El TC rechaza sin unanimidad el primer recurso contra la sentencia del 'procés'
  1. España
DOS VOTOS DISCREPANTES

El TC rechaza sin unanimidad el primer recurso contra la sentencia del 'procés'

Se trata de la primera sentencia que el tribunal de garantías dicta en relación con las condenas de sedición impuestas

placeholder Foto: Parte de los líderes del 'procés', en el banquillo del Supremo durante el juicio. (EFE)
Parte de los líderes del 'procés', en el banquillo del Supremo durante el juicio. (EFE)

El Pleno del Constitucional ha resuelto el primer recurso contra la sentencia del 'procés' sin unanimidad. El tribunal de garantías ha rechazado este jueves los argumentos del 'exconseller' Jordi Turull contra su condena a 12 años de prisión por los delitos de sedición y malversación, pero, de los nueve magistrados que han participado en la deliberación, dos se han desmarcado del resto y redactarán un voto discrepante: Juan Antonio Xiol y María Luisa Balaguer, ambos de talante progresista.

El tribunal de garantías considera, entre otras cuestiones, que el Supremo no amplió la interpretación del delito de sedición para perjudicar a los acusados. Según explica en un comunicado, se ha discutido el "grado de vaguedad" de la sentencia del Alto Tribunal y la conclusión pasa por que en ningún caso "ha llevado a cabo una aplicación analógica 'in malam parte' [perjudicial para la parte] de dicho tipo penal".

Foto: El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont. (EFE)

Tras haber rechazado los recursos de los 'exconsellers' Meritxell Borrás y Carles Mundó, se trata de la primera sentencia que el Constitucional dicta en relación con las condenas que impuso el Supremo a los principales líderes del 'procés'. Tanto su contenido como los votos particulares de Xiol y Balaguer se publicarán "en los próximos días" junto a una explicación "más amplia".

Xiol y Balaguer se desmarcan

No es la primera vez que Xiol y Balaguer se desmarcan de sus compañeros al abordar los asuntos del 'procés'. En noviembre de 2019, cuando el Constitucional desestimó el recurso de Oriol Junqueras contra la decisión del instructor de la causa, Pablo Llarena, de mantener la prisión preventiva que había dictado contra él la entonces jueza de la Audiencia Nacional, Carmen Lamela, ambos votaron en contra. En aquella ocasión, el magistrado Fernando Valdés Dal-Ré también siguió el mismo camino, pero este ya no forma parte del Constitucional: abandonó su puesto el pasado septiembre al ser investigado por presuntos malos tratos.

Foto: El exvicepresidente Oriol Junqueras en el Congreso. (Reuters)

En el correspondiente voto particular, los tres defendieron que mantener en la cárcel a Junqueras cuando optaba como candidato a las elecciones autonómicas había violado sus derechos de representación política. Su escrito destacaba la importancia de mantener un sistema de equilibrio entre los tres poderes que, según defendían, fue superado por el Supremo al confirmar el encarcelamiento del de ERC.

El voto incidía así en la importancia de la inmunidad parlamentaria y, en concreto, en la que afecta a lo penal "conforme a la cual los miembros de las cámaras legislativas quedan protegidos contra cualquier forma de privación de libertad sin el consentimiento previo de las cámaras". El recurso de Turull que ahora ha sido rechazado por el Constitucional poco tiene que ver con aquella situación que alegaba Junqueras. Pese a ello, Xiol y Balaguer han vuelto a desmarcarse del resto.

Cada voto es clave

Ante las recusaciones de jueces del Constitucional que Puigdemont ha logrado sacar adelante, cada voto resulta clave para resolver los asuntos del 'procés'. La clave pasa por el artículo 14 de la ley orgánica que regula la institución, que establece que "el tribunal en pleno puede adoptar acuerdos cuando estén presentes, al menos, dos tercios de los miembros que en cada momento lo compongan".

Tras el mencionado abandono de Valdés, el tribunal lo componen en estos momentos 11 magistrados. Pese a ello, las fuentes consultadas explican que, para poder tomar decisiones en pleno, en principio sigue haciendo falta que estén presentes ocho de ellos, y ahí es donde resolver asuntos del 'procés' se complica: con las recientes recusaciones de Cándido Conde-Pumpido y Antonio Narváez, ambos quedan al margen en la toma de decisiones respecto a Puigdemont, con lo que los ocho jueces exigidos deben proceder de los nueve restantes.

Foto: Carles Puigdemont. (EFE)

¿Qué ocurriría si Puigdemont logra recusar a otros dos? ¿El Constitucional se vería incapaz de seguir resolviendo asuntos sobre el 'procés'? Cuando se plantea esta hipótesis, las fuentes consultadas dan respuestas distintas. Por un lado, una de ellas pone en duda que esta maniobra pueda beneficiar al propio 'expresident': él es quien ha pedido amparo al tribunal e 'inhabilitarlos' implicaría no recibir respuesta, quedando entonces a la espera de que se renueven los puestos de los recusados para volver a empezar. A esto se suma que, para poder acudir a los tribunales europeos, antes debe agotar la vía española.

Por otro lado, otra de las fuentes consultadas incide en que el Constitucional siempre podría hacer una interpretación más genérica de la ley, argumentando entonces que se debe calcular la exigencia de dos tercios sobre "los miembros reales, es decir, descontando los recusados". Sea como sea, por el momento se trata de simples hipótesis, aunque desde el entorno de Puigdemont ya avisan de que la batalla no ha terminado: "Esto acaba de empezar". Por otra parte, como avanzó El Confidencial, el tribunal de garantías es consciente de este riesgo y trata de blindarse, para lo que rechazará por fraude futuras recusaciones.

Jordi Turull Tribunal Constitucional Tribunal Supremo Nacionalismo
El redactor recomienda