El PP aupó a la jueza Espejel 'in extremis' para cerrar una candidatura paritaria
  1. España
Las conversaciones del pacto del TC

El PP aupó a la jueza Espejel 'in extremis' para cerrar una candidatura paritaria

El partido de Casado no puso sobre la mesa su nombre hasta el último momento y lo hizo en respuesta a la exigencia del PSOE de que dos de los cuatro candidatos fueran mujeres

Foto: Concepción Espejel y Ramón Sáez Valcárcel. (EC)
Concepción Espejel y Ramón Sáez Valcárcel. (EC)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Cuatro días para cerrar 25 nuevos cargos. Las negociaciones entre el Gobierno y el PP para acordar la renovación del Tribunal Constitucional y el resto de instituciones incluidas en el reciente pacto se convirtió esta semana en una montaña rusa cuya rampa de subida llegó a la cumbre el pasado martes. Los socialistas y los populares tenían claro desde un inicio sus candidatos varones para el TC, pero no sucedía lo mismo con las plazas que finalmente se han otorgado a dos magistradas. Según indican fuentes conocedoras de las conversaciones, el partido de Pablo Casado no puso sobre la mesa el nombre de Concepción Espejel hasta el último momento y lo hizo en respuesta a la exigencia del PSOE de paridad en la propuesta conjunta.

La actual presidenta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, la primera mujer que propone el PP para entrar en el Constitucional, no estaba en el guion inicial. La formación arrancó las negociaciones con dos apuestas claras. Su intocable siempre fue el catedrático de Derecho Constitucional Enrique Arnaldo. El segundo era el también catedrático de Derecho Procesal Nicolás González Cuéllar. Sin embargo, la llamada que este último esperaba nunca se produjo. La apuesta del Ejecutivo por incrementar el número de mujeres en un tribunal en el que su presencia ha sido hasta ahora prácticamente anecdótica aupó la candidatura de la magistrada.

Foto: Concepción Espejel y Ramón Sáez Valcárcel. (EC)

Los socialistas fijaron la paridad como condición a la vista de la próxima salida del Constitucional de Encarnación Roca, hasta ahora vicepresidenta. Como defendió 'El País' en una tribuna tras el anuncio del pacto, la situación del órgano de garantías está ahora muy alejada de los estándares de la sociedad, con una representación femenina que se reducía al 10 por ciento. Con las nuevas entradas habrá ahora tres mujeres de doce miembros y el Gobierno tiene la opción de incrementar este número cuando le llegue el turno de nombrar, el próximo mes de junio.

Hubo un segundo motivo que pesó sobre el PP: Ramón Sáez Valcárcel. El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, planteó desde el principio a Teodoro García Egea el nombre del magistrado de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional. Los populares encontraron en Espejel la antítesis perfecta para contrarrestar esta exigencia. Ambos han representado durante años los dos extremos ideológicos del tribunal especial.

La influencia de las ministras

En las filas del Gobierno también hubo baile con los candidatos. Quedaron descartados aquellos que se habían planteado por parte de los socialistas en los anteriores intentos de renovación que no llegaron a buen puerto, José Luis González Cussac, catedrático de Derecho Penal por la Universidad de Valencia, y Yolanda Gómez, directora del Centro de Estudios Políticos y Constitucionales.

Foto: Sede del Tribunal Constitucional. (EFE)

Con la plaza que ocupará la jueza del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, Inmaculada Montalbán, hubo también dudas que evidencian la influencia en la decisión de dos ministras. El PSOE se planteó proponer a la magistrada de la Sala de lo Contencioso del Tribunal Supremo, Pilar Teso. El empujón definitivo que aupó a la andaluza fue el apoyo de la ministra Pilar Llop, y la ministra Margarita Robles. Montalbán es muy cercana a la titular de Justicia, con la que trabajó codo con codo en el Consejo General del Poder Judicial. Llop fue letrada del Gabinete Técnico del Consejo entre marzo de 2011 y abril de 2015, con responsabilidades como la jefatura de la Sección Observatorio Violencia Doméstica y de Género, que presidía la nueva miembro del TC.

Cuatro días para cerrar 25 nuevos cargos. Las negociaciones entre el Gobierno y el PP para acordar la renovación del Tribunal Constitucional y el resto de instituciones incluidas en el reciente pacto se convirtió esta semana en una montaña rusa cuya rampa de subida llegó a la cumbre el pasado martes. Los socialistas y los populares tenían claro desde un inicio sus candidatos varones para el TC, pero no sucedía lo mismo con las plazas que finalmente se han otorgado a dos magistradas. Según indican fuentes conocedoras de las conversaciones, el partido de Pablo Casado no puso sobre la mesa el nombre de Concepción Espejel hasta el último momento y lo hizo en respuesta a la exigencia del PSOE de paridad en la propuesta conjunta.

Audiencia Nacional Jueces Pilar Llop
El redactor recomienda