Es noticia
Menú
Casado toma la iniciativa de llamar a Sánchez por la crisis de Ucrania y le traslada su apoyo
  1. España
LE PIDE COMPARECER EN EL CONGRESO

Casado toma la iniciativa de llamar a Sánchez por la crisis de Ucrania y le traslada su apoyo

La conversación se ha extendido durante unos 25 minutos y el presidente ha descartado acudir a la Cámara Baja, delegando la función de informar a los grupos en el ministro de Exteriores

Foto: El líder del PP, Pablo Casado. (EFE/ Andreu Dalmau)
El líder del PP, Pablo Casado. (EFE/ Andreu Dalmau)

Ante la negativa de Pedro Sánchez de llamar al líder de la oposición para informarle sobre la crisis con Rusia, ha sido el propio Pablo Casado quien ha tomado la iniciativa. El líder de los populares ha telefoneado esta mañana al presidente del Ejecutivo para interesarse por el conflicto y trasladarle su total apoyo en la respuesta de España "para ejercer sus obligaciones en el marco de la OTAN", según fuentes populares y de Moncloa. Se trata del primer contacto entre Sánchez y Casado tras ocho meses. Sánchez ha agradecido la llamada y ha explicado que la posición del Gobierno se basa "en garantizar el principio de legalidad internacional, que pasa por respetar la integridad territorial de las naciones, como es el caso de Ucrania", según fuentes de Moncloa.

La portavoz del Ejecutivo, Isabel Rodríguez, deslizaba este martes que Sánchez no contemplaba ponerse en contacto con Casado, aunque sí animó al líder de la oposición a "levantar el teléfono y llamar al presidente". Así ha sido. Casado ha aprovechado para instar a Sánchez a que comparezca en el Congreso de los Diputados, "en aras de la mayor transparencia en esta crisis".

El grupo popular formalizará la petición de comparecencia en el Congreso durante las próximas horas. Asimismo, el líder de la oposición le ha transmitido al jefe del Ejecutivo la importancia de la unidad de acción dentro del Gobierno, tal y como está sucediendo en el resto de países europeos, según ha enfatizado. A este respecto, según fuentes del partido, le ha ofrecido "el apoyo y la experiencia del Partido Popular en el plano internacional". El presidente no tiene previsto ir a la Cámara hasta el 16 de febrero, perdiéndose la próxima sesión de control al Gobierno por encontrarse de viaje oficial en Emiratos.

Por el momento, Sánchez no tiene previsto realizar esta comparecencia y se ha limitado a comprometerse con mantener "puntualmente informados" a los grupos parlamentarios a través del ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares. El jefe del Ejecutivo haría lo propio "si las circunstancias lo hicieran necesario".

La conversación se ha extendido durante unos 25 minutos, y Sánchez ha insistido en la necesidad de actuar con unidad en el seno de la Unión Europea y en coordinación con la OTAN "para garantizar un diálogo exigente con Rusia". La prioridad pasa por la disuasión y la desescalada a través de la diplomacia. En la misma conversación, el presidente del Gobierno ha aprovechado para solicitar a Casado que deje de "poner en duda la gestión de los fondos europeos". El popular le ha respondido reclamando la creación de una agencia independiente que gestione el reparto de estos recursos.

Foto: Joe Biden accede a la Casa Blanca. (Reuters/Reynolds)

El Gobierno entiende que la respuesta de la Comisión Europea debería ser suficiente y que la estrategia seguida hasta la fecha por el PP "solo daña la imagen de España", indican fuentes de Moncloa. El presidente del Gobierno también le ha pedido el voto favorable o la abstención, para que el Congreso respalde y convalide el acuerdo alcanzado entre los agentes económicos y sociales y el Gobierno sobre la reforma laboral. El PP se mantiene en el no, y así se lo volvió a transmitir Casado, para quien la alternativa a la reforma laboral pasa por la creación de la denominada mochila austriaca.

