Es noticia
Menú
Los independentistas ponen en duda el espionaje y Unidas Podemos pide dimisiones
  1. España
Reacciones

Los independentistas ponen en duda el espionaje y Unidas Podemos pide dimisiones

Irene Montero ha subrayado que se trata de un "ataque a la seguridad del Estado" y, en consecuencia, los "responsables políticos no pueden quedar impunes"

Foto: El presidente de la Generalitat, Pere Aragonés. (EFE/Quique García)
El presidente de la Generalitat, Pere Aragonés. (EFE/Quique García)

Tras conocerse que los teléfonos móviles del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la ministra de Defensa, Margarita Robles, fueron atacados con el 'software' Pegasus, han sido muchas las personalidades políticas que se han lanzado a valorar este caso. Sobre todo los líderes independentistas, que también se han visto afectados por este programa espía y han mostrado cierto escepticismo con la noticia que el ministro de Presidencia, Félix Bolaños, ha ofrecido este lunes en una rueda de prensa urgente.

Una de las primeras en manifestarse ha sido la presidenta del Parlament, Laura Borràs, que ha expresado sus sospechas sobre la posibilidad de que el Ejecutivo esté haciendo una "maniobra" para pasar "de verdugos a víctimas" de espionaje político. "Sánchez y Robles dicen ser espiados. Ahora sí que es un tema muy grave. Cuando solo afectaba al independentismo, la ministra lo justificaba. ¿Es la evidencia de que no hay que limpiar las cloacas por si las puedes usar? ¿O una maniobra para pasar de verdugos a víctimas? ¿Bye CatalanGate? No cuela", ha señalado en Twitter.

El mismo postulado es el que ha expresado el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, al criticar que "la doble vara de medir es evidente". También en Twitter, ha recalcado: "Cuando el espionaje masivo es contra las instituciones catalanas y el independentismo, silencio y excusas. Hoy, todo son prisas. Hay que asumir responsabilidades ya". La portavoz del gobierno catalán, Patrícia Plaja, ha ido un paso más allá y ha considerado que "el único responsable" del espionaje es el Gobierno central, tanto si es por "acción u omisión", y ha avisado de que es "más urgente" aún que se produzca la reunión entre los presidentes del Gobierno y de la Generalitat.

Por su parte, el presidente de ERC, Oriol Junqueras, ha exigido responsabilidades políticas por el caso de espionaje con Pegasus a líderes independentistas "lejos de posibles coartadas". "Es evidente que el Estado español ha llevado a cabo un espionaje masivo ilegal sobre todo el movimiento independentista", ha afirmado en un tuit en el que ha añadido que "por el bien de la democracia, es necesaria la máxima transparencia para esclarecer todos los hechos".

El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, se ha solidarizado con los afectados, aunque les ha reprochado "no haber hecho nada hasta el estallido del 'Catalan Gate'". En un mensaje en su cuenta de Twitter, ha denunciado que "la violación de la intimidad de Sánchez y Robles es un crimen gravísimo que amenaza la democracia. Mi solidaridad hacia ellos, como víctimas, y mi máxima exigencia hacia ellos".

El vicepresidente y conseller de Políticas Digitales y Territorio, Jordi Puigneró, ha asegurado que el anuncio de que el presidente y la ministra de Defensa han sido espiados evidencia que "se les ha escapado de las manos". "Han perdido el control absoluto", ha advertido en una entrevista en TV3, donde ha insistido en pedir explicaciones, una investigación independiente y llegar al fondo de la cuestión de lo ocurrido.

Los parlamentarios de Junts per Catalunya han presentado en el Congreso y en el Senado una batería de preguntas sobre el supuesto espionaje con Pegasus. La diputada de JxCAR Míriam Nogueras ha solicitado respuesta por escrito de algunas preguntas, como si esa denuncia "¿confirmaría que no existe un análisis y control exhaustivo y periódico de, al menos, el dispositivo móvil del presidente del Gobierno del estado español?".

"¿Confirma el Gobierno que no existe ninguna directiva de inteligencia acordada con el CNI por la que se haya propuesto investigar a los independentistas? ¿Siguen defendiendo que el CNI solo investiga con autorización judicial?", son otras de las preguntas que formula JxCAT en la Cámara Baja. Mientras, el portavoz de este partido en el Senado, Josep Lluìs Cleries, ha registrado otros grupo de preguntas sobre el mismo asunto.

Podemos pide dimisiones

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha subrayado que se trata de un "ataque a la seguridad del Estado" y, en consecuencia, los "responsables políticos no pueden quedar impunes". "Una democracia no puede tolerar el espionaje a representantes públicos, menos aún al Gobierno y a su presidente", ha proclamado en Twitter. La también dirigente de Podemos ha enfatizado que se debe "garantizar" que este espionaje "no vuelve a pasar para proteger la democracia".

