El pacto del TC saca de la Audiencia al 'cerrojo' contra las excarcelaciones de etarras
  1. España
POLÍTICA PENITENCIARIA

El pacto del TC saca de la Audiencia al 'cerrojo' contra las excarcelaciones de etarras

La juez Concepción Espejel había firmado los autos más duros contra los permisos, terceros grados y escritos de presunto arrepentimiento de los presos terroristas

Foto: Manifestación convocada por la red ciudadana de apoyo a los presos de ETA. (EFE)
Manifestación convocada por la red ciudadana de apoyo a los presos de ETA. (EFE)

La juez Concepción Espejel era el principal ‘cerrojo’ de la Audiencia Nacional contra las excarcelaciones de presos de ETA al frente de la Sala de lo Penal. Ahora dejará esa función porque es uno de los nombres pactados por el PP y el PSOE para sentarse en el Tribunal Constitucional. Suyos han sido los autos más duros contra los permisos y terceros grados concedidos a internos terroristas y contra los escritos de presunto arrepentimiento.

La Sección Primera de la Sala de lo Penal a la que pertenecía es la que tiene la última palabra en materia penitenciaria. A su mesa van a parar los recursos de la Fiscalía cuando se opone a alguna decisión del Juzgado Central de Vigilancia Penitenciaria sobre las propuestas de Interior o prisiones respecto a los internos de la banda criminal. Tal y como informó este periódico, las decisiones sobre los beneficios carcelarios enfrentan desde hace tiempo a estas instancias judiciales.

Foto: La portavoz del PP en el Congreso, Cuca Gamarra. (EFE)

La más reciente tuvo lugar hace solo unas semanas con motivo del tercer grado concedido por Interior al etarra Unai Fano, condenado por integración en organización terrorista, tenencia de explosivos, tenencia ilícita de armas, delito continuado de falsificación de documento oficial y delito continuado de hurto de vehículo de motor. Cumple una condena de 20 años de cárcel y le restan todavía ocho años por delante.

El auto, redactado por Espejel, advirtió al departamento que dirige Fernando Grande Marlaska que no iba a permitir decisiones como esas a los etarras que no muestren un arrepentimiento sincero y no manifiesten un perdón expreso a las víctimas del terrorismo. No se cree el texto firmado por el preso, acercado por Interior a la cárcel vasca de Basauri.

Sus autos recientes

“Se observa una tendencia a la minimización de los delitos cometidos, apuntando incluso que se cometieron en Francia y que no hubo acciones ni víctimas”, dijo la Sección Primera sobre el escrito del preso. Recordaban que “fue la intervención policial y la incautación de las armas y explosivos lo que evitó que pudieran ser utilizadas con fines terroristas”.

placeholder La magistrada Concepción Espejel. (EFE)
La magistrada Concepción Espejel. (EFE)

Son múltiples las resoluciones de la Sala de lo Penal en las que se rechazaban excarcelaciones por entender que las declaraciones de presunto arrepentimiento de los etarras no eran sinceras y tan solo buscaban acceder a beneficios. Los describe como “escritos de carácter genérico y superficial”.

También en fechas recientes, el 5 de octubre, firmó otro auto, en este caso para confirmar la decisión del Juzgado de Vigilancia Penitenciaria en contra de otorgarle un permiso al etarra Borde Gaztelumendi, implicado en tres asesinatos: “Es difícil de entender socialmente la concesión de permisos a condenados por delitos graves como los de terrorismo a penas de larga duración cuando aún está lejana la fecha de extinción de la pena acumulada y no consta un profundo cambio de actitudes”.

Foto: Concentración en noviembre de 2016 en Alsasua de familiares y amigos de los detenidos. (EFE)

Como en el caso anterior, alertaba sobre su escrito de presunto arrepentimiento: “Resulta insuficiente”. Lo describía como una “mera manifestación de rechazo a la violencia”, pero "persistiendo en los objetivos de la organización terrorista y sin indicios de arrepentimiento por el daño causado, minimizando las consecuencias de las acciones”. “Se trata de un escrito en la línea de los presentados por otros penados de la organización terrorista”, zanjaba.

Espejel contra Valcárcel

Su celo respecto a los internos de ETA se apreciaba también a la hora de tumbar redenciones de condenas, como en el auto que también redactó como ponente el 30 de diciembre de 2020. Se quejaba de que la cárcel apenas había remitido información que permitiese valorar por qué se le reducía la pena al etarra Sebastián Echaniz Alcorta y avisaba de nuevo: “La concesión de redenciones extraordinarias exige que se exteriorice al menos un rechazo del delito cometido”.

Ha rechazado muchas excarcelaciones por entender que las declaraciones de arrepentimiento de los etarras no eran sinceras

Estos son algunos ejemplos de resoluciones redactados por Espejel como ponente de los tribunales que integran siempre tres jueces a la hora de estudiar los casos. Se da la circunstancia de que otro de los magistrados que va al Tribunal Constitucional es Ramón Sáez Valcárcel, de una tesis contraria a la de Espejel en esta materia. Como muestra, el voto particular que firmó un voto particular contra el auto que denegaba unas redenciones al etarra Leguina Aurre.

"Las ideas sobre la corrección moral de los condenados no parecen compatibles con el Estado de derecho porque no respetan su dignidad. El recluso tiene derecho a su libertad ideológica", decía este magistrado. Ahora ambos mantendrán sus discrepancias en el máximo garante constitucional.

Presos etarras Audiencia Nacional Terrorismo Fernando Grande-Marlaska