La Audiencia Nacional procesa a 13 CDR por pertenencia a organización terrorista
  1. España
TAMBIÉN POR TENENCIA DE EXPLOSIVOS

La Audiencia Nacional procesa a 13 CDR por pertenencia a organización terrorista

"Habrían superado la actividad dentro del respectivo CDR y conformado una organización terrorista paralela, de carácter clandestino y estable", sostiene el magistrado en su auto

placeholder Foto: Agentes de la Guardia Civil durante la operación Judas, en la que se detuvo a los CDR procesados. (EFE)
Agentes de la Guardia Civil durante la operación Judas, en la que se detuvo a los CDR procesados. (EFE)

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón ha procesado a 13 presuntos miembros de los Comités de Defensa de la República (CDR) por pertenencia a organización terrorista. El magistrado apunta en su auto a que evidenciaban "una gran radicalidad", se mostraban totalmente entregados a "la causa" y planeaban perpetrar atentados para lograr la independencia de Cataluña. A nueve los procesa también por tenencia, depósito y fabricación de aparatos explosivos e inflamables.

“Habrían superado la actividad dentro del respectivo CDR y conformado una organización terrorista paralela, de carácter clandestino y estable, cuyo objetivo sería el de llevar a cabo acciones violentas o atentados contra objetivos previamente seleccionados utilizando para ello los explosivos y/o sustancias incendiarias fabricados en los dos laboratorios clandestinos que la propia organización tenía instalados en dos domicilios particulares”, sostiene García-Castellón en el auto.

Foto: Nueve independentistas detenidos en operación de la Guardia Civil en Cataluña, el pasado lunes. (EFE)

Según las investigaciones realizadas por la Guardia Civil, los 13 formaban parte de un subgrupo de los CDR llamado Equipos de Respuesta Táctica (ERT) que se organizaba como una célula netamente operativa. La conclusión de las pesquisas pasa por que planeaban atacar infraestructuras de comunicaciones, electricidad y edificios públicos para generar una escalada de violencia que desembocara en la ruptura de Cataluña con el resto de España.

Entre los objetivos que estaban en el punto de mira, el magistrado menciona la Comandancia Naval de Barcelona, el Gobierno Militar de Barcelona, la Delegación de Gobierno de Barcelona, la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña y la sede de la Jefatura de la Comandancia de la Guardia Civil de la provincia de Barcelona, así como miembros, vehículos e instalaciones de las fuerzas y cuerpos de seguridad o torres de alta tensión, instalaciones en autopistas y peajes. Con todo, su plan estrella era asaltar el Parlament de Cataluña coincidiendo con la publicación de la sentencia del Tribunal Supremo contra los líderes del 1-O.

Foto: Uno de los CDR detenidos, Alexis Codina, en una imagen "típica" previa a una acción, según la Guardia Civil.

Como detalles acreditados del citado plan, explica la resolución, la ocupación se realizaría por la puerta principal del Parlament y, supuestamente, se les facilitaría el acceso desde el interior. Junto a un reducido grupo de personas, se coordinarían entonces con el denominado 'CNI catalán' para alquilar inmuebles y locales que les proporcionasen seguridad, estableciendo bases de “intendencia” con las que poder permanecer en el interior del edificio al menos una semana. Este plan exigía a su vez instalar antenas de larga distancia para mantener las comunicaciones. Todo ello bajo un presupuesto de unos 6.000 euros.

A juicio del magistrado, el grupo operó como una organización perfectamente estructurada en la que había un reparto de papeles. Junto a los encargados de seleccionar y estudiar objetivos, había varios individuos que tenían la misión de fabricar sustancias explosivas para elaborar los artefactos que pensaban utilizar en los ataques. La Guardia Civil desarticuló un taller clandestino en el que se había llegado a sintetizar termita, una sustancia incendiaria que podía servir como precursora de otros materiales. También hallaron abundante material químico y manuales para sintetizar amonal, amosal y cloratira, entre otros productos.

Foto: El CDR Ferran Jolis, declarando frente al juez. (Imagen: EC)

El magistrado destaca, además, cómo uno de los procesados, Jordi Ros Solá, habría realizado diferentes búsquedas en internet, a través de sus dispositivos, de datos relativos a personas vinculadas a partidos políticos contrarios a la independencia y de un agente del cuerpo de Mossos d’Esquadra.

Junto a Ros, se procesa también a Eduardo Garzón Bravo, Esther Garcia Canet, Sonia Pascual Guiral, Queralt Casoliva Rocabruna, Germinal Tomas Aubeso, Alexis Codina Barberan, Guillem Xavier Duch Palau, Rafael Joaquín Delgado López, Ferrán Jolis Guardiola, Xavier Buigas Llobet, David Budria Altadill y Clara Borrero Espejo. Los cuatro últimos, sin embargo, quedan al margen del supuesto delito de tenencia, depósito y fabricación da aparatos explosivos e inflamables.

Audiencia Nacional CDR