Es noticia
Menú
El Gobierno desbloquea la comisión del CNI sin el PP como gesto hacia ERC y Bildu
  1. España
CAMBIO EN LAS MAYORÍAS

El Gobierno desbloquea la comisión del CNI sin el PP como gesto hacia ERC y Bildu

Meritxell Batet impulsa una resolución para incluir a ERC y Bildu en el foro parlamentario pese al veto de la oposición. La comisión de secretos quedará constituida el próximo jueves en pleno extraordinario

Foto: La presidenta del Congreso, Meritxell Batet. (EFE/J. J. Guillén)
La presidenta del Congreso, Meritxell Batet. (EFE/J. J. Guillén)

El Gobierno ha desbloqueado de forma exprés la constitución de la comisión de control de los créditos destinados a gastos reservados —también llamada comisión de secretos oficiales—, para tratar de aportar luz al caso de presunto espionaje orquestado por agencias vinculadas al Estado contra más de 60 dirigentes independentistas. El Ejecutivo ha esquivado el veto de la oposición, que rechazó en bloque la posibilidad de que los "enemigos de España", en alusión a grupos como ERC o Bildu, tengan asiento en el mencionado foro parlamentario y acceso a "secretos de Estado". La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ha impulsado un cambio en la resolución que rige la composición de la comisión de secretos para rebajar la mayoría necesaria para su constitución, pasando de tres quintos a mayoría absoluta, y así evitar el rechazo de PP, Cs y Vox a avalar con sus votos la entrada de los socios independentistas del Gobierno.

Así lo ha confirmado la propia Meritxell Batet en declaraciones a los medios, tras presentar la propuesta a los grupos y constatar la existencia de "vetos" por parte de algunas fuerzas políticas. "Se trata de cumplir la exigencia de que sea el pleno el que elija a los diputados habilitados para acceder a una mayoría y que todos los grupos cuenten con un diputado en la comisión", ha manifestado la dirigente socialista. En su entorno, aseguran que ha habido un contacto previo con el PP para que saliese de su posición de bloqueo, pero sin éxito, lo que la ha empujado a reformar la mayoría necesaria para que salga adelante.

Vídeo | Batet propone rebajar la mayoría para poder constituir la Comisión de secretos oficiales

El mencionado órgano de control consta de una naturaleza especial. La norma por la que se rige, una resolución de la Presidencia del Congreso del año 2004, bajo la presidencia del socialista Manuel Marín, establece que solo puede tener asiento en la comisión un diputado propuesto por cada grupo. Los nombres, además, deben contar con la confianza de, al menos, 210 diputados, una mayoría cualificada que obliga a sumar al acuerdo al principal partido de la oposición. El bloque de PP, Ciudadanos —y su diputado díscolo, Pablo Cambronero, adscrito al Grupo Mixto—, Vox y Navarra Suma supone 153 votos en la cámara baja, y la oposición ya avanzó que no respaldaría la entrada de ERC y Bildu al órgano parlamentario que controla la actividad del CNI.

Foto: El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, y la 'consellera' de la Presidència, Laura Vilagrà. (EFE/Toni Albir)

Pero el PSOE ha pisado el acelerador para tener constituida antes de que finalice la semana una comisión que lleva sin reunirse desde hace tres años precisamente por los vetos cruzados de los grupos. Aunque oficialmente lo desvinculan de la urgencia por convencer a sus socios al acuerdo para su plan económico, lo cierto es que el modo en que se ha organizado el calendario dice otra cosa. Meritxell Batet reunirá de urgencia esta noche a la Mesa del Congreso y la Junta de Portavoces para aprobar la resolución de cambio de mayorías y convocar un pleno extraordinario el próximo jueves para su convalidación, justo el día en que la cámara baja vota el decreto económico del Gobierno, en el aire por el profundo malestar de sus socios.

Cabe recordar que el Gobierno ofreció a sus socios de investidura la constitución de la mencionada comisión de secretos para esclarecer el escándalo de Pegasus antes del debate del decreto económico de este jueves, cuya derogación supondría una derrota mayúscula para el Ejecutivo y dejaría en evidencia su debilidad parlamentaria. "El único idioma que entiende el PSOE es tumbarle la agenda legislativa", advertía el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, que mantiene en el aire la decisión de si tumbará o no su plan anticrisis.

ERC y el resto de socios independentistas, como la CUP, el BNG, Junts, o Bildu han advertido que la constitución de la llamada comisión de secretos es "insuficiente", pero el PSOE no quiere perder ni un minuto para tratar de esclarecer las escuchas al independentismo bajo la premisa de que el CNI actúa "con el más absoluto respeto a la legalidad vigente", como defendió la ministra de Defensa, Margarita Robles. Los socialistas quieren atar su decreto económico antes de que sea tarde, y fuentes del grupo parlamentario aseguran que intensificarán los contactos con el resto de fuerzas para atraerlas a un acuerdo, sin descartar un compromiso sobre una investigación interna en el Gobierno para satisfacer a sus socios independentistas.

El Gobierno ha desbloqueado de forma exprés la constitución de la comisión de control de los créditos destinados a gastos reservados —también llamada comisión de secretos oficiales—, para tratar de aportar luz al caso de presunto espionaje orquestado por agencias vinculadas al Estado contra más de 60 dirigentes independentistas. El Ejecutivo ha esquivado el veto de la oposición, que rechazó en bloque la posibilidad de que los "enemigos de España", en alusión a grupos como ERC o Bildu, tengan asiento en el mencionado foro parlamentario y acceso a "secretos de Estado". La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ha impulsado un cambio en la resolución que rige la composición de la comisión de secretos para rebajar la mayoría necesaria para su constitución, pasando de tres quintos a mayoría absoluta, y así evitar el rechazo de PP, Cs y Vox a avalar con sus votos la entrada de los socios independentistas del Gobierno.

Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Bildu Partido Popular (PP)