Ni un respiro a los nuevos ministros: el PP pide abrir el Congreso también en agosto
  1. España
REGISTRAN COMPARECENCIAS

Ni un respiro a los nuevos ministros: el PP pide abrir el Congreso también en agosto

La consigna del primer partido de la oposición es no pisar el freno en todo el verano. El grupo solicitará a la Diputación Permanente que los ministros comparezcan en pleno verano

placeholder Foto: Pablo Casado y Cuca Gamarra se reúnen con los portavoces de las comisiones parlamentarias. (EFE)
Pablo Casado y Cuca Gamarra se reúnen con los portavoces de las comisiones parlamentarias. (EFE)

El PP no piensa dar tregua al nuevo Gobierno. De hecho, la consigna dictada por Pablo Casado a la dirección del grupo parlamentario y a los portavoces de las comisiones que se han visto afectadas por el cambio de ministros pasa precisamente por no relajarse ni un minuto este verano. Hasta el punto de que el presidente del partido ya advirtió a los diputados de que se olvidaran de las vacaciones y que el grupo debe seguir a pleno rendimiento a lo largo del verano. Una de las principales iniciativas ha sido la petición de comparecencias extraordinarias de todos los recién llegados a las carteras ministeriales con el objetivo de que se celebren lo antes posible, ya sea a finales de julio o en el mes de agosto.

Así lo plantea el grupo popular a la Diputación Permanente (el órgano reducido que gestiona la Cámara en los periodos inhábiles) para someterlo a votación el próximo miércoles 21, cuando la presidenta, Meritxell Batet, la ha convocado al término del pleno. Solo el Gobierno a petición propia o los grupos parlamentarios que cuenten con una quinta parte de diputados (70) pueden exigir comparecencias en periodo extraordinario. Es decir, en el caso de la oposición, solo puede pedirlo el PP. Y el grupo coordinado por Cuca Gamarra no pretende esperar al mes de septiembre, cuando se reanude el periodo ordinario, sino que exigirá que se haga en pleno verano. El PP también ha sumado a las peticiones una nueva este jueves para que Sánchez y Félix Bolaños, el nuevo ministro de Presidencia, expliquen las consecuencias que tendrá el fallo del TC por el que declara inconstitucional el primer confinamiento del estado de alarma.

Forma parte de la estrategia desplegada por Casado, que ve esencial estrechar el cerco al nuevo gabinete para romper el relato empleado por Sánchez de que ahora empieza una nueva etapa, la de la recuperación, pasando página de los dos primeros años de legislatura. El líder del PP ya explicó a sus filas en la reunión que mantuvieron a comienzos de semana que si Sánchez pretendía usar el periodo estival para no rendir cuentas y que se olvidara cuanto antes la remodelación, su grupo remaría en la dirección contraria.

Foto: El presidente del Partido Popular, Pablo Casado. (EFE)

De ahí que, además de preparar y reasignar funciones a los diputados del grupo parlamentario, que a partir de septiembre confrontarán con los nuevos ministros en las sesiones de control, Casado también advirtiera del trabajo previo que deben desempeñar a partir de esta misma semana y durante todo el verano. Y pasa, según explican fuentes parlamentarias, por poner a punto la situación de cada ministerio con todo detalle. El PP quiere estar atento a los cambios que se produzcan en cada cartera, especialmente los segundos niveles (desde secretarios de Estado a subsecretarios y otros puestos de relevancia), que en muchas ocasiones marcan el camino decidido por los ministros.

Los populares descuentan que no habrá políticas nuevas, sino continuidad. Pero sí entienden que los cambios de equipo podrían afectar en algunos aspectos. En todo caso, el mandato que tienen los portavoces de las comisiones es revisar la agenda legislativa de cada ministerio. En Educación, por ejemplo, Pilar Alegría retomará la Ley de Formación Profesional tras la aprobación de la llamada ley Celaá; en Ciencia, sigue pendiente el pacto nacional que ahora debe pilotar Diana Morant, o también la nueva ministra de Transportes, Raquel Sánchez, deberá continuar la negociación de la futura Ley de Vivienda con todas las tiranteces desatadas con su socio de coalición.

