Es noticia
Menú
Máxima tensión en el Congreso: el PP lanza su última oferta para apoyar el decreto anticrisis
  1. España
SÁNCHEZ, CONTRA LAS CUERDAS

Máxima tensión en el Congreso: el PP lanza su última oferta para apoyar el decreto anticrisis

El equipo de Feijóo pide al Gobierno tramitar su plan como proyecto de ley e incorporar su propuesta de rebaja fiscal. Espera una respuesta de María Jesús Montero "en la tarde de hoy"

Foto: El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo (EFE/Xoán Rey)
El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo (EFE/Xoán Rey)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Sánchez sigue contra las cuerdas. A esta hora, al Gobierno no le salen las cuentas para sacar adelante su decreto económico para paliar las consecuencias de la guerra. La tranquilidad ha tornado en desesperación en apenas 48 horas. Tanto, que el PSOE ha dado marcha atrás a su portazo a Feijóo y ya mira al PP para tratar de sacar adelante su proyecto. Tal y como confirman fuentes de Génova, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, telefoneó anoche al vicesecretario económico del PP, Juan Bravo, solicitando su apoyo al plan anticrisis. Y el PP lo hará si Sánchez cumple con una serie de condiciones que ha hecho llegar a Moncloa a través de una carta.

[Acceda aquí a la misiva completa de Juan Bravo]

A cambio de facilitar la aprobación del decreto, el PP pide que se tramite el texto como proyecto de ley y se comprometa por escrito a que se debatan las enmiendas en el presente periodo de sesiones. Este último punto es relevante, ya que diversos grupos se quejan de que la oferta del Gobierno de abrir el decreto a cambios en la tramitación parlamentaria es una "trampa", ya que se puede dilatar el debate de las enmiendas de forma indefinida.

Foto: Juan Espadas y Juan Manuel Moreno, en una imagen de archivo. (EFE/Julio Muñoz)

Además, el partido de Alberto Núñez Feijóo no se baja de su hoja de ruta económica. Para votar a favor del decreto, exigen que el Gobierno incorpore cuatro "aspectos básicos": una rebaja de impuestos para las rentas medias y bajas; una reducción del IVA para la electricidad de acuerdo a las normas comunitarias; una gestión eficiente de los fondos europeos; y una reducción del gasto burocrático y político del actual Gobierno. "Quedamos a la espera de una respuesta por parte de la ministra en la tarde de hoy", zanjan en Génova.

Con ERC instalado en el 'no', en el PSOE se saben con el agua al cuello para sacar adelante uno de los decretos más importantes de la legislatura. El escándalo de Pegasus ha sacudido el tablero parlamentario y aboca a Sánchez a una reunión de máxima tensión que a muchos recuerda a la de la reforma laboral, que se salvó por la equivocación de un diputado del PP. "Pídale el teléfono al señor Casero", amenazaba, con sorna, el portavoz de ERC, Gabriel Rufián.

Los teléfonos de algunos diputados y ministros han echado humo este miércoles. Con la calculadora en la mano, el Gobierno ha iniciado una maratón de contactos con todos los grupos parlamentarios para tratar de salvar su decreto. Tal es la tensión que Sánchez ha pospuesto su viaje a Polonia y Moldavia para tratar de reconducir la situación y esquivar una derrota que implicaría un duro varapalo para el Ejecutivo de coalición.

Foto: El nuevo presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo (i), junto a Pablo Casado en el congreso de Sevilla. (EFE/Julio Muñoz)

En estos momentos, y salvo cambios de última hora, Sánchez cuenta con 168 síes: los que suma PSOE, Podemos, Más País, Compromís, PNV, PRC y el PDeCAT. El Gobierno precisa de una mayoría simple para salvar el decreto, pero si el resto de fuerzas, incluidos los independentistas, se sitúan en el 'no', el decreto estaría en condiciones de caer. La abstención de PP, Cs o ERC decantaría la balanza a favor del Gobierno, pero tanto los republicanos como los 'naranjas' se encuentran en estos momentos en el voto en contra, mientras que en el PP esperan la llamada de Moncloa.

La votación está en claro peligro, y el Ejecutivo debe tomar una decisión: o aceptar las exigencias de la derecha o las de sus socios independentistas, que exigen como primera condición la puesta en marcha de una comisión de investigación en el Congreso de los Diputados para "depurar responsabilidades", con el foco puesto en la ministra de Defensa, Margarita Robles. La negociación está más viva que nunca.

Sánchez sigue contra las cuerdas. A esta hora, al Gobierno no le salen las cuentas para sacar adelante su decreto económico para paliar las consecuencias de la guerra. La tranquilidad ha tornado en desesperación en apenas 48 horas. Tanto, que el PSOE ha dado marcha atrás a su portazo a Feijóo y ya mira al PP para tratar de sacar adelante su proyecto. Tal y como confirman fuentes de Génova, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, telefoneó anoche al vicesecretario económico del PP, Juan Bravo, solicitando su apoyo al plan anticrisis. Y el PP lo hará si Sánchez cumple con una serie de condiciones que ha hecho llegar a Moncloa a través de una carta.

Partido Popular (PP) PSOE Moncloa Ciudadanos
El redactor recomienda