Sánchez vincula la ampliación de El Prat a la recuperación económica de Cataluña
  1. España
TRAS EL ACUERDO DE LA BILATERAL

Sánchez vincula la ampliación de El Prat a la recuperación económica de Cataluña

El presidente asegura que el acuerdo cerrado con el Govern supondrá un revulsivo para la comunidad, cuyo peso en el PIB asciende al 25%, y para el conjunto del país

placeholder Foto: Pedro Sánchez durante su comparecencia en Mallorca. (Reuters)
Pedro Sánchez durante su comparecencia en Mallorca. (Reuters)

La ampliación de El Prat, cifrada en 1.700 millones y acordada ayer en la reunión bilateral Gobierno-Govern, es clave para la recuperación económica de Cataluña y, por extensión, de España. Así lo ha defendido el presidente del Gobierno ante los medios de comunicación después de despechar con el rey en el palacio de Marivent de Mallorca. Pedro Sánchez ha defendido que si hace un año la actitud del país era de “resistencia” ante el duro golpe sufrido a consecuencia de la pandemia, con una caída del PIB del 20%, este verano, sin embargo, la tónica es diferente. “España está rumbo a la recuperación económica, a la consolidación”, ha asegurado para a renglón seguido remarcar que en los últimos años, precisamente, la región se había alejado de las posiciones de liderazgo y de ahí la importancia del proyecto.

Estamos sentando las bases para que Cataluña se recupere a un mayor ritmo y contribuya a la recuperación del conjunto del país. Hay un acuerdo para la ampliación de El Prat y también para Barajas. Este acuerdo va a ser un catalizador”, ha insistido Sánchez, que también ha recordado el peso clave que tiene la comunidad en el PIB de España, y que asciende al 25%. El presidente, ante las críticas de muchas autonomías sobre lo que consideran ha sido un trato de favor hacia el Govern por la reunión mantenida ayer, ha argumentado que las comisiones bilaterales están recogidas en muchos estatutos de autonomía y que su Ejecutivo, al hablar de cogobernanza, siempre ha articulado este principio en dos ámbitos, el de la bilateralidad, como el encuentro de este lunes, y el de la multilateralidad, como la Conferencia de Presidentes celebrada el viernes.

placeholder La ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez. (EFE)
La ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez. (EFE)

Precisamente, con la bilateral, Gobierno y Generalitat han dado un nuevo paso en esa normalización de las relaciones institucionales que busca Moncloa. Con el desbloqueo de la ampliación del aeropuerto como plato fuerte, los ejecutivos sentaron las bases para profundizar en las conversaciones sobre transferencias y aspectos alejados de las cuestiones meramente políticas que se abordarán en un calendario ya fijado para los próximos meses. No obsante, los pactos que se han alcanzado y los que puedan llegar serán ajenos, según la versión del Gobierno, a cualquier posible negociación para aprobar los Presupuestos Generales del Estado para 2022, donde Sánchez podría tratar de seducir de nuevo a ERC y acercar a Junts, los partidos que conforman el Govern.

"Son reuniones estatutarias, reuniones que vamos a practicar con el Gobierno de Cataluña y con otros gobiernos autonómicos. Se enmarcan en la normalidad institucional. Ese es el marco en el que se desarrollaron ayer y no las vinculo a otra cuestión que no sea una relación leal entre distintas instituciones en aras de resolver los problemas cercanos de la ciudadanía", ha insistido también, en la misma línea que el presidente, la ministra portavoz, Isabel Rodríguez, al ser cuestionada por si los pactos alcanzados en la bilateral dependerán o no de que haya unas cuentas públicas para 2022.

Foto: La ministra Raquel Sánchez. (EFE)

La titular de Política Territorial, que ayer presidió el encuentro con los representantes del Govern, ha sido cuestionada por si ERC y Junts deberían leerlo como algo supeditado a los PGE. "En relación al color de los consejeros, eso no es apreciado por este Gobierno. No nos fijamos en el partido del que proceden. Son el Gobierno de los catalanes. Nuestra interlocución no es con los partidos", ha zanjado la socialista, que ya compareció este lunes tras la bilateral que compartió con el 'vicepresident', Jordi Puigneró, y la 'consellera' Laura Vilagrà, entre otros.

El Ejecutivo ha sido ampliamente criticado por la derecha de PP, Vox y Ciudadanos, que consideran que Sánchez está realizando concesiones a los nacionalistas vascos y catalanes para afianzar su apoyo durante la presente legislatura en detrimento del resto de la población. La negociación entre Moncloa y Generalitat no solo ha sido cuestionada por estas formaciones, sino también por siglas secesionistas ajenas a ERC. Una parte de Junts considera que se está blanqueando lo que a su juicio es la representación del Estado, aunque sus representantes han acudido al encuentro, y también la CUP ha sido muy crítica.

La de este lunes fue la primera reunión de la comisión bilateral desde 2018, pero fue antes de esta cuando el Ministerio de Transportes, Aena y el propio Puigneró desbloquearon la inversión de 1.700 millones de euros para El Prat y para que este quede conectado con los aeropuertos de Girona y Reus con alta velocidad, quedando a tan solo media hora. La infraestructura, que lleva años en tramitación y que aún debe superar el visto bueno de la Comisión Europea, ha sido vista por Vox como el último ejemplo de una concesión al independentismo, mientras que los populares han reclamado su autoría al destacar que se avanzó bajo el mandato de Mariano Rajoy.

Escudo social y vacunas

En el Consejo de Ministros de este martes también se ha aprobado la extensión del llamado escudo social, la batería de medidas de protección para las familias vulnerables que se impulsó para hacer frente a la pandemia. Aunque en un primer momento se había sondeado su prórroga hasta final de año, finalmente solo se amplía hasta el 31 de octubre. La suspensión de los desahucios de personas con pocos recursos, y se evita abordar que esta medida sea estructural. También abarca la prohibición de cortar suministros para estos consumidores, la posibilidad de solicitar el aplazamiento del pago del alquiler de la vivienda habitual ante grandes tenedores o la moratoria para la hipoteca.

La portavoz del Gobierno ha justificado que se haya extendido solo hasta el 31 de octubre en que esperan que para entonces los datos sanitarios permitan una mejora de las oportunidades para los más vulnerables.

Paralelamente, se ha aprobado la compra de un total de 3,4 millones de dosis de Pfizer adicionales que no estaban previstas para mantener el ritmo de la campaña de vacunación en el país.

PSOE
El redactor recomienda