El diputado popular Andrés Lorite, encargado de fiscalizar ahora a la sustituta de José Luis Ábalos, tendrá la mirada puesta en los avances de esa ley que Unidas Podemos reclama para limitar los precios del alquiler. La sospecha de los populares es que la nueva titular podría dar un impulso distinto a la normativa (hasta ahora, Ábalos se negaba a ceder frente a la formación morada), teniendo en cuenta que era alcaldesa del municipio barcelonés de Gavá y Cataluña ha sido el laboratorio de la nueva ley de alquiler que los populares recurrieron al Tribunal Constitucional.

Foto: El líder del PP, Pablo Casado. (EFE)

Además de ‘apretar’ a los nuevos ministros y a los que ya formaban parte del gabinete y asumen nuevas funciones, Casado entiende que el verano tiene que ser la oportunidad de desmontar la idea de que el nuevo Gobierno impulsará la recuperación, dejando atrás todo lo acontecido en los últimos años. Sobre todo, reconocen fuentes populares, por los puntos de debilidad que a su juicio ya está mostrando el gabinete. Como publicó este diario, el primer partido de la oposición no tiene intención de cambiar su hoja de ruta y considera que el camino de poner el foco sobre Sánchez (“ninguna remodelación le hará remontar su crisis de credibilidad”, insisten) es el correcto.

De hecho, entienden que las noticias recientes acreditan que “por mucho que cambie las caras de los ministros, le crecen los enanos”, relatan a este diario, señalando precisamente la cita secreta de Iván Redondo con los empresarios catalanes para avanzarles cómo sería el reparto de los fondos europeos. La noticia, revelada por El Confidencial, surge de una llamada interceptada por la Guardia Civil a un investigado por la trama corrupta del ‘procés’, David Madí, en la que informaba a otro interlocutor del encuentro con el exjefe de gabinete de Sánchez, cesado por el presidente el pasado fin de semana y sobre el que todavía no se ha pronunciado.

Foto: Gran Vía-Alcalá, en Madrid, el primer lunes del estado de alarma, el 16 de marzo. (EFE)

A esto se suma la crisis diplomática sobre Cuba, con el Gobierno al completo negándose a hablar de la isla como una dictadura. Miembros de Unidas Podemos han dicho abiertamente que no consideran que exista un régimen dictatorial, mientras que en el PSOE, ha sido el propio Sánchez quien se ha mostrado más contundente al decir que “evidentemente en Cuba no hay una democracia”, pero sin pronunciar la palabra dictadura. Al PP le indigna la postura mantenida por el Ejecutivo, al que acusan de ser rehén de los postulados morados en política internacional y consideran “del todo insuficiente” el comunicado del recién estrenado ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, limitándose a pedir respeto por el derecho a la manifestación.

El varapalo del Tribunal Constitucional “pone la guinda”, dicen en el PP, al arranque del nuevo gabinete. “Dirán encima que es culpa de Carmen Calvo, que ya la han cesado”, ironizan en el grupo parlamentario, recordando que el verdadero arquitecto jurídico de Moncloa siempre fue Félix Bolaños, hoy ministro de la Presidencia. Con todos estos mimbres, insisten en el entorno de Casado, la labor del PP no puede bajar el nivel en ningún momento, convencidos de que los errores continuarán y que Sánchez, por mucho rejuvenecimiento que haga en su Consejo de Ministros, “no va a remontar”.

El PP no piensa dar tregua al nuevo Gobierno. De hecho, la consigna dictada por Pablo Casado a la dirección del grupo parlamentario y a los portavoces de las comisiones que se han visto afectadas por el cambio de ministros pasa precisamente por no relajarse ni un minuto este verano. Hasta el punto de que el presidente del partido ya advirtió a los diputados de que se olvidaran de las vacaciones y que el grupo debe seguir a pleno rendimiento a lo largo del verano. Una de las principales iniciativas ha sido la petición de comparecencias extraordinarias de todos los recién llegados a las carteras ministeriales con el objetivo de que se celebren lo antes posible, ya sea a finales de julio o en el mes de agosto.

Partido Popular (PP) Pablo Casado Cuca Gamarra Meritxell Batet Félix Bolaños Tribunal Constitucional Cuba
El redactor recomienda