vistalegre iii

Vox se erige como alternativa en lugar del PP: "Van al 8-M para que no les llamen fachas"

Este sábado, Vox reeligió a Santiago Abascal presidente y otorgó más poderes para la cúpula del partido, en la que se hacen fuertes figuras como la del eurodiputado Jorge Buxadé

Foto: Abascal, durante su intervención este domingo. (EFE)
Abascal, durante su intervención este domingo. (EFE)

Abascal se presentó este domingo en la tercera edición de Vistalegre como la oposición "verdadera" al Gobierno en lugar del PP. "Somos la única alternativa con capacidad para defender a España de los enemigos de la nación. (...) Todos ellos, millonarios, progres y ONG, han intentado tumbar esta alternativa". Vox convocó su gran mitin haciéndolo coincidir con el 8-M y con la jornada de manifestaciones por el Día de la Mujer. Con el PP acudiendo a las movilizaciones, aunque con perfil propio, los de Abascal buscaron presentarse en todo momento como esa “alternativa” ante unas 9.000 personas que acudieron al pabellón este domingo, según la organización, si bien quedaron varios cientos de sillas vacías.

"Es la tercera vez que nos juntamos aquí, sabemos que estáis aquí por España", reiteró Abascal, encendiendo a las masas y lanzando mensajes para la campaña de las elecciones gallegas y vascas y frente al feminismo. "Han intentado que este 8-M no les llamen fachas, van a la manifestación para que no les llamen fachas. Y aun así les llaman fachas", dijo en referencia al PP, contra el que cargó especialmente Rocío Monasterio. "Quieren que nuestras hijas lleguen a casa solas y borrachas mientras bajan la pena a los violadores. No tenéis vergüenza", dijo el vasco en relación con la Ley de Libertad Sexual.

Volvió a vincular las violaciones con los extranjeros y con el trabajo de las ONG, que los "traen", valoró, "a mansalva", pero también incidió de nuevo en que se ocultan datos oficiales sin aportar prueba alguna. Uno de los momentos en que más simpatizantes logró levantar de sus sillas fue por sus alusiones a la ministra de Igualdad, Irene Montero: "Vosotras os representáis solitas, no tiene que venir ningún macho alfa a haceros ministras". Según Abascal, las medidas en materia de violencia de género solo han servido para ahondar en la desigualdad entre los españoles.

Vistalegre fue el lugar en el que Vox se dio a conocer al gran público cuando sorprendió con unos 9.000 asistentes en 2018 antes de las elecciones andaluzas. En 2019 repitió, y en 2020 ha servido de escenario para simbolizar la lucha ideológica frente al feminismo y para consolidar el liderazgo de Abascal. Vistalegre III fue finalmente de Vox y no de Podemos, que ha optado por Leganés para su tercer congreso. Quedaron ya atrás los mítines que no llegaban a la veintena de personas en 2015, pero también el tinte exótico que sorprendía a todos a finales de 2018.

Vox llegó a esta cita como tercera fuerza en el Congreso de los Diputados y ante el reto de buscar representación en País Vasco y Galicia el próximo 5 de abril, aunque todo hace indicar que tendrá resultados muy por debajo de los del PP. En Vox, lo que no cambia es la banda sonora de los mítines del partido, que volvió a recurrir en esta ocasión a ‘Resistiré’, al ‘Viva España’ de Manolo Escobar y a los himnos de la Policía y Guardia Civil para agitar a los presentes. El himno nacional fue el tema elegido para cerrar el acto, con los dirigentes alzando la mirada. Quien no sonó en los altavoces del enclave madrileño fue Rosalía, a quien ya no se escucha en los mítines desde que arremetió en Twitter contra la formación con aquel "fuck Vox".

El acto lo abrió Rocío Monasterio, que parece haber perdido algo de protagonismo tras los supuestos escándalos de su etapa como arquitecta. “El consenso progre querría que las mujeres de la alternativa no estuviéramos aquí. Nos querrían en su manifestación, en su aquelarre feminista, gritando contra el Estado opresor y pidiendo subvenciones para su chiringuito. Esa sería su gran victoria, como lo han logrado con el resto de los partidos. La izquierda pone las ideas y luego van las veletas y las blanditas y las secundan”. “Esto [ir a la manifestación con manifiesto propio] es como si te dejas poner un burka y lo adornas con un bikini encima”.

"Aquelarre feminista"

“Nos quieren, sí, pero calladas”, dijo Monasterio, que aprovechó la ocasión para cargar contra “la cultura machista del islam”. “No habléis en nuestro nombre, vuestro tiempo terminó”, auguró la líder de Vox en la Asamblea de Madrid. “No hay mujer más libre, más inteligente y más autónoma que la mujer española”, concluyó para dar paso a una Macarena Olona, vicesecretaria de la formación para Relaciones con las Cortes, que incidió en que “el hombre no viola, viola el violador”.

