Es noticia
Menú
Sánchez activa a Lastra para salvar la reforma laboral ante los avisos de ERC, PNV y Bildu
  1. España
A dos semanas de la votación

Sánchez activa a Lastra para salvar la reforma laboral ante los avisos de ERC, PNV y Bildu

La vicesecretaria general del PSOE se incorpora, junto a Héctor Gómez, a la interlocución con los socios prioritarios mientras Cs, en contacto con la CEOE, sigue ofreciendo sus nueve escaños

Foto: Sánchez sale junto a Lastra del Congreso. (EFE/Javier Lizón)
Sánchez sale junto a Lastra del Congreso. (EFE/Javier Lizón)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Quedan dos semanas para una de las votaciones más importantes de la legislatura en el Congreso, la de la convalidación de la reforma laboral, y el Gobierno no cuenta en este momento con los votos necesarios para sacar adelante el real decreto-ley aprobado en el último Consejo de Ministros del año pasado. Las negociaciones se encuentran estancadas. Únicamente Yolanda Díaz, aislada tras su positivo, y su equipo están intentando avanzar con los socios prioritarios de la coalición, pero el PSOE sigue sin mover ficha oficialmente. Félix Bolaños es el negociador oficial, pero el presidente del Gobierno también ha activado a Adriana Lastra.

La número dos del PSOE no quiere ser protagonista de las negociaciones parlamentarias y su entorno asegura que el papel de la exportavoz en el Congreso es más bien secundario y discreto. Pero, en la práctica, ha estado y sigue estando en la labor de engrase de las relaciones con quienes llevaron a Sánchez a Moncloa. Ahora, tras el 40º Congreso Federal y, especialmente, tras la resolución del nuevo reglamento interno de los socialistas, su función está aún más clarificada. Desde este lunes, tiene el mandato del secretario general de dirigir la acción y las negociaciones en las Cortes y el Parlamento Europeo. De establecer las directrices de los grupos parlamentarios y de aprobar los criterios políticos de los mismos.

Sánchez ha reforzado a Lastra en un momento clave de la legislatura, con los socios tensos

El hecho de que Sánchez haya entregado a la asturiana este papel negociador no es casual. Lo hace en un momento clave de la legislatura, en que las relaciones con los socios de investidura atraviesan un momento delicado y con un calendario de proyectos en cartera para los que el PSOE necesita a sus aliados habituales. El presidente quiere a Lastra ahí y por eso ha reforzado sus funciones.

El primer gran reto de la número dos del PSOE como responsable del control parlamentario de los socialistas será desatascar la reforma laboral. El partido aún, hasta este miércoles, no había contactado con los socios de referencia, pero, advierten, Bolaños y Lastra estarán en esas conversaciones. El objetivo es salvar la votación del día 3 y hacerlo, además, manteniendo el acuerdo sellado en el diálogo social con patronal y sindicatos. Si se toca una coma de ese pacto, los empresarios se bajarán del acuerdo.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante una comparecencia en Moncloa esta semana tras reunirse con el canciller alemán Olaf Scholz. (EFE/Mariscal)

De momento, está dejando hacer a Yolanda Díaz. La vicepresidenta segunda sí que se encuentra ya enfrascada en la negociación con ERC, PNV y EH Bildu. Se ha visto con los tres por separado y a los 'jeltzales', como se avanzó en estas páginas, les sondeó para retocar el Estatuto de los Trabajadores y aclarar la prevalencia de los convenios autonómicos sobre los nacionales. El PSOE reaccionó este miércoles poniendo pie en pared a esta vía argumentando que "hay que preservar el acuerdo" con los agentes sociales. Con los republicanos catalanes, la negociación de Trabajo no va bien encaminada tampoco. "Si nos dicen que no se toca ni una coma, no están planteando una negociación", recriminó, muy molesto, este miércoles el portavoz del grupo, Gabriel Rufián. Su partido, añadió, "no negocia ni vota proyectos personales".

Los socios de preferencia del Gobierno sí ven con buenos ojos que Lastra sea una de sus interlocutoras. La versión de la otra parte del PSOE es positiva: "Adriana es clave para nosotros, gracias a ella hemos podido llegar a casi todos los acuerdos", destacan fuentes de ERC, que recuerdan que desatascar el nudo de la Ley Audiovisual se consiguió gracias a la intervención de la asturiana. Misma versión ofrecen en EH Bildu: "Siempre nos entendimos bien con ella". En el PNV, fieles a su estilo, prefieren ser más cautos y no ofrecen detalles sobre con quién están negociando.

El PSOE está dejando negociar a Díaz, pero las conversaciones con los socios no avanzan

Lastra, por tanto, se dejará ver más por el Congreso a partir de ahora, sumando su función a la de Héctor Gómez, apuntan desde el PSOE. Sánchez quiere que formen tándem. El portavoz parlamentario tiene la confianza del presidente del Gobierno para negociar con sus socios y se ha incorporado al núcleo duro de Ferraz, bajo dependencia directa de la vicesecretaria general. Y a este grupo hay que sumar a Félix Bolaños, el fogonero de Moncloa que también tiene plenos poderes de Sánchez, como ministro de Presidencia y Relaciones con las Cortes, para buscar los apoyos necesarios.

Ciudadanos, al habla con la CEOE

Convalidar la reforma laboral aún está en el aire y Ciudadanos ha querido entrar en el juego. Inés Arrimadas lleva varios días tendiendo la mano al Gobierno y, aunque el PSOE aún no ha descolgado el teléfono —desde Vicepresidencia segunda afirman que los naranjas no serán sus interlocutores—, están dispuestos a ofrecer sus nueve diputados para convalidar el decreto. Hay una suma posible: PSOE, Unidas Podemos, Cs, PDeCAT, Más País, Compromís, PRC, CC, NC y Teruel Existe. 175 votos.

Foto: El presidente de la CEOE, Garamendi, conversa con Yolanda Díaz. (EFE/J.J. Guillén)

Fuentes de la cúpula de Cs explican que su intención es negociar la reforma laboral con el PSOE, no con Unidas Podemos, porque "nos parece que el riesgo ahora es que los nacionalistas con su chantaje lo empeoren mucho". "Vamos a trabajar para que no ocurra tal cosa", avanzan. Ya lo están haciendo. Arrimadas ha establecido contacto con la CEOE y también con sindicatos para que consideren su ofrecimiento.

Quedan dos semanas para una de las votaciones más importantes de la legislatura en el Congreso, la de la convalidación de la reforma laboral, y el Gobierno no cuenta en este momento con los votos necesarios para sacar adelante el real decreto-ley aprobado en el último Consejo de Ministros del año pasado. Las negociaciones se encuentran estancadas. Únicamente Yolanda Díaz, aislada tras su positivo, y su equipo están intentando avanzar con los socios prioritarios de la coalición, pero el PSOE sigue sin mover ficha oficialmente. Félix Bolaños es el negociador oficial, pero el presidente del Gobierno también ha activado a Adriana Lastra.

Reforma laboral Adriana Lastra PSOE
El redactor recomienda