En la misma línea se ha pronunciado el exvicepresidente del Gobierno y exlíder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, que ha pedido directamente la dimisión de Margarita Robles y Fernando Grande-Marlaska. "Creo que es evidente que no pueden seguir en sus cargos por una cuestión de seguridad", ha afirmado en declaraciones a RAC1. "La primera obligación de un ministro del Interior y de una ministra de Defensa es proteger al presidente del Gobierno. Si no han podido proteger el teléfono móvil del presidente, por mucho que se coloquen también como víctimas, creo que su situación es insostenible", ha añadido.

Por su parte, la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030 y secretaria general de Podemos, Ione Belarra, ha tachado de "gravísimo fallo de seguridad" el caso del espionaje. En este sentido, ha afirmado que es "la única manera de que se restablezca la confianza de la ciudadanía en la democracia española" y que es una "cuestión de calidad democrática básica".

La oposición exige explicaciones

Desde la oposición, el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, ha expresado su "apoyo inequívoco" al Gobierno para "preservar la seguridad del Estado" y de sus instituciones. A su llegada a la Real Casa de Correos de Madrid, donde se celebra la fiesta regional del Dos de Mayo, también ha exigido ante los periodistas que se "extremen" las medidas de seguridad para evitar casos de espionaje a sus principales responsables, aunque ha advertido a Sánchez de que no contará con el respaldo del PP para que los partidos políticos que están en contra de la unidad de España participen en la comisión de secretos oficiales del Estado.

También a su llegada al acto institucional del Dos de Mayo, la portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio, ha indicado que espera que se "esclarezca" la infección a los teléfonos con el 'software' Pegasus tanto de los miembros del Gobierno como de los "golpistas", a los que ha afeado "su victimismo". "Estamos muy centrados en el espionaje y poco en el victimismo de los golpistas de Cataluña que dieron el golpe de Estado y aquí les tenemos haciéndose las víctimas. Ahora están pensando en que nos vamos a olvidar de su grandísimo atentado contra la Constitución y la libertad de los españoles", ha destacado.

placeholder El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, detrás del ministro de Presidencia, Félix Bolaños, durante el acto el acto institucional Dos de Mayo. (EFE/Mariscal)
El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, detrás del ministro de Presidencia, Félix Bolaños, durante el acto el acto institucional Dos de Mayo. (EFE/Mariscal)

El portavoz del PNV en el Congreso de los Diputados, Aitor Esteban, ha emplazado a investigar "hasta dónde llega el descontrol" del espionaje. "Ahora sí que sí tiene que haber una comisión de investigación en el Congreso", ha afirmado, para reclamar también reformas legislativas que garanticen "verdaderos controles", y depurar después responsabilidades con las correspondientes comisiones, si fuera necesario. "Ya llevábamos diciendo hace mucho tiempo que nadie puede tener la seguridad de que no está siendo espiado", ha dicho.

En Ciudadanos, el portavoz adjunto en el Congreso, Edmundo Bal, ha anunciado que presentarán este martes en la Cámara Baja una batería de preguntas sobre los protocolos de seguridad de las comunicaciones de los miembros del Gobierno de España. Ha resaltado que "existe una grave negligencia, un agujero de seguridad en las comunicaciones". Asimismo, ha pedido explicaciones sobre cómo es posible que Félix Bolaños "haya dicho que tan solo han escaneado la seguridad de dos móviles y no del resto de los miembros del Ejecutivo, como del ministro del Interior", Fernando Grande-Marlaska.

El diputado de EH Bildu, Oskar Matute, ha considerado necesario que se aclare, "para que no haya ningún atisbo de duda", que "esto no pueda ser parte de las cloacas del Estado, con un funcionamiento autónomo con independencia del Ejecutivo que rija el Estado español". En la radio 'online' La Cafetera, ha remarcado que "esto revela que la gravedad que le suponíamos al escándalo Pegasus (el supuesto espionaje a independentistas catalanes) no era infundada ni era una exageración utilizada en términos de rentabilidad política, sino que realmente estamos ante un hecho muy grave".

El líder de Vox, Santiago Abascal, ha acusado a Sánchez, de "narcisismo". "Sánchez y su narcisismo infinito. Con tal de acaparar una portada hace gala de su incompetencia y de nuestra vulnerabilidad ante el resto del mundo", ha señalado en Twitter. Y añade que el presidente del Gobierno quiere ser "el niño en el bautizo, la novia en la boda y el muerto en el entierro".

Tras conocerse que los teléfonos móviles del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la ministra de Defensa, Margarita Robles, fueron atacados con el 'software' Pegasus, han sido muchas las personalidades políticas que se han lanzado a valorar este caso. Sobre todo los líderes independentistas, que también se han visto afectados por este programa espía y han mostrado cierto escepticismo con la noticia que el ministro de Presidencia, Félix Bolaños, ha ofrecido este lunes en una rueda de prensa urgente.

Alberto Núñez Feijóo Carles Puigdemont Ciberespionaje
El redactor recomienda