Vox estrena su sindicato en este 1º de Mayo intentando captar voto obrero
  1. España
SINDICATO SOLIDARIDAD

Vox estrena su sindicato en este 1º de Mayo intentando captar voto obrero

El partido afronta su primer Día de los Trabajadores con el objetivo de arañarle espacios a las organizaciones de izquierda y en plena recta final de las elecciones en Madrid

placeholder Foto: Rocío Monasterio y Santiago Abascal, durante un mitin en Fuenlabrada. (EFE)
Rocío Monasterio y Santiago Abascal, durante un mitin en Fuenlabrada. (EFE)

El partido de Santiago Abascal lleva más de un año orientando sus discursos para seducir al votante de clases populares. En esta estrategia, el pasado verano optaron por la creación de un sindicato propio que representara esa batalla por disputar el voto obrero a las formaciones de izquierdas. Ahora, y tras unos primeros meses discretos, la organización afronta su primer Día del Trabajo con el objetivo de arañar espacio a las fuerzas sindicales tradicionales de izquierda. Ha convocado movilizaciones en casi todas las capitales de provincia del país, aunque el acto principal tendrá lugar en Madrid, donde se juega la recta final de la campaña electoral del 4 de mayo.

El sindicato, bautizado como 'Solidaridad', ha estado presente en la mayoría de actos del partido en las últimas semanas a través de pancartas de militantes o cargos de Vox sobre el Día de los Trabajadores. Bajo el eslogan "Sal a defenderte", han convocado caravanas de coches fuera de la Comunidad de Madrid y un mitin en la capital, concretamente en Conde de Casal. Allí estarán el secretario general, Rodrigo Alonso, el propio Abascal y la candidata del 4-M, Rocío Monasterio, según han informado desde el partido. El acto central se prevé al mediodía.

Foto: La candidata de Vox, Monasterio, y el presidente del partido, Abascal. (EFE)

Fuentes de la cúpula de la organización explican que acuden al 1 de Mayo con la esperanza de que sea su primer gran día y que lo hacen con el mismo objetivo por el que montaron Solidaridad: robar afiliados a CCOO, UGT y demás sindicatos, que también se movilizan este sábado, como han hecho históricamente. "El objetivo es señalar la mafia sindical y su abandono a los trabajadores", señalan estas fuentes del sindicato, que recuerdan que uno de los elementos que han buscado siempre es denunciar las malas prácticas de las siglas tradicionales. Las manifestaciones, en cualquier caso, tendrán limitaciones por la pandemia y la Delegación del Gobierno ha fijado el aforo entre todas las concentraciones en 4.175 personas.

La movilización sindical, que coincide con el ocaso de la campaña en la Comunidad de Madrid, servirá a Abascal para reforzar sus mensajes sobre los barrios de rentas bajas en los que ha centrado buena parte de sus mítines. Cabe esperar que recupere las referencias a la inseguridad en los barrios, que vinculan con la inmigración irregular y que ha sido el ámbito más explotado por la formación durante toda la contienda madrileña.

Lo cierto es que pese a que llevan meses en funcionamiento, tras comenzar a andar el pasado septiembre, siguen compartiendo cargos con la formación. Su secretario general es diputado por Almería en el Parlamento andaluz, y su equipo de comunicación también es compartido con el partido. Desde Solidaridad y Vox enfatizan a menudo que son dos organizaciones distintas e independientes una de otra, pero la realidad es que en las grandes citas del sindicato, Abascal está presente, incluido el día de su presentación inicial el pasado septiembre. El 1 de Mayo no iba a ser menos.

Un giro 'social' retórico

En sus comienzos, quedó claro que entre los dirigentes del partido hay perfiles que dudan más de algunas de las apuestas concretas del sindicato. Solidaridad abogó en un principio por una subida del salario mínimo interprofesional (SMI) entre sus medidas fundamentales, sin matices. Una propuesta que no había sido abordada nunca por Vox en su programa. Esta fue rechazada públicamente por su portavoz parlamentario, Iván Espinosa de los Monteros, en un movimiento rara vez visto en el partido, que acostumbra al hermetismo sobre la crítica interna. Poco después, el sindicato precisó que la subida solo se daría únicamente si no repercutiera en la empresa, algo que cambiaría por completo el concepto de SMI actual.

La creación de una fuerza sindical es producto de un intento del partido de Abascal de ampliar su base de apoyos. Tras las elecciones del 10 de noviembre de 2019, cuando se convirtieron en tercera fuerza nacional, en la formación empezaron a pensar que su capacidad para crecer más a la derecha del PP era ya limitada y que deberían plantearse nuevas estrategias. En el seno de Vox ascendieron entonces voces que defendían que la mejor vía era imitar a otros partidos europeos de su espectro, como el Frente Nacional de Marine Le Pen (ahora Agrupación Nacional), y captar votantes entre los barrios populares que tradicionalmente han votado a la izquierda.

Foto: El presidente de Vox, Santiago Abascal (d). (EFE)

El viraje de Vox se afianzó durante la Asamblea General de 2020, con el ascenso de Jorge Buxadé, cabeza de lista a la Eurocámara, hasta la vicepresidencia política interna y la portavocía orgánica. Entonces iniciaron un cambio de discurso hacia postulados más proteccionistas y con mensajes dirigidos a la población obrera para tratar de dibujarse como los verdaderos defensores de unos votantes, a su juicio, traicionados por la izquierda. La pandemia lo aceleró. La modificación, eso sí, ha sido hasta el momento meramente retórica, sin cambios programáticos, algo que ha facilitado el debate interno al no implicar un vuelco en las propuestas y tratarse solamente de recursos tácticos.

Vox Día del Trabajo Sindicatos Santiago Abascal Marine Le Pen
El redactor recomienda