Sánchez y Díaz evitan atajar la crisis por Garzón y el fuego amigo abrasa al Gobierno
  1. España
Tensión también en el Congreso

Sánchez y Díaz evitan atajar la crisis por Garzón y el fuego amigo abrasa al Gobierno

El Consejo de Ministros no abordó el problema pese al desgaste interno. El presidente y dos ministros ya han desautorizado al titular de Consumo. Yolanda Díaz ordena silencio, pero UP arremete contra sus socios

Foto: Sánchez y Díaz, en el Congreso. (EFE/Rodrigo Jiménez)
Sánchez y Díaz, en el Congreso. (EFE/Rodrigo Jiménez)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El Gobierno de coalición está haciendo justo lo contrario de lo que ha pedido Yolanda Díaz: cuidarse. El fuego amigo no cesa y lo hace a las puertas de la campaña electoral en Castilla y León y una próxima en Andalucía. Las últimas horas han vuelto a estar protagonizadas por declaraciones cruzadas y zancadillas mutuas entre PSOE y Unidas Podemos, pero los líderes de ambas patas del Ejecutivo no detienen la trifulca. Este martes se vieron las caras en el Consejo de Ministros y el asunto pasó totalmente desapercibido, según informan fuentes gubernamentales. Ni Pedro Sánchez pidió a Alberto Garzón contención en sus declaraciones ni Yolanda Díaz reclamó a los socialistas un mayor cuidado de la asociación.

PSOE y Unidas Podemos admiten mirar de reojo la cita con las urnas del 13-F. Los socialistas no quieren perder el paso con el campo, clave en Castilla y León, y por eso los ministros dirigidos por Sánchez están repitiendo el argumentario de que el Gobierno está comprometido con los agricultores y ganaderos. Los morados, por su parte, consideran que los ataques de sus socios les han hecho entrar de lleno en una campaña en la que estaban descolocados.

Moncloa ha alentado toda esta situación. Lo hizo el propio presidente desautorizando a Garzón. Le siguieron Luis Planas e Isabel Rodríguez. Sánchez no ha frenado estas críticas. Tampoco ha citado a Yolanda Díaz en las últimas horas para calmar los ánimos, según confirman fuentes de su entorno. Presidente y vicepresidenta segunda únicamente hablaron la semana pasada, pero el ambiente ha seguido subiendo de tono sin que haya habido una llamada al orden. El ministro de Agricultura incluso ha llegado a dejar caer, en una entrevista con Carlos Alsina en Onda Cero, que Garzón no era el hombre idóneo para ocupar el Ministerio de Consumo.

Foto: Comparecencia de Alberto Garzón en el Congreso. (EFE/Chema Moya)

Yolanda Díaz sí se refirió este martes a la polémica afirmando que se están produciendo "comentarios inadecuados", insistiendo en la idea de que hay que cuidar la coalición. Son "temas delicadísimos que se abordan con cierta ligereza", afirmó en la Cadena SER antes de mencionar que no entiende a "quien piense que defender las macrogranjas le dé votos". "Yo no quiero que mi hija Carmela vea este estropicio, como diría Manuela Carmena", en referencia a las grandes explotaciones ganaderas.

La vicepresidenta ha ordenado mantener el silencio en UP, confirman fuentes del espacio confederal. Ni Ione Belarra ni Irene Montero se han sumado a las críticas hacia el PSOE que sí han llegado a través del candidato a la Junta de Podemos, Pablo Fernández, o de los comunes, vía Jaume Asens. También por medio de Pablo Iglesias. Pero la consigna es no añadir más ruido en la coalición, como sí ha ocurrido en otras crisis. Díaz ha hablado en varias ocasiones con Garzón en los últimos días, pese a que su relación no es buena, y también lo han hecho Belarra y Montero. El titular de Consumo está apoyado por sus compañeras y descarta dimitir. Díaz ha cerrado filas con él este miércoles afirmando en TVE que "sería bastante surrealista que un ministro que está cumpliendo con el acuerdo de Gobierno y con la ciencia tuviera que dar algún paso. Seríamos noticia en el mundo".

