Los 5,5 M anónimos de Juan Carlos I: Álvaro de Orleans declara que heredó el dinero
  1. España
declaración al fiscal del primo del monarca

Los 5,5 M anónimos de Juan Carlos I: Álvaro de Orleans declara que heredó el dinero

El presunto testaferro del rey emérito asegura que 5,5 millones de origen hasta ahora desconocido que llegaron a Zagatka en 2008 salieron de una herencia de su padre, muerto 11 años antes

placeholder Foto: Documento de ingresos bancarios de la Fundación Zagatka. (El Confidencial)
Documento de ingresos bancarios de la Fundación Zagatka. (El Confidencial)

Álvaro de Orleans-Borbón, presunto testaferro de la estructura 'offshore' que usó Juan Carlos I para pagar vuelos privados por importe de 8 millones de euros y controlar participaciones en decenas de compañías multinacionales, ha declarado a la Fiscalía del Tribunal Supremo que la mayor entrada de dinero que recibió la red societaria investigada procede de una inversión que heredó de su padre, Álvaro de Orleans y Sajonia-Coburgo-Gotha. Se trata de los 5,5 millones de euros de origen hasta ahora desconocido que entraron en 'cash' en 2008 a la Fundación Zagatka.

Esta entidad, con domicilio en Liechtenstein y administrada por Álvaro de Orleans, se encuentra en el epicentro de las diligencias que instruye la Fiscalía del Tribunal Supremo sobre el patrimonio opaco de Juan Carlos I. De momento, el Ministerio Público ha puesto las explicaciones sobre los 5,5 millones en cuarentena. Uno de los elementos que no encaja es que el padre de Álvaro de Orleans murió en 1997, 11 años antes de que el supuesto legado llegara al depósito número 798208-92 de la Fundación Zagatka, en el banco Credit Suisse de Ginebra. Demasiado tiempo para recibir una herencia.

En 2018 no lo sabía

En octubre de 2018, Álvaro de Orleans ya fue preguntado por ese movimiento por el fiscal suizo que dirige las pesquisas sobre el blanqueo de dinero de Juan Carlos I en territorio helvético, Yves Bertossa. En aquella ocasión, pese a la dimensión de la transferencia y ser la mayor recibida por Zagatka en sus 18 años de historia, el aristócrata no fue capaz de ofrecer ninguna información sobre su origen. Lo único que constaba era que los 5,5 millones de euros quedaron anotados en la cuenta como un ingreso en efectivo realizado "por orden de un cliente", sin especificar más detalles.

Sin embargo, fuentes próximas a Álvaro de Orleans aseguran que, en el tiempo transcurrido desde aquella primera declaración, ha conseguido averiguar de dónde salió ese dinero. Según ha confirmado El Confidencial, el primo del rey emérito declaró el pasado 22 de marzo al teniente fiscal del Tribunal Supremo, Juan Ignacio Campos, que los fondos fueron ingresados en Zagatka tras el cierre de una cuenta ómnibus que su padre, Álvaro de Orleans y Sajonia, compartía con otros inversores. En lugar de cobrar el dinero heredado en otra cuenta, Álvaro de Orleans lo recibió mediante un ingreso en Zagatka.

Foto: Documento de ingresos bancarios de la Fundación Zagatka. (El Confidencial)

El entorno de Álvaro de Orleans se ha ofrecido a entregar al Ministerio Público toda la documentación sobre las cuentas que tuvo Zagatka en Credit Suisse hasta 2015 y, partir de ese ejercicio, en Lombard Odier, donde siguen alojados los activos que permanecen bajo el control de la entidad, en torno a unos 6 millones de euros. Se trata de información al sumario que instruye el fiscal Bertossa en Ginebra desde hace dos años. La propia Fiscalía del Alto Tribunal ha cursado recientemente una comisión rogatoria a Suiza para solicitar formalmente esas mismas pruebas.

Usado en compra de acciones

La documentación a la que ha tenido acceso este diario demuestra que los 5,5 millones entraron en Zagatka el 11 de diciembre de 2008. Después, los fondos fueron invertidos en la compra de acciones de grandes empresas para tratar de generar plusvalías. En los años siguientes, la Fundación fue vendiendo las participaciones para conseguir efectivo con el que pagar los vuelos privados y otros gastos del rey Juan Carlos I, como estancias en hoteles y escopetas de caza.

Álvaro de Orleans siempre ha mantenido que creó Zagatka con el único objetivo de apoyar económicamente a las casas reales europeas y que todo el dinero que entró en las cuentas bancarias de la fundación procedía de su fortuna y negocios personales. Sin embargo, el Ministerio Público sospecha que, en realidad, el rey Juan Carlos lo usó como testaferro para canalizar a través de Zagatka el cobro de comisiones ilegales millonarias. Lo cierto es que el Rey emérito fue el beneficiario de casi la totalidad de los activos que pasaron por las cuentas de la fundación al menos hasta 2018.

Foto: Don Juan Carlos I. (EFE) Opinión

Además de los 5,5 millones de euros, Zagatka recibió otros 4,6 millones de dólares en 2009. En este último caso, sí consta en la cuenta que el dinero salió de una supuesta intermediación de Álvaro de Orleans en el desarrollo urbanístico de un resort turístico de la constructora OHL en la Riviera Maya. Sin embargo, la Fiscalía también sospecha que esa segunda transferencia se correspondería igualmente con una comisión cobrada, en realidad, por Juan Carlos I, y que este recurrió a su primo para evitar que alguien pudiera relacionarlo con esos fondos.

Además de los 5,5 millones de euros ingresados en la cuenta de la fundación sin revelar el nombre del ordenante de la operación, Zagatka también recibió en 2008 otras cuatro transferencias, por importe de 250.000 euros cada una, realizadas por desconocidos. Las identidades de estos otros pagadores no han trascendido.

Álvaro de Orleans-Borbón, presunto testaferro de la estructura 'offshore' que usó Juan Carlos I para pagar vuelos privados por importe de 8 millones de euros y controlar participaciones en decenas de compañías multinacionales, ha declarado a la Fiscalía del Tribunal Supremo que la mayor entrada de dinero que recibió la red societaria investigada procede de una inversión que heredó de su padre, Álvaro de Orleans y Sajonia-Coburgo-Gotha. Se trata de los 5,5 millones de euros de origen hasta ahora desconocido que entraron en 'cash' en 2008 a la Fundación Zagatka.

Rey Don Juan Carlos Credit Suisse Ginebra Arabia Saudí
El redactor recomienda