Es noticia
Menú
Casero, el diputado del PP que aprobó la reforma laboral, es del núcleo duro de García Egea
  1. España
Afirma que fue una equivocación

Casero, el diputado del PP que aprobó la reforma laboral, es del núcleo duro de García Egea

El exalcalde de Trujillo es un hombre clave en la estrategia de la dirección nacional. Con despacho en Génova, forma parte del Comité de Dirección del PP y es de la máxima confianza de Casado

Foto: El diputado del PP Alberto Casero. (Casa América)
El diputado del PP Alberto Casero. (Casa América)

Se llama Alberto Casero y es el protagonista absoluto de la convalidación de la reforma laboral. El diputado del PP votó telemáticamente a favor de la norma estrella de Yolanda Díaz y ha sido decisivo en el resultado final. Gracias a él, el Gobierno no ha perdido la votación. El extremeño no es un recién llegado a la política sino que acumula ya una trayectoria reseñable tanto en su territorio natal como en el Congreso de los Diputados. Es, además, un hombre de máxima confianza de Pablo Casado.

Casero es secretario ejecutivo nacional del PP y forma parte del núcleo duro de Génova. Mano derecha de Teodoro García Egea, forma parte del equipo que dirige la estrategia de los populares. Tiene, por tanto, acceso a las decisiones más importantes que se toman en el partido y su voz cuenta de manera reseñable tanto para el presidente como para el secretario general.

El Gobierno saca adelante la reforma laboral por un voto y sin el apoyo de sus socios

El diputado conoce también los sondeos que se manejan en Génova y, por extensión, forma parte del equipo que prepara y ejecuta las diferentes estrategias electorales. Ha participado, por tanto, en el diseño de la actual campaña electoral del PP en Castilla y León como hombre de máxima confianza de García Egea.

Licenciado en Derecho, Casero se estrenó en el Congreso de los Diputados en la XIII legislatura y anteriormente fue senador. Es miembro del Comité Ejecutivo Nacional del PP desde el año 2017 y anteriormente fue alcalde de Trujillo, en Cáceres.

Alberto Casero habla de “error informático” al votar 'sí' a la reforma laboral del Gobierno. Lo hizo telemáticamente y puso inmediatamente en conocimiento de la Cámara ese supuesto error, reclamando que lo dejasen votar presencialmente para rectificarlo. Pero la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, lo ha impedido. El PP ha solicitado una reunión urgente de la Mesa de la Cámara Baja.

Foto: El líder del PP, Pablo Casado, durante el pleno del Congreso de los Diputados. (EFE/Kiko Huesca)

Fuentes del PP añaden que la explicación interna que ha dado Casero es que él voto 'no'. Pero el sistema registró un 'sí'. Se dirigió entonces de forma urgente al Congreso para remediarlo. Desde Presidencia de la Cámara Baja responden que el voto telemático se registró correctamente, que era un 'no' y que no es posible modificarlo una vez emitido.

Casero ha sido finalmente decisivo. En un primer momento, la presidenta Batet comunicó que el decreto no había sido convalidado, pero después rectificó, lo que provocó las quejas del PP y algunos diputados de Vox que abuchearon y gritaron "tongo". Estos conocían que los diputados de UPN, a los que tuvo que recurrir el Ejecutivo para intentar asegurar la convalidación del decreto, habían roto la disciplina de voto ordenada por la dirección de su partido. Sin el apoyo de los dos representantes de los conservadores navarros, Sergio Sayas y Carlos García Adanero, la reforma laboral se habría tumbado. Pero Casero apretó el 'no' y el Gobierno respiró tranquilo.

Se llama Alberto Casero y es el protagonista absoluto de la convalidación de la reforma laboral. El diputado del PP votó telemáticamente a favor de la norma estrella de Yolanda Díaz y ha sido decisivo en el resultado final. Gracias a él, el Gobierno no ha perdido la votación. El extremeño no es un recién llegado a la política sino que acumula ya una trayectoria reseñable tanto en su territorio natal como en el Congreso de los Diputados. Es, además, un hombre de máxima confianza de Pablo Casado.

Partido Popular (PP) Teodoro García Egea Reforma laboral
El redactor recomienda