Yolanda Díaz ha ordenado mantener el silencio a los miembros del Gobierno de Unidas Podemos

En los grupos parlamentarios sí que hubo este martes un encontronazo serio. Ocurrió en la Mesa. Se votaba la petición de comparecencia de Garzón, una iniciativa promovida por varios grupos políticos. Unidas Podemos denunció que el PSOE ha roto el pacto de funcionamiento de la coalición y se posicionó, uniendo sus votos a los de PP y Vox, a favor de calificar la comparecencia del ministro. De esta forma, el máximo órgano de gobierno de la Cámara Baja aprobó admitir a trámite dos solicitudes de comparecencia en la Comisión de Sanidad y Consumo planteadas por PP y Ciudadanos. Los morados critican que ellos no estaban de acuerdo con esta iniciativa al considerar que se da pábulo a un "bulo".

El punto 9.C del protocolo de funcionamiento del acuerdo de coalición, un texto paralelo al pacto de gobierno, recoge que en aquellas iniciativas parlamentarias presentadas por la oposición donde PSOE y Unidas Podemos no estén de acuerdo, y que tengan una alta relevancia política, los socios del Gobierno deberán consultar su posición respectiva y buscar que las mismas no sean contradictorias entre sí, como ha ocurrido este martes. En ese caso, continúa el texto, "los socios se comprometen a coordinar la comunicación de las mismas". Fuentes cercanas al Gobierno de coalición indican, además, que desde el inicio de la legislatura impera en la Mesa del Congreso un pacto no escrito entre PSOE y UP para votar sistemáticamente en la misma dirección. El movimiento de este martes, que no tiene precedentes salvo en el caso de Alberto Rodríguez, se ha hecho sin consensuar con sus socios, denuncia UP, y de ahí el malestar de los morados.

Foto: Pedro Sánchez dialoga con Alberto Garzón en el Congreso. (EFE/Mariscal)

Desde el PSOE, por su parte, aseguran que la calificación de la petición de comparecencia de Garzón, que es lo que ha hecho la Mesa este martes, es un simple trámite administrativo que se realiza de forma habitual ajeno a la posición política. Restan importancia a la polémica y aseguran no entender el malestar de sus socios de UP. Confirman que el ministro Garzón no comparecerá ante la Comisión de Sanidad y Consumo porque no ofrecerán sus votos en la Mesa de dicha comisión para ello. Si comparece, añaden, tendrá que ser a petición propia.

El vídeo de Sánchez de 2019

12 de enero y la crisis de las macrogranjas continúa abierta. El entorno de Unidas Podemos añadió este martes más leña al fuego difundiendo un tuit de Pedro Sánchez de hace algo más de dos años en el que defendía, en respuesta a Unicef, que apuesta "por una ganadería sostenible, a menor escala, de gran valor ambiental y que genere empleo en el medio rural". "Esta es una de nuestras propuestas para abordar la crisis climática", añadía el presidente del Gobierno en un vídeo grabado en Moncloa, cuando gobernaba en solitario.

Las imágenes circularon por las redes de UP y hasta cuentas del PP se hicieron eco de ellas. Los populares, mientras tanto, continúan con sus iniciativas parlamentarias contra Garzón y este mismo martes registraron en el Congreso la solicitud de reprobación del ministro. El PSOE tampoco la aceptará.

El Gobierno de coalición está haciendo justo lo contrario de lo que ha pedido Yolanda Díaz: cuidarse. El fuego amigo no cesa y lo hace a las puertas de la campaña electoral en Castilla y León y una próxima en Andalucía. Las últimas horas han vuelto a estar protagonizadas por declaraciones cruzadas y zancadillas mutuas entre PSOE y Unidas Podemos, pero los líderes de ambas patas del Ejecutivo no detienen la trifulca. Este martes se vieron las caras en el Consejo de Ministros y el asunto pasó totalmente desapercibido, según informan fuentes gubernamentales. Ni Pedro Sánchez pidió a Alberto Garzón contención en sus declaraciones ni Yolanda Díaz reclamó a los socialistas un mayor cuidado de la asociación.

Alberto Garzón Campañas electorales Manuela Carmena Onda Cero Pedro Sánchez Agricultura
El redactor recomienda