Es noticia
Menú
Abascal se revuelve contra Zelenski: "Habría sido más acertado hablar de Paracuellos"
  1. España
CORRIGE LA ALUSIÓN A GUERNICA

Abascal se revuelve contra Zelenski: "Habría sido más acertado hablar de Paracuellos"

El líder de Vox critica el "señalamiento" del ucraniano a empresas como Porcelanosa. Un diputado de la formación lleva al límite al Gobierno en el pleno y llama "führer" a Sánchez y "Goebbles" a Bolaños.

Foto: El líder de Vox, Santiago Abascal, en el Congreso. (EFE/Chema Moya)
El líder de Vox, Santiago Abascal, en el Congreso. (EFE/Chema Moya)

El histórico discurso de Volodímir Zelenski en el Congreso de los Diputados levantó ampollas en algunos sectores de la izquierda, pero también de la derecha. Este miércoles, el líder de Vox, Santiago Abascal, ha corregido la alusión del líder ucraniano al bombardeo de Guernica por los nazis para reflejar el sufrimiento del pueblo ucraniano tras la invasión de Rusia, y ha reiterado que "quizá habría sido más acertado hablar de Paracuellos, donde los predecesores de Putin ensayaron el genocidio" o "la persecución asesina en tierra vasca durante décadas".

Aunque ha reconocido el "heroísmo" de Zelenski ante la "agresión criminal y mortífera de Putin", el líder de Vox ha lamentado a través de las redes sociales las "comparaciones" que escogió el presidente de Ucrania durante su alocución en la Cámara Baja. "No tiene el deber de conocer nuestra historia", justificaba Abascal, que no ha asistido este miércoles a la sesión de control en el Congreso de los Diputados.

Asimismo, el dirigente ha censurado el "señalamiento" que hizo el mandatario ucraniano sobre algunas empresas españolas, como es el caso de Porcelanosa, por "hacer negocios con Rusia". "Celebramos que reconociese el esfuerzo de tantas empresas españolas que se solidarizan con los ucranianos, pero no podemos aceptar el señalamiento de otras, y por lo tanto de los trabajadores españoles, que sufren las consecuencias de una guerra de la que no son culpables", ha lamentado.

El discurso que pronunció Zelenski en la Cámara Baja este martes se desarrolló de un modo solemne, pero contó con el boicot de un grupo de la izquierda liderado por el secretario de Estado para la Agenda 2030, Enrique Santiago, y varios diputados morados, que no asistieron al acto por "conciencia antifascista". Sin embargo, el resto de grupos evitó analizar si la equiparación de la guerra de Ucrania con el bombardeo de Guernica era o no acertado.

Foto: El primer ministro húngaro, Viktor Orban. (EFE)

La bancada de Vox sí aplaudió al mandatario ucraniano al término de su discurso, pero no hizo lo mismo con la alocución del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, un gesto que compartió con ERC y la CUP. Un día después de la histórica jornada en la Cámara Baja, Vox se ha revuelto contra Zelenski y ha levantado la voz contra los puntos que no comparte de su discurso.

Los de Santiago Abascal se han encontrado en una situación incómoda desde el estallido de la guerra. Además de la continua presión por parte de la izquierda a la hora de resaltar los lazos de Vox con Putin, el partido se encuentra acorralado por su relación con Viktor Orbán, a cuyo dirigente han felicitado por su cuarto triunfo consecutivo en Hungría, la misma posición del Kremlin y otros líderes de la derecha populista europea.

Vox compara a Sánchez con Hitler

La polémica en torno a Vox no se ha limitado a la posición expuesta respecto al discurso de Zelenski. Este miércoles, el diputado de Vox, José María Sánchez, utilizó una interpelación al Gobierno para asegurar que el ministro de Presidencia, Félix Bolaños, es “un propagandista” que “deja en un párvulo alumno al doctor Goebbles”. Insistiendo en la comparación, el diputado de Vox prosiguió: “Usted está al servicio de un sujeto que manteniendo el símil podemos decir que es como el führer”, aludiendo al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Vox denunció que la propaganda de Presidencia, al margen del Ministerio, “excede de 70 millones al año”. Las acusaciones se enmarcaron en una interpelación sobre “las medidas que va a adoptar el Ministerio de la Presidencia para evitar que el Gobierno de España siga dinamitando la democracia española”.

Foto: Pedro Sánchez (i) y Alberto Núñez Feijóo. (EFE/Ballesteros)

El tono del debate sobrepasó los límites habituales. Tanto que Bolaños reclamó que esas acusaciones fueran suprimidas del Diario de Sesiones. “Renuncie a Satanás y a sus pompas y renuncie a Sánchez y a sus pompas”, sostuvo el diputado de Vox, que fantaseó con que el ministro de Presidencia promoviera una operación en “ese infierno que es” Moncloa para derrocar a Sánchez. “Es usted un aprendiz del doctor Goebbles que sucede en tan indigna condición a ese gurú de pacotilla llamado (Iván) Redondo a quien usted ha desplazado en mayores méritos de su ignomiosa tarea”, añadió el diputado de Vox. “Todo mentira podrida”, sostuvo desde la tribuna, “solo puede presumir de fechorías sin límite”.

Bolaños reclamó que se retiraran las palabras de “comparaciones inaceptables” del presidente del Gobierno y de él mismo “con Hitler y con Goebbles”. “Pido que retiren esas palabras y pido que se disculpe, porque la representación de la soberanía nacional en este hemiciclo no tiene por qué soportar unos insultos tan alejados de la realidad como los que usted acaba de proferir en este atril. Es inaceptable. Le pido que se disculpe con el presidente del Gobierno ante esa comparación tan odiosa y tan falsa que acaba de proferir en esta Cámara”, insistía con el apoyo de la bancada socialista mientras que el diputado de Vox agitaba las manos una y otra vez diciendo que no. “No tenemos por qué aceptar ni soportar los insultos de la extrema derecha, de la ultraderecha en esta Cámara”, advirtió el ministro de Presidencia en el cruce más duro, hasta el momento, en la sesión de control.

El histórico discurso de Volodímir Zelenski en el Congreso de los Diputados levantó ampollas en algunos sectores de la izquierda, pero también de la derecha. Este miércoles, el líder de Vox, Santiago Abascal, ha corregido la alusión del líder ucraniano al bombardeo de Guernica por los nazis para reflejar el sufrimiento del pueblo ucraniano tras la invasión de Rusia, y ha reiterado que "quizá habría sido más acertado hablar de Paracuellos, donde los predecesores de Putin ensayaron el genocidio" o "la persecución asesina en tierra vasca durante décadas".

Conflicto de Ucrania Ucrania Vladimir Putin Santiago Abascal