El eurodiputado Jorge Buxadé aprovechó su turno para cargar contra el Ministerio de Igualdad y su ley del ‘solo sí es sí’: “No queremos que las mujeres lleguen ni solas ni borrachas a casa”. El que fuera cabeza de lista en las últimas europeas mandó mensajes frente al separatismo y fue el dirigente que más se dirigió al "español medio", al "operario de Nissan", frente a los "pijiprogres".

El último en tomar el micro fue el líder de la formación, que acusó al Gobierno de "violentar a los niños más pequeños" con la educación sexual: "Están más cerca de la pedofilia que de la educación". Cargó también contra el Gabinete "socialcomunista" de Sánchez y contra los "tribunales extranjeros" por los casos del 'procés'. Abascal habló de una "invasión" de inmigrantes que ahora, supuestamente, "está sufriendo Grecia". Recién llegado de su ruta por EEUU, achacó al Ejecutivo de PSOE y UP estar a favor de gobiernos bolivarianos. "Su vicepresidente y, por extensión, su presidente", aseveró. "Tarde o temprano acabarán en la cárcel los que traicionen la soberanía y la unión de los españoles", enfatizó el presidente de Vox, sin precisar a quién se refería. "Sufrimos un Gobierno ilegítimo que pretende una sociedad sumisa, sin división de poderes", continuó el de Amurrio, que dibujó una España de la que se aprovechan otras naciones en una intervención en la que las palabras más repetidas fueron 'alternativa' y 'España'.

Abascal no desaprovechó la ocasión para cuestionar las medidas para hacer frente al cambio climático. "A los españoles que están sufriendo, les culpan de la emergencia climática. Quieren que la paguen los más humildes, que la pague nuestro campo", comentó con críticas a Bruselas. "Defender el medioambiente pasa por defender la industria española y por oponerse a la entrada de productos de países extracomunitarios".

"Esto es como si te dejas poner un burka y lo adornas con un bikini encima"

Ortega-Smith aseguró que el buen hacer de la formación en los comicios posteriores a la primera y segunda edición de Vistalegre le hace augurar buenos resultados el próximo 5 de abril: "Vamos al Parlamento gallego y al Parlamento vasco, ya sabéis". El secretario general retrató una Galicia y un País Vasco en los que falta "libertad" debido al "nacionalismo totalitario" de las regiones donde gobiernan Urkullu y Feijóo. “Gobierno socialcomunista”, “vicepresidente narcochavista”, “socios filoetarras y golpistas” son algunos de los conceptos que se vincularon con el Ejecutivo “ilegítimo” de Sánchez. Pese a que el partido había hecho un llamamiento debido al brote de Covid-19 para que las personas que pertenecen a los grupos considerados de riesgo se quedaran siguiéndolo desde casa, en los accesos al pabellón no dejaron de verse centenares de personas de avanzada edad.

Cambios en la cúpula

Este sábado, la asamblea general ordinaria aprobó la propuesta de la cúpula para reformar los estatutos y reforzar su poder, lo que ha provocado las protestas de la corriente crítica y minoritaria, que denunció que ni siquiera les dejaron acceder a Vistalegre. Abascal fue reelegido presidente para cuatro años más, sin oposición. La ejecutiva de la formación la completan Javier Ortega-Smith como secretario general; Jorge Buxadé, que asciende hasta la vicepresidencia del Área Política; Víctor González Coello de Portugal, vicepresidente del Área Económica; la diputada Reyes Romero como vicepresidenta del Área Social, y Pablo Sáez como tesorero. Como vocales quedan Rocío de Meer, Ignacio Garriga y Enrique Cabanas (jefe de gabinete de Abascal), entre otros.

Dirigentes de Vox, antes de sus intervenciones. (EFE)
Dirigentes de Vox, antes de sus intervenciones. (EFE)

La propuesta también incluye un refuerzo de los poderes de la cúpula frente al resto de la estructura del partido, previsiblemente para aumentar su agilidad ante posibles crisis orgánicas. Como parte de la reforma, se recogen también dos nuevos órganos que dependerán a su vez de la dirección del partido. Se trata del Comité de Gestión, que abordará los asuntos económicos, y del Comité de Acción Política, que ya había comenzado a funcionar previamente. Este último órgano cuenta con Abascal al frente y el eurodiputado Jorge Buxadé, además del secretario general, Javier Ortega-Smith, y el portavoz del Congreso, Iván Espinosa de los Monteros.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
37 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios