El PP cuenta con que Sánchez reculará y habrá renovación del CGPJ esta legislatura
  1. España
CON REFORMA INCLUIDA

El PP cuenta con que Sánchez reculará y habrá renovación del CGPJ esta legislatura

Sin plazos concretos, pero Génova da por hecho que habrá pacto y que se impondrá su postura de avanzar hacia un sistema más independiente, que no se aplicaría en este acuerdo sino en futuros

placeholder Foto: El líder del PP, Pablo Casado. (EFE)
El líder del PP, Pablo Casado. (EFE)

A pesar de que las posturas parecen del todo irreconciliables, el PP cree que habrá renovación del Consejo General del Poder Judicial esta legislatura. En el balance del curso político que ofreció ayer, Pedro Sánchez acusó al primer partido de la oposición de no cumplir la Constitución y bloquear la reelección de un órgano que lleva caducado más de 900 días. Pablo Casado, por su parte, se quita de encima la presión insistiendo en que por él “hay pacto mañana mismo” si el Gobierno impulsa una reforma para avanzar en la independencia del sistema de elección. El bloqueo parece eterno, pero fuentes de la cúpula popular aseguran que “tarde o temprano” el presidente reculará y aceptará su postulado.

No hablan de fechas concretas y no comprometen plazos, pero en Génova están convencidos de que el acuerdo llegará antes de que acabe la legislatura y de que se impondrá la postura de Casado. También son conscientes, en esto coinciden los dos lados, de que la caducidad del órgano no puede continuar. Bruselas exige una reforma en esos términos y el PP sostiene que Sánchez no tiene más remedio que aceptar después de que la Unión Europea haya dicho con claridad que hay que renovar el órgano y, sobre todo, que hace falta mejorar su independencia.

Casado compara la Conferencia de Presidentes con un ''mercado persa''

El PP, como ya explicó su líder en este diario hace meses, está dispuesto a renovar el CGPJ con el sistema actual. Lo que pide es avanzar ya en una reforma que se aplicaría a partir de la próxima reelección, por eso reclama que haya un compromiso firme, por escrito o ya puesto en marcha. “No nos podemos fiar más después de todas las veces anteriores”, dicen en el entorno de Casado. De ahí la exigencia de que se comience a tramitar la proposición de ley que los populares ya tienen registrada en el Congreso o que por otra vía Sánchez deje claro que la siguiente composición del órgano cumplirá con los nuevos requisitos.

Esta propuesta implicaría que en el futuro 12 de los miembros del órgano sean elegidos por los propios magistrados y ocho por el Parlamento. Casado insiste en que “los jueces tienen que elegir a los jueces” y que las injerencias políticas tienen que terminar de una vez por todas en la Justicia. El PSOE, sin embargo, critica esta propuesta por endogámica y entiende que una elección corporativa de este tipo no se corresponde con lo votado por los ciudadanos en las urnas (el sentir mayoritario de la sociedad), además de que se impondría una mayoría conservadora siempre.

Foto: Reunión en Moncloa entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (d), y el líder del PP, Pablo Casado (i), el pasado septiembre. (EFE)

Aun así, y con el bloqueo indiscutible que se refleja hoy por hoy, los populares dan por hecho que acabará habiendo pacto. Para Casado, es sintomático que Sánchez no hablase ayer de una alternativa para la renovación de los órganos constitucionales. Después del toque de atención de Bruselas, la propuesta de PSOE y Podemos para rebajar las mayorías necesarias para la designación quedó absolutamente descartada. De hecho, el exministro de Justicia Juan Carlos Campo ordenó entonces retirarla de inmediato. El presidente atacó este jueves al PP —“no depende del Gobierno que cumplan la Constitución”, dijo— pero no habló de otra propuesta más que de un acuerdo con el principal partido de la oposición.

placeholder El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE)

En todo caso, el verdadero punto de inflexión para el líder popular llegó tras la respuesta del comisario europeo de Justicia, Didier Reynders, después de que la formación pidiera vigilancia a la Comisión Europea. Bruselas ha urgido en distintas ocasiones a acometer de una vez por todas la renovación, pero en el PP señalan la importancia que dan a una reforma que garantice una mayor independencia judicial. “Va a tener que asumirlo”, resumen en Génova.

Interlocución con el PSOE, no con el Gobierno

Tras la remodelación del Gobierno, el titular de Presidencia, Félix Bolaños, es el encargado de pilotar las relaciones con los grupos parlamentarios. Hace unos días, ya llamó a la portavoz del PP en el Congreso, Cuca Gamarra. Aunque, en realidad, la emplazó a verse a partir de septiembre sin abordar una sola cuestión en profundidad. Fue un asunto que chocó dentro del primer partido de la oposición, apuntando a que el interlocutor por parte de los populares siempre ha sido, y seguirá siendo en este asunto, Teodoro García Egea. También Enrique López, responsable de Justicia en el PP, tenía interlocución fluida con el exministro Campo.

Sánchez presenta un balance optimista y pide al PP que deje ''la parálisis y el rencor''

En todo caso, Casado tiene claro que las conversaciones no son entre Gobierno y PP, sino entre socialistas y populares. En Génova, insisten en que si Bolaños es el interlocutor para este asunto, no lo es como ministro, sino como miembro del PSOE. De hecho, en el primer partido de la oposición insisten en que “da igual si las conversaciones las pilotan Santos Cerdán o Adriana Lastra”. La cuestión, aseguran, es que “muevan ficha” y se decidan a actuar.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (d), durante un encuentro con el líder del PP, Pablo Casado (i), en la Moncloa. (EFE)

Casado lleva meses peleando por el relato de la renovación del CGPJ y confía en que la acusación de bloqueo de Sánchez hacia el PP haya llegado a su fin. En la cúpula popular, aseguran “que nadie le cree” porque las cartas están encima de la mesa y señalan una y otra vez que el acuerdo “podría estar listo mañana mismo” si los socialistas aceptan el nuevo sistema de elección más independiente para próximas renovaciones.

Los dos partidos llevan enfrascados en esta situación casi tres años. Los acercamientos se han ido frustrando por distintos motivos hasta llegar al punto actual. Hace meses, el PP insistía en que Podemos no podía formar parte del pacto, aunque después lo modularon hasta dejar claro que su acuerdo sería con el PSOE. Y si los socialistas cedían la propuesta de sus vocales a los morados, sería cosa suya. Se trata del ‘modus operandi’ habitual, en el que los dos grandes partidos ceden alguno de sus puestos a otros grupos. Lo que sí exigían (y lo siguen haciendo, y en eso parece haber acuerdo) es que el reparto fuera equitativo.

Partido Popular (PP) Pablo Casado PSOE CGPJ Unión Europea
El redactor recomienda