JxCAT asegura que Pedro Sánchez los ha vetado en la mesa de diálogo
  1. España
  2. Cataluña
En palabras de Jordi Sànchez

JxCAT asegura que Pedro Sánchez los ha vetado en la mesa de diálogo

Sànchez ha asegurado que no romperán la coalición en la que se apoya la Generalitat, a pesar de la crisis de gobierno que se vive en Cataluña

placeholder Foto: El secretario general de JxCAT, Jordi Sànchez. (EFE)
El secretario general de JxCAT, Jordi Sànchez. (EFE)

El secretario general de JxCAT, Jordi Sànchez, ha culpado hoy a Pedro Sánchez de su exclusión de la mesa de diálogo que se reúne mañana y lo ha acusado de vetarlos, asegurando que “nuestro conflicto no es con el 'president' Pere Aragonès”. Lo ha hecho en una rueda de prensa de JxCAT en la que ha asegurado que “la Moncloa y el Gobierno de Pedro Sánchez nos han vetado porque no están en posición de resolver el conflicto en los términos del derecho a la autodeterminación y de la amnistía”. Aun así, Sànchez ha asegurado que no romperán la coalición en la que se apoya la Generalitat, a pesar de la crisis de gobierno que se vive en Cataluña.

Jordi Sànchez no ha presentado pruebas para apuntalar esta acusación, pero ha asegurado que “con la relación que tengo con Pere Aragonès, es inconcebible que Pere Aragonès nos haya vetado. Pero estoy convencido de que es lo mismo que pasó con Oriol Junqueras, cuando se propuso su nombre para estar en la mesa de diálogo. Los elementos son muy claros”, ha asegurado Jordi Sànchez en rueda de prensa, insistiendo en que son víctimas de un veto español por presentar en la delegación dos indultados, el propio Jordi Sànchez y el 'exconseller' Jordi Turull.

Foto: El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès. (EFE)

Jordi Sànchez ha asegurado que no se va a romper el Gobierno de coalición en Cataluña y ha argumentado para justificar sus acusaciones que “en la anterior mesa también hubo mucha presión para que todos los miembros fuesen parte de los 'consellers' de la Generalitat. Pero entonces la unidad independentista fue más fuerte”. Según Jordi Sànchez, “el acuerdo de gobierno sigue teniendo buena salud”.

“Nos han cerrado la puerta porque no nos quieren, porque somos incómodos. Tenemos una manera de ver los diálogos y las negociaciones que no conviene porque se trata de 'hacer ver que'… Eso es lo que hace tan incómoda la presencia de JxCAT”, ha razonado Jordi Sànchez.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE)

El secretario general ha explicado que la ejecutiva de su partido empezó a las 8:15 y que hubo una larga conversación con Pere Aragonès para explicarle la situación, con lo que, en su opinión, “la lealtad ha sido absoluta y la voluntad de encontrar una salida al conflicto por nuestra parte estaba asegurada”.

No lo ha dicho, pero las declaraciones de JxCAT dejan a Pere Aragonès como una marioneta de la Moncloa. Si el Gobierno ha vetado a Jordi Sànchez y Jordi Turull y Pere Aragonès ha dado la rueda de prensa que ha dado horas antes, el papel del presidente de la Generalitat no resulta muy lustroso. “Es el 'president' Aragonès el que ha de responder a esta pregunta”, ha respondido cuando se le ha preguntado sobre si el presidente de la Generalitat se ha sometido a las exigencias del Gobierno español.

“Por la parte española falla la voluntad para abordar la negociación y el diálogo. Sin embargo, nosotros no desfallecemos. Ofrecemos nuestra mano para participar en esta delegación. Pero no cambiaremos los nombres”, ha insistido Jordi Sànchez.

Incumplimiento del acuerdo

Para el secretario general, se ha incumplido el acuerdo de investidura de Aragonès, que aseguraba que, en la composición de la mesa de diálogo, “la delegación catalana en el proceso de negociación será elegida por consenso y nombrada por la Generalitat, con la voluntad que represente la pluralidad del proyecto independentista, y tiene la voluntad de representar y defender los grandes consensos a favor de la autodeterminación y la amnistía de la mayoría del 80% de la ciudadanía”.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante una entrevista en TVE este lunes.

“Yo como secretario general de JxCAT nunca plantearía un veto a ninguna persona propuesta a una delegación que quiere sentarse, si alguno de los seis miembros son los nombres adecuados o no. Independientemente de si son más simpáticos o antipáticos. Lamentamos esta injerencia. Lamentamos que se haya abierto una nueva injerencia. Pero esta polémica no es con Aragonès ni con el resto de miembros de la delegación española”, ha insistido este alto cargo del partido creado por Carles Puigdemont.

La Generalitat, más débil

Jordi Sànchez valora que la Generalitat acude más débil a la mesa por la ausencia de JxCAT. Sànchez, además, ha puesto de manifiesto que “no hemos conocido la agenda de mañana. Era imprescindible que supiésemos en qué formato participará Pedro Sánchez y si realmente se sentará y se remangará a trabajar o si solo ha venido a hacerse una foto. O si él se lava las manos y deja que sus ministros se encarguen de la negociación”.

Pedro Sánchez Nacionalismo
El redactor recomienda