Sánchez y ERC chocan por sus visiones antagónicas de la mesa a 24 horas de formarla
  1. España
CONFRONTACIÓN EN EL SENADO

Sánchez y ERC chocan por sus visiones antagónicas de la mesa a 24 horas de formarla

El presidente del Gobierno y ERC chocan por los marcos de negociación: el líder del PSOE apuesta por plantear en ella la recuperación económica; Esquerra, por la autodeterminación

placeholder Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE)

Para los amantes del relato en política, la sesión del Senado de este martes ha sido un deleite. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la portavoz del ERC-EH Bildu en la Cámara, Mirella Cortès, han confrontado dos visiones antagónicas sobre cómo debe circular la mesa de diálogo que se reestrenará en Barcelona dentro de 24 horas. Si no fuera por la fractura abierta en el Govern, que parece que estará representado por solo tres exponentes una vez que Pere Aragonès ha excluido a los de JxCat, las pruebas médicas hechas a la relación entre administraciones depararían un diagnóstico oscuro. Oscuro casi negro.

Foto: El secretario general de JxCAT, Jordi Sànchez. (EFE)

La senadora catalana, la encargada de transmitir al Gobierno lo que opina ERC de la mesa un día antes de que se forme, ha achicado todos los embites de concordia que ha lanzado el presidente, ya que ninguno abordaba el problema de fondo: la autodeterminación. Si los objetivos de Sánchez son la superación de la pandemia, la recuperación económica y la modernización del tejido productivo, que se vaya a la comisión bilateral, al órgano que a primeros de agosto se vio eclipsado por el acuerdo para la ampliación del aeropuerto de El Prat. En la mesa que el miércoles se formará en Barcelona hay que hablar de referéndum de autodeterminación.

El presidente, quien ya en TVE dejó claro por dónde quiere llevar la negociación, ha situado la mesa de diálogo en otro lugar muy diferente, en la dinamización económica de una comunidad que representa el 19 por ciento del PIB español. El lider socialista evitará las alusiones a la autodeterminación y al estatus de Cataluña porque, según sus palabras, no es algo que ahora mismo se encuentre entre las preferencias de la ciudadanía. Según sus datos, solo un 27% de la población catalana apuesta por la independencia, en tanto que una clara mayoría está más pendiente de dejar atrás las restricciones del covid y de tener oportunidades laborales y de crecimiento económico.

placeholder Sánchez y el periodista Carlos Franganillo, en la entrevista de TVE
Sánchez y el periodista Carlos Franganillo, en la entrevista de TVE

Los marcos de negociación siempre han sido antagónicos; en el fondo nada de lo que se ha hablado en el Senado es totalmente nuevo. Sin embargo, al ser la sesión parlamentaria de control más próxima a la fecha de la mesa, ha adquirido un cariz de Estado. "Construir convivencia", ha pedido el presidente. "Las urnas como solución", ha proclamado la senadora de ERC, para quien la opinión social catalana va por unos derroteros diferentes a los que configura Sánchez. No es el 27 por ciento el porcentaje a tener en cuenta, ha dicho, sino el 80, que es el tanto por ciento de ciudadanos que abogan por el referéndum. Sin él, "no hay solución", ha sentenciado la parlamentaria independentista.

La hoja de ruta de Esquerra

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, nunca lo ha ocultado. Su horizonte es la independencia de Cataluña. Otra cosa son los plazos. Cortés ha agitado el mismo mensaje de su jefe a unos pocos metros de Sánchez, en el hemiciclo del Senado. "No vamos a renunciar a la independencia; como demostró la Diada, el independentismo sigue movilizado a pesar de la pandemia", ha dicho antes de usar otras palabras para decir lo mismo: ERC aspira al "pleno reconocimiento del sujeto político soberano de Cataluña".

Foto: El 'president' Aragonès, junto a Oriol Junqueras y Marta Vilalta. (EFE)

Tan firme es el propósito de la formación catalana, aliada del PSOE en el Congreso y pieza clave en la forja del escudo social, que la senadora ha advertido al Ejecutivo de coalición que "si sigue negando" este deseo y esta ambición, "el resentimiento crecerá" y "los reaccionarios" verán reforzado su relato y "actuarán no solo contra los independentistas, sino contra las mujeres, los derechos sociales, el progreso y las libertades". El aviso no solo aludía a la respuesta catalana a más años sin avances hacia la secesión, sino a la de un sector de la sociedad española afín al PP y a Vox. Este tono de advertencia ha sido un factor muy presente en el discurso de ERC, a un día de la mesa de Barcelona y de la reunión previa que protagonizarán Sánchez y Aragonès. "Si no son valientes ahora, la derecha impondrá su agenda neoliberal", ha afirmado Cortés.

En fin, que para ERC la mesa de diálogo es "una oportunidad histórica para avanzar hacia la solución definitiva del conflicto" catalán: la autodeterminación y la amnistía.

La hoja de ruta de Sánchez

No le ha gustado al presidente el tono de la parlamentaria, aunque está familiarizado con él. Es probable que es el que se encuentre el miércoles en Barcelona, durante y después de la reunión con su homólogo catalán.

Pero el presidente ha decidido apostar firmemente por la mesa, entre otras razones por que le permite desplegar y desarrollar su relato de convivencia, desinflamación, distensión y concordia. A su juicio, además, la fractura conocida este martes entre Esquerra y JxCat en el seno del Govern, ya que el segundo ha quedado fuera al postular a Jordi Sànchez, entre otros, muestra con nitidez, en opinión del mandatario socialista, "el camino que debe recorrer" la propia mesa.

"Su programa de máximos es la autodeterminación, pero en la mesa hablemos de cosas que nos acercan", ha pedido Sánchez a ERC

Será un camino que integre a los no independentistas, algo que el soberanismo debería empezar a hacer, ha instado Sánchez, quien de hecho ha retado a ERC a formar una mesa de partidos en el seno del Parlament de Cataluña. "Hagan autocrítica", ha pedido.

Del mismo modo ha rechazado ese destello de "imposición" que hay en el planteamiento de ERC, según su criterio. "Su programa de máximos es la autodeterminación y la amnistía, pero en la mesa hablemos de cosas que nos acercan". Esas cosas están en la agenda para el reencuentro que planteó a Quim Torra en febrero de 2020.

Así que dos marcos de negociación diferentes para una misma mesa y a 24 horas de que se haga realidad. Augurios pesimistas. A ver el desenlace.

Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Independencia de Cataluña Senado PSOE
El redactor recomienda