Es noticia
Menú
Los socios del Gobierno rebajan su euforia con nuevas exigencias para apoyar los PGE
  1. España
RECHAZO DE LAS ENMIENDAS A LA TOTALIDAD

Los socios del Gobierno rebajan su euforia con nuevas exigencias para apoyar los PGE

La bajada del IVA en los productos de higiene femenina, un nuevo gravamen a las casas de apuestas o la mayor inversión en infraestructuras vascas centrarán las futuras negociaciaciones

Foto: El portavoz parlamentario de ERC, Gabriel Rufián. (EFE)
El portavoz parlamentario de ERC, Gabriel Rufián. (EFE)

Los Presupuestos para 2022 han superado con holgura su primer escollo en la tramitación parlamentaria al rechazarse con 188 votos las enmiendas de devolución presentadas por PP, Vox, Ciudadanos, Junts, CUP, Coalición Canaria y Foro Asturias. El Gobierno allana de este modo el camino para sacar adelante las cuentas que le garanticen estabilidad para el resto de la legislatura con sus socios parlamentarios, pero todavía deberá seguir negociando. Así se han encargado de recordárselo los portavoces de ERC, PNV o EH Bildu durante sus intervenciones en el debate celebrado este jueves en el Congreso. Además de materializar los compromisos adquiridos con estas formaciones para que no presentasen enmiendas a la totalidad de los PGE, el Ejecutivo tiene nuevos deberes.

Nuevas exigencias que se han puesto sobre la mesa, y que se concretarán en forma de enmiendas parciales como, por ejemplo, la eliminación de la denominada tasa rosa, bajando el IVA a los productos de higiene femenina, o la subida de impuestos a las casas de apuestas. Dos medidas fiscales que enumeró el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, advirtiendo a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, que, "si está de acuerdo, saldrán [los Presupuestos], si no lo están, seguramente no saldrán". Otra de las nuevas exigencias que los republicanos han planteado para dar su apoyo definitivo al proyecto de Presupuestos tiene que ver con combatir la morosidad, para reducir la demora con la que las grandes empresas pagan a las pymes.

Foto: El ministro de Inclusión y Seguridad Social, José Luis Escrivá. (EFE)

La ministra de Hacienda reclamó sacar del debate sobre las cuentas reivindicaciones que no tienen que ver con partidas e inversiones, y subrayó las diferencias en cuestiones territoriales a las que Rufián apenas hizo referencia para centrarse más en el eje social que en el nacional. Poniéndose la venda antes de la herida, Montero argumentó que el apoyo de ERC a los Presupuestos "no implica renuncias por su parte ni cesiones por la nuestra" en cuestiones territoriales sobre "las que tenemos graves discrepancias".

Las negociaciones para cuadrar los apoyos continuarán y para esta nueva fase Rufián lanzó a modo de advertencia al Gobierno que "la soberbia es mala consejera". "Les recuerdo que solo superan la primera fase de negociaciones. De ustedes depende que se pueda superar la segunda, de que se pueda hablar para convertir estos Presupuestos en algo mejor".

Tras reprochar a los socialistas que han salido de su 40º congreso federal "altivos", Rufián hizo valer su posición de fuerza argumentando que "olvidan que dependen de los mismos para muchas cosas y olvidan que empiezan a tener a mucha gente demasiado cabreada". De ahí que intentase trasladar que la estabilidad de la legislatura sigue en sus manos: "Calculen bien sus fuerzas. No sé si les queda gasolina en los motores para tanto viaje". Montero, en su réplica le reconoció que "somos conscientes de que no tenemos un cheque en blanco".

Desde el PNV se ha puesto el foco en la gestión de los fondos europeos y en las inversiones "relegadas" en infraestructuras, principalmente los "retrasos e incumplimientos" para el AVE, anticipando enmiendas parciales a negociar porque "nos falta un buen trecho para aprobar los Presupuestos". La diputada 'jeltzale' Idoia Sagastizabal afeó al Ejecutivo la reducción de partidas con respecto a las anteriores cuentas por parte de organismos como Adif o Enaire, argumentando como "especialmente grave" la "ausencia de inversiones" en Cercanías.

Foto: Las vicepresidentas Nadia Calviño y Yolanda Díaz. (EFE)

Los nacionalistas vascos reclamarán así mayor inversión en este servicio y garantizar partidas para el soterramiento del AVE a las capitales vascas. Según advirtió Sagastizabal, el apoyo de los nacionalistas vascos para que las cuentas arranquen su tramitación solo es "un punto de partida" para negociar la "agenda vasca". "No dejaremos pasar este tren, pero aún nos queda camino por recorrer", concluyó la diputada del PNV durante su intervención con un tono constructivo al que se agarró la ministra de Hacienda en la réplica para reconocer "su capacidad de diálogo, aunque son duros en las negociaciones".

El portavoz de EH Bildu, Oskar Matute, insistió también por su parte a la ministra de Hacienda que "no den por hecho el acuerdo" con los soberanistas vascos porque "aún quedan cuestiones por negociar". Más allá de los Presupuestos, puso el foco en las grandes reformas pendientes, la del mercado laboral y la de las pensiones, advirtiendo que, "si no cumplen con sus compromisos", perderán el apoyo de sus socios parlamentarios en lo que reste de legislatura.

"No vamos a aceptar recortes en las pensiones", enumerando como tales el retraso de la edad de jubilación o que se penalicen las jubilaciones anticipadas. Asimismo, abogó por una derogación "íntegra" de la reforma laboral, y no solo en los aspectos que el Ejecutivo considera más lesivos. Entre ellas incluyó, además de la temporalidad o la negociación colectiva, las indemnizaciones por despido, un aspecto que el Gobierno ha renunciado a cambiar de la ley de 2012 aprobada por el PP. La propia ministra de Trabajo y vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, sacaba de la ecuación las indemnizaciones por despido y asumía en las últimas horas que "técnicamente" no se puede derogar la reforma laboral. Un punto en el que los 'abertzales' están incrementando su presión, junto a otras formaciones con ERC. De ahí que Matute asegurase en su intervención de que, "si rebajan el alcance de la derogación para obtener el beneplácito de la CEO, quizá pierdan el apoyo de esta Cámara".

Los Presupuestos para 2022 han superado con holgura su primer escollo en la tramitación parlamentaria al rechazarse con 188 votos las enmiendas de devolución presentadas por PP, Vox, Ciudadanos, Junts, CUP, Coalición Canaria y Foro Asturias. El Gobierno allana de este modo el camino para sacar adelante las cuentas que le garanticen estabilidad para el resto de la legislatura con sus socios parlamentarios, pero todavía deberá seguir negociando. Así se han encargado de recordárselo los portavoces de ERC, PNV o EH Bildu durante sus intervenciones en el debate celebrado este jueves en el Congreso. Además de materializar los compromisos adquiridos con estas formaciones para que no presentasen enmiendas a la totalidad de los PGE, el Ejecutivo tiene nuevos deberes.

Presupuestos Generales del Estado Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) PNV Bildu María Jesús Montero Gabriel Rufián
El redactor recomienda