Es noticia
Puigdemont, Junqueras y Torra recusan a los dos magistrados del TC propuestos por el PP
  1. España
Cascada de recusaciones

Puigdemont, Junqueras y Torra recusan a los dos magistrados del TC propuestos por el PP

Consideran que su presencia en el tribunal les priva de su derecho a un tribunal imparcial por su vinculación con el partido de Pablo Casado y sus opiniones sobre el 'procés'

Foto: Arnaldo y Espejel. (EFE/Emilio Naranjo POOL)
Arnaldo y Espejel. (EFE/Emilio Naranjo POOL)

Pistoletazo de salida a las recusaciones en el Tribunal Constitucional. El presidente de Esquerra Republicana, Oriol Junqueras; el líder de Junts huido en Bélgica, Carles Puigdemont, y el 'expresident' de la Generalitat Quim Torra han presentado incidentes en los que piden apartar a los dos de los nuevos magistrados del Tribunal Constitucional propuestos por el PP. Cuestionan a Enrique Arnaldo y Concepción Espejel por considerar que su presencia les priva de su derecho a un tribunal imparcial por su vinculación con el partido de Pablo Casado y sus opiniones sobre el 'procés'. Los acompañan en su solicitud cuatro de los 'exconsellers'.

Como publicó este diario, el 'expresident' catalán Carles Puigdemont se ha dirigido al tribunal con un escrito en el que destaca las publicaciones realizadas por Arnaldo sobre los hechos del 1-O en Cataluña y en las que se congratulaba del "triunfo de la ley" tras la condena a los políticos catalanes por sedición y malversación que precisamente tendrá que revisar como integrante del tribunal de garantías. También recopila otras cuestiones que le afectan y que ha mencionado el magistrado en sus artículos, como la inmunidad parlamentaria o el aforamiento, y destaca su amistad con el ex fiscal general del Estado José Manuel Maza y el presidente del tribunal del 'procés' Manuel Marchena, a los que —dice— ha alabado en numerosas publicaciones.

Foto: El candidato a magistrado del TC Enrique Arnaldo. (EFE/Chema Moya)

En otros fragmentos de sus escritos recopilados por Puigdemont, Arnaldo calificaba los hechos de septiembre y octubre de 2017 como un "órdago de los llamados soberanistas" que, decía, "estaban abducidos por un discurso voluntarista lleno de engaños y trufado de falsedades; un discurso de raigambre belicista que busca el enfrentamiento; un discurso falaz, pobre, ahistórico y arcaizante". "Quien se refiere en esos términos a quienes tienen la ideología de los recusantes parece difícil que pueda acercarse a los recursos de amparo interpuestos por los recusantes con la necesaria apariencia de imparcialidad objetiva", dicen los escritos de recusación, a los que ha tenido acceso El Confidencial.

Respecto a Espejel, Puigdemont asegura que su "estrecha relación con el Partido Popular" ha dado lugar, incluso, a que "haya venido siendo conocida comúnmente en los medios de comunicación en los últimos años por el apelativo 'querida Concha' que le dedicó la entonces secretaria general del Partido Popular, María Dolores de Cospedal". También señala su pertenencia a la Asociación Profesional de la Magistratura.

Por su parte, el de ERC, destaca que las declaraciones efectuadas y su cercanía ideológica al partido de Pablo Casado les coloca en posición de "predisposición" a las tesis de las acusaciones y contraria a los planteamientos de las defensas. "Este hecho tendría que hacerlos abstenerse de participar en los pronunciamientos que el Tribunal Constitucional tiene pendientes de resolver con respecto a los recursos de amparo efectuados sobre la sentencia del Tribunal Supremo", añade.

Consideran así que "se estaría incurriendo en una vulneración de los derechos fundamentales al juez ordinario predeterminado por la ley, a un proceso público en plena igualdad y con todas las garantías, el derecho a un tribunal imparcial, el derecho a un efectivo recurso y, en definitiva, a la existencia de una verdadera tutela judicial efectiva en el seno de un procedimiento justo o equitativo".

Foto: El candidato Enrique Arnaldo Alcubilla comparece ante la Comisión Consultiva de Nombramientos del Congreso de los Diputados. (EFE/Chema Moya)

Los precedentes

La pretensión de Junqueras y Puigdemont puede encontrarse, sin embargo, con una barrera. Dos de los magistrados del TC —Antonio Narváez y Cándido Conde-Pumpido— se inhibieron hace unos meses de aquellas cuestiones vinculadas con el 'procés' después de que el 'expresident' cursara sendas recusaciones. Estas iniciativas abrieron una barrera de consecuencias imprevisibles. Puigdemont se basó entonces, como hará ahora con Arnaldo, en afirmaciones públicas de ambos cuyo contenido, a ojos de los acusados, puso en cuestión su imparcialidad. Para evitar una sangría, es decir, una sucesión de recursos contra otros magistrados, el TC decidió poner freno a esta estrategia, considerando un "fraude de ley" los movimientos para cuestionar a sus integrantes.

Foto: El candidato Enrique Arnaldo Alcubilla en el Congreso el 2 de noviembre. (EFE)

La primera de las recusaciones, contra Narváez, se cursó por una conferencia impartida en Granada en la que dijo que lo ocurrido en Cataluña era un "golpe de Estado encubierto", más grave que el 23-F. En el caso de Pumpido, el motivo de la recusación fue una conferencia pronunciada en el Congreso de los Diputados en la que repasó distintas sentencias del TC, algunas de ellas de enorme actualidad en aquel momento, como aquella en la que se declaraba la inconstitucionalidad de la ley del 6 de septiembre, del referéndum de autodeterminación. "Al aprobar esta ley, se han alzado frente a la soberanía nacional residenciada en el pueblo español convocando a una fracción del pueblo catalán, en desafío a la unidad de la nación, a decidir la suerte del Estado común", indicó.

Tribunal Supremo