sido judicializar el caso mediante una denuncia de la Abogacía del Estado ante la Audiencia Nacional para que se abra una investigación sobre los hechos.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la ministra de Defensa, Margarita Robles. (Reuters/Javier Barbancho)

Desde el Ejecutivo, asumen que será muy complicado dar con los responsables del espionaje. “Es casi imposible saberlo. Son muchos los que tienen posibilidades de hacerlo”, alertan fuentes del Ministerio de Defensa, acabando así con el mito de que esta herramienta se vende solo a gobiernos y agencias oficiales. El ministro de Presidencia, Félix Bolaños, en su comparecencia de este lunes habló de “intervenciones ilícitas y externas” refiriéndose, según matizó, a que son ajenas a los organismos estatales, por lo que carecen de autorización judicial. Ante la ausencia de una versión oficial, se han disparado las especulaciones sobre la identidad de los piratas informáticos.

En estos momentos, todas las miradas están puestas en Marruecos, dado que las fechas de las escuchas coinciden con la crisis por la acogida en nuestro país del líder del frente Polisario, Brahim Gali, para tratarse por coronavirus en un hospital de La Rioja. El conflicto diplomático derivó en la avalancha de inmigrantes ilegales que el reino alauí envió a Ceuta y no se cerró hasta el anuncio de Sánchez del cambio de postura sobre el Sáhara y su posterior visita a Mohamed VI. Fuentes gubernamentales dan verosimilitud a esta hipótesis, pero no tendrá recorrido público porque supondría un nuevo enfrentamiento con el país vecino que Moncloa no se puede permitir.

placeholder El presidente Sánchez, en su reciente visita a Mohamed VI.
El presidente Sánchez, en su reciente visita a Mohamed VI.

Otro de los acontecimientos que estaban sobre la mesa entre junio y mayo de 2021 eran los indultos a los líderes del 'procés', lo que nos llevaría al origen: el supuesto espionaje a 60 líderes independentistas en 2019. Desde los ministerios implicados, dejan claro que “no existe ninguna relación y que los casos son totalmente diferentes”. La explicación es que se reconoce que existen pinchazos a dirigentes políticos y sociales del soberanismo que se habrían llevado a cabo con autorización judicial por el CNI dentro de las pesquisas sobre quién estaba detrás de Tsunami Democràtic, por ejemplo. Asimismo, recuerdan que también hay investigaciones judiciales en curso por las que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad podrían haber realizado escuchas. “Todo se hizo dentro de la más escrupulosa legalidad”, recalcan las mismas fuentes.

En el caso de los teléfonos de Sánchez y Robles, todo está por conocerse, pero el trabajo que se ha realizado desde el Centro Criptológico Nacional sirve para que desde Defensa se cuestione una vez más la “victimización” de los soberanistas en relación con este asunto. ¿Envió Pere Aragonès su teléfono a un laboratorio de Toronto?, se pregunta un alto cargo de Defensa para dejar en evidencia que el presidente de la Generalitat ha hecho causa de “el Estado nos espía” sin pruebas y con un informe de Citizen Lab. Los socialistas esperan que ERC vuelva al redil pese al tono beligerante que mantuvo ayer al hablar Oriol Junqueras de “cortina de humo” para desviar la atención por parte de Moncloa.

Junqueras cree que es ''escasa'' la credibilidad del Gobierno cuando dice haber sido espiado

El análisis sigue haciéndose en clave interna en los despachos de Presidencia. Ponen el foco en un dato: la debilidad de Aragonès después de que el impulsor del acuerdo 'in extremis' con Junts, Jordi Sànchez, haya anunciado que deja la política. Consideran que el líder de ERC necesita radicalizar su discurso contra el Gobierno en su lucha con los de Puigdemont e incluso no descartan que se esté planteando un nuevo adelanto electoral en Cataluña. Sánchez quiere tender puentes a sus socios en el Congreso, pero también ha demostrado a los republicanos que tanto en la reforma laboral como en la votación del decreto anticrisis hay otras alternativas.

Foto: El Gobierno saca adelante el decreto anticrisis. (EFE/Emilio Naranjo)

El otro frente está en Podemos. Poco tardó este lunes Pablo Iglesias en salir a denunciar fallos de seguridad y exigir ceses. La ministra Ione Belarra volvió a seguir a su mentor y lejos de mostrar solidaridad con los espiados, como hizo el líder de la oposición, Alberto Núñez Feijóo (no sin cierta sorna gallega), apuntó nuevamente a Robles y a la directora del CNI. En la parte caoba del Consejo de Ministros no dedican ya ni un minuto a los morados, pero es cierto que ahora sus socios insisten en la dimisión de la responsable del centro de inteligencia, Paz Esteban. “En este momento”, el Gobierno descarta que se vayan a entregar cabezas e insiste en que no ha habido errores que no hayan ocurrido en otros países. Tiran de hemeroteca con la intervención de comunicaciones que se han hecho públicas como la de Boris Johnson o Angela Merkel. Tampoco descartan espionaje económico por parte de empresas con intereses militares.

placeholder La directora del Centro Nacional de Inteligencia, Paz Esteban.
La directora del Centro Nacional de Inteligencia, Paz Esteban.

El matiz temporal en el caso de la salida de la directora del CNI es relevante, ya que fuentes del Ejecutivo acotan que no puede ser cesada y menos antes de su comparecencia en la comisión de secretos oficiales, que se estaba preparando para esta misma semana con el fin de aportar datos que desmonten la coartada de los soberanistas sobre que el presunto espionaje se hizo por motivos ideológicos. Queda además por determinar si otros ministros o mandatarios autonómicos fueron también investigados.

Que algo ha fallado es evidente, dado que cuando un alto cargo toma posesión, el Departamento Nacional de Seguridad (DSN) le entrega un móvil con programas antivirus instalados que deberían impedir ataques informáticos para garantizar el secreto de las comunicaciones. Solo del aparato del presidente, los piratas sustrajeron 2,6 gigas en un primer ataque y 130 megabytes en un segundo. Del teléfono de Robles robaron nueve megas. Expertos en ciberseguridad explican que para detectar Pegasus se necesita un 'software' muy sofisticado y es probable que en los barridos rutinarios no se utilizaran las herramientas necesarias. “Esperemos que dentro de un año sepamos quién espió al presidente”, lanzan desde el Gobierno. Parece que va para largo.

Moncloa ha dado un giro de 180 grados al conocido como caso Pegasus. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha pasado de verdugo a víctima tras dar a conocer que su teléfono oficial y el de la ministra de Defensa, Margarita Robles, fueron espiados en mayo y junio de 2021 con el programa israelí. Las alarmas saltaron cuando en un control de la terminal de Robles, que se llevó a cabo hace 15 días, se detectó el 'hackeo', según han manifestado fuentes gubernamentales a El Confidencial. Normalmente, se hacen comprobaciones aleatorias de forma rutinaria, pero en este caso la titular de Defensa había solicitado una revisión para buscar si había sido vigilada con Pegasus. Entregó su móvil al Centro Criptológico Nacional (CCN), órgano que se encarga de velar por la seguridad de estas comunicaciones y que depende del CNI. Tras un examen de más de 24 horas se verificó la intromisión y se alertó al presidente, que hizo lo propio. El siguiente paso ha sido judicializar el caso mediante una denuncia de la Abogacía del Estado ante la Audiencia Nacional para que se abra una investigación sobre los hechos.

Moncloa Oriol Junqueras Centro Nacional de Inteligencia (CNI)
El redactor recomienda