La calle se moviliza contra el Gobierno: las protestas llegan a cifras inéditas desde 2013
  1. España
récord de manifestaciones en octubre

La calle se moviliza contra el Gobierno: las protestas llegan a cifras inéditas desde 2013

La Delegación del Gobierno en la Comunidad de Madrid contabilizó 3.074 manifestaciones en los primeros 10 meses de 2021, más de las que se registraron en todo 2019, el último año previo a la pandemia

Foto: Manifestación para pedir al Gobierno de Pedro Sánchez 8.500 millones de euros en ayudas directas para salvar la hostelería. (EFE)
Manifestación para pedir al Gobierno de Pedro Sánchez 8.500 millones de euros en ayudas directas para salvar la hostelería. (EFE)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El malestar por la coyuntura política y económica está empezando a trasladarse a las calles y amenaza con sacudir el último tramo de la legislatura del Gobierno de Pedro Sánchez. La Comunidad de Madrid, que concentra las principales protestas de España, registró en octubre 374 movilizaciones, la cifra más alta en ese mes desde 2011, incluyendo el convulso inicio del mandato de Mariano Rajoy, según los datos oficiales de la Delegación del Gobierno en la región. Fuentes de las fuerzas de seguridad del Estado confirman a El Confidencial el aumento de la conflictividad social y vaticinan que seguirá creciendo en los próximos meses.

La estadística apuntala esa percepción. Durante los 10 primeros meses de 2021, se celebraron en Madrid un total de 3.074 manifestaciones, frente a las 2.946 que tuvieron lugar en el conjunto de 2019, último año previo a la pandemia y con Sánchez ya en Moncloa. Las proyecciones más conservadoras para este ejercicio apuntan a que diciembre terminará con unas 3.600 convocatorias, un número superado únicamente en la última década en 2013, cuando los ajustes presupuestarios del gabinete de Rajoy, las protestas contra la reforma laboral y la Ley de Seguridad Ciudadana y los casos de corrupción del PP alimentaron un récord de 4.354 protestas.

El motor del descontento de esta nueva oleada de movilizaciones lo conforman el deterioro de las condiciones laborales, los efectos derivados del incremento de los precios de la energía y el rechazo al Ejecutivo de PSOE y Podemos. Tras el verano, se han producido movilizaciones de trabajadores interinos de la Administración pública, encierros de funcionarios de prisiones, convocatorias de empleados de la Administración de Justicia, paros de la plantilla de Banco Sabadell y maquinistas de Renfe, marchas para exigir pensiones dignas y reivindicar los derechos de los enfermos de salud mental, actos para denunciar el incremento descontrolado del precio de la luz y manifestaciones para exigir directamente la dimisión en bloque del Gobierno de Sánchez, entre otras.

El alud de protestas está desbordando a las fuerzas de seguridad, aunque ninguna de las últimas citas ha alcanzado un volumen de participantes equiparable a los que reunían las de 2012 o 2013. “Es imposible no darse cuenta de que se está produciendo un enorme repunte de las movilizaciones, pero es verdad que no son mayoritarias y eso puede trasladar la sensación de que la calle está tranquila”, explica un experto de la Policía Nacional consultado por este diario. “Eso pasa porque la mayoría de las protestas están siendo convocadas, por ahora, por sindicatos minoritarios y colectivos reducidos o marginales. Los dos grandes sindicatos, UGT y CCOO, que tienen capacidad para poner en la calle grandes bolsas de manifestantes, están alineados con el Gobierno. Por el momento, se están quedando al margen de este clima de malestar. Si no estuvieran tan tranquilos, la situación sería muy distinta”, señala esta fuente.

Foto: Santiago Abascal durante la campaña electoral en Madrid. (EFE)

En el balance oficial de movilizaciones de la Delegación del Gobierno en la Comunidad de Madrid, también se contabilizan las que se dirigen contra el Gobierno municipal de PP y Ciudadanos y contra el Ejecutivo autonómico de Isabel Díaz Ayuso. En los últimos meses, se han producido protestas contra el deterioro de la asistencia dentro de la atención primaria y para exigir seguridad en los entornos escolares, por ejemplo. Pero la estadística también tuvo en cuenta entre 2015 y 2018, cuando gobernaba España el PP, las manifestaciones contra la entonces alcaldesa de la capital, Manuela Carmena, de Ahora Madrid.

Un portavoz de la Delegación del Gobierno asegura que otro de los factores que explican el repunte del número de protestas es una mayor atomización de las movilizaciones. "Antes, con motivo de grandes citas, como el Día de la Mujer o contra la violencia machista, por ejemplo, el epicentro de la cita estaba en Madrid. Ahora, en cambio, hay una clara tendencia a extenderlas a otros municipios o distritos, lo que provoca un aumento de las cifras", explican desde el organismo dependiente del Ministerio de Política Territorial. Con todo, en la delegación no pueden explicar por qué se están cosechando datos de los peores años de la crisis económica.

Foto: Centenares de cabezas tractoras de camiones, por las calles de Barcelona. (EFE)

El calendario de las próximas semanas depara nuevas marchas contra el Ejecutivo de PSOE y Podemos. Policías y guardias civiles se manifestarán en Madrid el próximo 27 de noviembre para protestar contra la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana. Por su parte, la patronal del transporte ha convocado un paro nacional entre el 19 y 22 de diciembre para denunciar la precaria situación económica en que se encuentra el sector y la falta de ayudas del Gobierno. Los agricultores planean sumarse a las movilizaciones.

La tensión también se palpa fuera de Madrid. El campo ya está saliendo a las calles de las principales capitales de provincia. En Cádiz, se ha declarado una huelga indefinida en el sector del metal. Y, el pasado sábado, un grupo de transportistas lanzó huevos a la vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, en un acto político celebrado en Valencia.

El malestar por la coyuntura política y económica está empezando a trasladarse a las calles y amenaza con sacudir el último tramo de la legislatura del Gobierno de Pedro Sánchez. La Comunidad de Madrid, que concentra las principales protestas de España, registró en octubre 374 movilizaciones, la cifra más alta en ese mes desde 2011, incluyendo el convulso inicio del mandato de Mariano Rajoy, según los datos oficiales de la Delegación del Gobierno en la región. Fuentes de las fuerzas de seguridad del Estado confirman a El Confidencial el aumento de la conflictividad social y vaticinan que seguirá creciendo en los próximos meses.

Renfe Reforma laboral Ciudadanos Salud mental Inflación Valencia UGT CCOO
El redactor recomienda