Los populares se han mostrado a favor del papel activo de España en esta crisis, y así lo trasladaron durante la comparecencia anoche en el Congreso del titular de Exteriores, José Manuel Albares. Sin embargo, este respaldo, que el Ejecutivo interpretó como tibio, fue acompañado de duras críticas. En primer lugar, se reprochó que Pedro Sánchez no informe a Pablo Casado directamente ante un “momento extraordinariamente delicado” para España y para Europa en general.

"La posición del Gobierno (...) pasa por respetar la integridad territorial de las naciones, como es el caso de Ucrania"

Una crítica que lanzó la portavoz de Exteriores de los populares, Valentina Martínez, afirmando que el presidente del Gobierno ha prestado más importancia a hacerse “un 'book' de fotos”, en referencia a las imágenes distribuidas el fin de semana conversando con líderes europeos, que a informar a la oposición. "Esto es serio y esto va muy en serio", recriminó. Estas críticas dejaron su apoyo en un segundo plano, lo que el ministro de Exteriores afeó asegurando que "no he venido para anécdotas" y poniendo en cuestión la defensa de los populares del consenso de la OTAN y la UE.

El principal partido de la oposición llamó la atención sobre la exclusión de España de la videoconferencia que organizó Joe Biden este lunes para abordar la situación en Ucrania. “¿Me quiere explicar para qué sirvió su viaje?”, preguntaron los populares tildando de fracaso la gestión del Gobierno socialista. “Alguien no está contando la verdad”, se respondió. Para el grupo popular, el problema es que “no somos creíbles, no somos fiables” por la presencia de Unidas Podemos en el Gobierno de coalición. “Hay unidad con los aliados, pero no hay unidad en el Gobierno de España, y eso no se puede ocultar”, añadió destacando que una parte del Ejecutivo ha enarbolado el 'no a la guerra'. “¿Cómo quiere usted que sea creíble su Gobierno?”, se preguntó.

Foto: El presidente de Estados Unidos, Joe Biden. (Reuters/Leah Millis)

Vox siguió una línea muy parecida a la del PP, mostrando su apoyo al papel de España en la OTAN, pero poniendo de manifiesto que España no es un país “fiable”. Su portavoz, Iván Espinosa de los Monteros, reclamó, además, que, “al igual que ofrecemos nuestro compromiso” con la Alianza Atlántica, “lo debemos exigir cuando se trata de nuestras fronteras”. La formación de ultraderecha también exigió a Albares explicaciones en sede parlamentaria “antes y no después” sobre la postura de España en materia internacional. Ciudadanos y el PNV también han respaldado posicionarse junto a EEUU y la Alianza Atlántica en este momento.

Priorizando la respuesta acordada en la UE de dar una oportunidad a la diplomacia, Albares aseguró que no se contempla por el momento extender el despliegue de tropas españolas sobre el terreno en el conflicto entre Rusia y Ucrania. El refuerzo de efectivos se está enmarcando íntegramente en territorio de la OTAN, de la que no es miembro Ucrania. Un despliegue que, además, se ha justificado de acuerdo con peticiones de los aliados, en lugar de como un ofrecimiento de España a EEUU, como criticó en un principio el socio minoritario de la coalición. "Un despliegue que es el que ya estaba previsto, más allá de un adelanto puntual", según trató de minimizar Albares.

Ante la negativa de Pedro Sánchez de llamar al líder de la oposición para informarle sobre la crisis con Rusia, ha sido el propio Pablo Casado quien ha tomado la iniciativa. El líder de los populares ha telefoneado esta mañana al presidente del Ejecutivo para interesarse por el conflicto y trasladarle su total apoyo en la respuesta de España "para ejercer sus obligaciones en el marco de la OTAN", según fuentes populares y de Moncloa. Se trata del primer contacto entre Sánchez y Casado tras ocho meses. Sánchez ha agradecido la llamada y ha explicado que la posición del Gobierno se basa "en garantizar el principio de legalidad internacional, que pasa por respetar la integridad territorial de las naciones, como es el caso de Ucrania", según fuentes de Moncloa.

Conflicto de Ucrania Pablo Casado Pedro Sánchez
El redactor recomienda