Una entrega a Juan Carlos I de 105.000€ en billetes cuestiona su última regularización
  1. España
fasana y canonica le dieron el dinero

Una entrega a Juan Carlos I de 105.000€ en billetes cuestiona su última regularización

La Fundación Zagatka registró una retirada de fondos en efectivo por el mismo importe y en el mismo día de una entrega en 'cash' al Rey emérito. Ese cruce contable deja en el aire su declaración voluntaria a Hacienda

placeholder Foto:

Un movimiento bancario amenaza con tumbar la segunda regularización fiscal de Juan Carlos I y dejarlo a un paso del banquillo. La Fundación Zagatka registró una salida de dinero en billetes que coincide con una entrega de fondos a Juan Carlos I por el mismo importe y en el mismo día. El monarca solo ha reconocido a la Agencia Tributaria que recurrió a la fundación controlada por su primo Álvaro de Orleans para pagar vuelos en 'jets' privados. Pero ese reintegro en ventanilla apunta a que también usó la mercantil para obtener dinero en efectivo que no ha declarado a Hacienda.

El dato clave es una retirada de fondos de una de las cuentas de Zagatka en el banco Credit Suisse, la número 798208-92, según consta en la documentación a que ha tenido acceso El Confidencial. Se produjo el 23 de marzo de 2009 y fue efectuada por Bertrand Hagger, directivo del bufete Rhône Gestion y socio de uno de los principales testaferros del Rey emérito, el gestor Arturo Fasana. La operación ascendió a 105.367,50 euros y se efectuó en una ventanilla de las oficinas centrales de Credit Suisse en pleno centro de Ginebra.

placeholder [Haga clic aquí para ver el documento completo]
[Haga clic aquí para ver el documento completo]

El apunte no especifica quién fue el destinatario último de esos fondos. Álvaro de Orleans declaró a Yves Bertossa, el fiscal del cantón de Ginebra que en el verano de 2018 empezó a investigar el presunto blanqueo de la fortuna del Rey emérito en territorio helvético, que Zagatka solo pagó vuelos privados de su primo y desvinculó a este de las retiradas de 'cash' de la fundación, tanto en Credit Suisse como en Lombard Odier, el banco al que fueron traslados todos sus activos en 2015.

"Es tajantemente falso que don Juan Carlos I se haya beneficiado nunca de dinero en efectivo sacado de las cuentas de la Fundación Zagatka", manifestó el aristócrata en octubre de 2018. Según Álvaro de Orleans, él fue el único beneficiario de las salidas de dinero en billetes de la fundación y precisó que usó esas cantidades para afrontar gastos de carácter familiar, pagar salarios de empleados de sus empresas en Latinoamérica y financiar eventos relacionados con su afición por la aviación deportiva.

Sin embargo, el testimonio del familiar de Juan Carlos I está ahora en el aire por el reintegro en billetes de 2009. Según la información incorporada a la causa, exactamente el mismo día en que Hagger retiró de Zagatka una cifra tan poco redonda como 105.367,50 euros, su socio Arturo Fasana sacó una cifra casi idéntica, 105.000 euros, de la cuenta de una segunda entidad instrumental del Rey emérito, la Fundación Lucum. Es decir, que dos empleados del mismo bufete efectuaron con minutos de diferencia dos reintegros por sendos importes extrañamente parecidos.

placeholder [Haga clic aquí para ver el documento completo]
[Haga clic aquí para ver el documento completo]

Un tercer documento acredita que, ese 23 de marzo de 2009, Fasana entregó al entonces jefe del Estado la misma cantidad que había sido retirada simultáneamente de las dos fundaciones instrumentales, 105.000 euros, para hacer frente a “gastos personales”. Los efectos de este cruce llegan hasta ejercicios fiscales no prescritos y que pueden tener consecuencias penales para el monarca. Solo entre 2017 y 2018, trabajadores de los despachos de Fasana y el abogado Dante Canonica, otro de los testaferros del Rey emérito, retiraron en cuatro operaciones distintas un total de 450.000 euros de Zagatka.

Foto: El rey emérito Juan Carlos I. (Reuters)

Juan Carlos I no ha incluido ninguna de esas cantidades en su declaración a Hacienda. Su segunda regularización voluntaria, tramitada el pasado febrero, se limita a los vuelos privados, anticipos para billetes de avión y gastos de agencias de viajes que abonó con transferencias procedentes de la fundación controlada por su primo Álvaro de Orleans.

El importe de esas facturas supera los ocho millones de euros. Para adelantarse a una posible imputación por ocultar el disfrute de esos fondos, el exjefe del Estado abonó a Hacienda 4,4 millones de euros. Pero, para que esa regularización sea validada por la Fiscalía y se salde sin responsabilidades penales, la declaración del contribuyente debe ser completa. Es decir, el afectado debe ponerse al día por la totalidad de los activos que recibió de forma opaca. La posible omisión del dinero en efectivo de Zagatka abriría una vía de agua en su estrategia de defensa.

Precisamente, la Agencia Tributaria acaba de comunicar al Rey emérito la apertura de una inspección para comprobar si ha declarado todos los fondos que recibió del extranjero. La primera regularización se produjo en diciembre y afectaba al dinero que le entregó el empresario mexicano Allen Sanginés-Krause a través de un coronel del Ejército del Aire. El monarca abonó a Hacienda 678.393 euros para legalizar esas aportaciones. La segunda, la más reciente, debía servir para cerrar el capítulo de Zagatka.

Un movimiento bancario amenaza con tumbar la segunda regularización fiscal de Juan Carlos I y dejarlo a un paso del banquillo. La Fundación Zagatka registró una salida de dinero en billetes que coincide con una entrega de fondos a Juan Carlos I por el mismo importe y en el mismo día. El monarca solo ha reconocido a la Agencia Tributaria que recurrió a la fundación controlada por su primo Álvaro de Orleans para pagar vuelos en 'jets' privados. Pero ese reintegro en ventanilla apunta a que también usó la mercantil para obtener dinero en efectivo que no ha declarado a Hacienda.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Rey Don Juan Carlos Credit Suisse Arturo Fasana Ministerio de Hacienda Fiscalía General del Estado Fiscalía Anticorrupción
El redactor recomienda