Es noticia
Menú
La victoria de Orbán acorrala a Vox entre sus aliados europeos y Putin
  1. España
Reacción a las elecciones en Hungría

La victoria de Orbán acorrala a Vox entre sus aliados europeos y Putin

El partido de Abascal ha felicitado al presidente de Hungría por su resultado electoral, lo que le sitúa junto al Kremlin y otros líderes como Salvini: "Seguiremos forjando la Europa de las naciones frente a los globalistas"

Foto: Viktor Orbán y Santiago Abascal durante la cumbre de Madrid.
Viktor Orbán y Santiago Abascal durante la cumbre de Madrid.

La victoria de Viktor Orbán este domingo ha dejado a Vox en una situación incómoda. El partido liderado por Santiago Abascal está condicionado por su propio discurso en plena guerra de Ucrania, acorralado entre el apoyo incondicional a uno de sus principales aliados europeos y Vladímir Putin. El eurodiputado y portavoz político de la formación, Jorge Buxadé, ha felicitado este lunes al presidente de Hungría por su cuarto triunfo consecutivo, la misma posición que ha tomado el Kremlin y otros líderes de la derecha populista como Matteo Salvini. "Acredita el agotamiento de un discurso político, el federalista, el discurso de que para construir Europa es preciso destruir las naciones que la integran, el discurso globalista", ha declarado Buxadé, que precisamente se desplazó hasta Budapest para seguir la jornada electoral.

Vox, como el resto de sus aliados en la derecha europea, ha salido en tromba a celebrar la mayoría de Fidesz en las últimas horas. Desde el citado Salvini, que habla de una victoria frente al "pensamiento único", a Marine Le Pen, que a las puertas de los comicios en Francia tuvo que eliminar un millón de folletos porque aparecía una foto con Putin. En mitad de la fiesta, sin embargo, también está Rusia. El Kremlin envió un telegrama a Orbán en el que expresaba sus felicitaciones y la predisposición a estrechar los vínculos entre ambos gobiernos "pese a una situación internacional difícil", según informa EFE.

Foto: Viktor Orban saluda a los simpatizantes tras conocer los resultados de los comicios. (EFE/Zoltan Fischer/Oficina del primer ministro de Hungría)

Las buenas relaciones entre Putin y Orbán no son una novedad. Pero ni siquiera la invasión de Ucrania ha acabado con esta alianza. Un ejemplo muy claro es que hace solo unas semanas Hungría se negó a dejar pasar armas para Ucrania por su territorio, bajo el argumento de que no quiere involucrarse en la guerra. Esta actitud tampoco ha cambiado la perspectiva de Vox y sus socios internacionales, que mantienen su apoyo y admiración al presidente húngaro. Los de Abascal combinan la crítica a Podemos en España por su ambigüedad sobre la guerra con el aplauso a Fidesz en el plano exterior.

"Europa de las naciones"

El partido se debate en una situación algo confusa. En todo momento se ha posicionado a favor de Ucrania en la guerra, pero al mismo tiempo ha culpado a la UE de lo ocurrido, exactamente igual que Orbán. La semana pasada, alimentó esa confusión cuando votó en contra de retirarle la Llave de Oro de la ciudad de Madrid a Vladímir Putin, lo que generó una oleada de críticas desde todos los frentes. Como informó este diario, Javier Ortega Smith justificó la negativa por que tenían dudas de si la distinción se concedió a Putin o al pueblo ruso en conjunto, "que no tiene la culpa de soportar al tirano ruso".

Foto: Santiago Abascal y Viktor Orbán en Madrid. (Reuters)

Tanto Jorge Buxadé como la diputada Patricia Rueda han destacado este lunes el triunfo de los ultraconservadores húngaros, en la diana de Bruselas por cuestiones como su polémica ley LGTBI. "Seguiremos forjando la Europa de las naciones y la libertad frente al proyecto fallido de los progres y globalistas", dijo Rueda en la conferencia de prensa de cada lunes, posterior al comité de acción política del partido. El eurodiputado no fue menos.

La comparecencia ante los medios se ha producido apenas unas horas después de que Buxadé y el también eurodiputado Herman Terstch aterrizaran tras un fin de semana en Budapest. El portavoz político de Vox ha insistido en su crítica a Bruselas y otras organizaciones internacionales, que, según él, han tratado de influir en los resultados electorales. "Están intentando monitorizar la democracia en Hungría cuando, a pocos kilómetros de la frontera, se están produciendo masacres de civiles que a las mismas organizaciones parece no preocuparles tanto", ha subrayado el eurodiputado, que ha reiterado la victoria frente al "globalismo" de las élites.

Viktor Orbán, Santiago Abascal o Marine Le Pen, entre otros, forman parte de la gran alianza de la derecha europea, que a finales de enero se reunió en la capital de España en la denominada cumbre de Madrid. Entonces, sin haber estallado la guerra y a solo unos días de que el presidente húngaro se reuniera con Putin, todos los participantes firmaron un manifiesto conjunto en el que culpaban a Rusia de la escalada de tensión en Ucrania, pero sin mencionar a su presidente. Tras la invasión, la mayoría de los líderes han procurado evitar cualquier nexo con el Kremlin. Todos menos Orbán.

La victoria de Viktor Orbán este domingo ha dejado a Vox en una situación incómoda. El partido liderado por Santiago Abascal está condicionado por su propio discurso en plena guerra de Ucrania, acorralado entre el apoyo incondicional a uno de sus principales aliados europeos y Vladímir Putin. El eurodiputado y portavoz político de la formación, Jorge Buxadé, ha felicitado este lunes al presidente de Hungría por su cuarto triunfo consecutivo, la misma posición que ha tomado el Kremlin y otros líderes de la derecha populista como Matteo Salvini. "Acredita el agotamiento de un discurso político, el federalista, el discurso de que para construir Europa es preciso destruir las naciones que la integran, el discurso globalista", ha declarado Buxadé, que precisamente se desplazó hasta Budapest para seguir la jornada electoral.

Vladimir Putin Conflicto de Ucrania Hungría Viktor Orban Santiago Abascal Marine Le Pen Vox