Puigdemont, contra el TC tras la salida de Pumpido: "Esto acaba de empezar"
  1. España
Amenaza el 'quorum'

Puigdemont, contra el TC tras la salida de Pumpido: "Esto acaba de empezar"

Fuentes del entorno del expresidente confirman que ya preparan nuevos escritos en los que cuestionarán la imparcialidad de otros jueces del TC

placeholder Foto: Carles Puigdemont. (EFE)
Carles Puigdemont. (EFE)

Un total de 11 magistrados en el Tribunal Constitucional. Dos de ellos —nada menos que los coordinadores— fuera de los asuntos del 'procés'. La recusación de Cándido Conde-Pumpido y Antonio Narváez, que ha derivado en la abstención de ambos, ha alentado a Carles Puigdemont a preparar otras recusaciones de miembros del tribunal de garantías. Los magistrados deberán revisar en los próximos meses decenas de recursos presentados por los acusados y condenados por los hechos de septiembre de 2017. "Esto acaba de empezar", indican fuentes del entorno del expresidente, que confirman que ya preparan nuevos escritos en los que cuestionarán la imparcialidad de otros jueces del TC.

La salida de Narváez abrió una compuerta de consecuencias difíciles de valorar. Las recusaciones tanto de este como de Pumpido se han basado en intervenciones públicas de ambos cuyo contenido, a ojos de los acusados, puso en cuestión su imparcialidad para decidir sobre asuntos relativos al 'procés'. Aunque ninguno de los dos magistrados consideró fundados los incidentes planteados en su contra, decidieron apartarse. Ahora es difícil que la vía abierta logre taparse salvo que el pleno cierre filas en torno a futuros recusados. Porque haberlos, los habrá.

Foto: El magistrado Cándido Conde-Pumpido. (EFE)

Antonio Narváez, por una conferencia impartida en Granada en la que dijo que lo ocurrido en Cataluña era un "golpe de Estado encubierto", más grave que el 23-F. En el caso de Pumpido, el motivo de la recusación fue una conferencia pronunciada en el Congreso de los Diputados en la que repasó distintas sentencias del TC, algunas de ellas de enorme actualidad en aquel momento, como aquella en la que se declaraba la inconstitucionalidad de la ley del 6 de septiembre, del referéndum de autodeterminación. "Al aprobar esta ley, se han alzado frente a la soberanía nacional residenciada en el pueblo español convocando a una fracción del pueblo catalán, en desafío a la unidad de la nación, a decidir la suerte del Estado común", dijo.

A falta de conocer quién será el próximo 'elegido' por Puigdemont, expertos en Constitucional consultados advierten de que si la recusación respecto a los asuntos del 'procés' continúa, el alto tribunal puede llegar a verse paralizado a la hora de tomar decisiones sobre esta cuestión. La clave pasa por el artículo 14 de la ley orgánica que regula la institución, que establece que "el tribunal en pleno puede adoptar acuerdos cuando estén presentes, al menos, dos tercios de los miembros que en cada momento lo compongan".

Nueve magistrados

El juez Fernando Valdés, investigado por presuntos malos tratos, abandonó su puesto del Constitucional el pasado septiembre, con lo que el tribunal lo forman en estos momentos 11 magistrados. Pese a ello, las fuentes consultadas explican que, para poder tomar decisiones en pleno, en principio sigue haciendo falta que estén presentes ocho de ellos, y ahí es donde resolver asuntos del 'procés' se complica: con la recusación de Conde-Pumpido y Narváez, ambos quedan al margen en la toma de decisiones respecto a Puigdemont, con lo que los ocho jueces exigidos deben proceder de los nueve restantes.

Foto: El magistrado Cándido Conde-Pumpido en 2018. (EFE)

¿Qué ocurriría si Puigdemont logra recusar a otros dos? ¿El Constitucional se vería incapaz de seguir resolviendo asuntos sobre el 'procés'? Cuando se plantea esta hipótesis, las fuentes consultadas dan respuestas distintas. Por un lado, una de ellas pone en duda que esta maniobra pueda beneficiar al propio 'expresident': él es quien ha pedido amparo al tribunal e 'inhabilitarles' implicaría no recibir respuesta, quedando entonces a la espera de que se renueven los puestos de los recusados para volver a empezar. A esto se suma que, para poder acudir a los tribunales europeos, antes debe agotar la vía española.

Por otro lado, otra de las fuentes consultadas incide en que el Constitucional siempre podría hacer una interpretación más genérica de la ley, argumentando entonces que se debe calcular la exigencia de dos tercios sobre "los miembros reales, es decir, descontando los recusados". Respecto a esto, existe un precedente de 2007 en el que, ante la simultaneidad temporal de las recusaciones de cinco de los magistrados de entonces, se formó pleno integrado con la participación de los magistrados recusados.

Sea como sea, por el momento se trata de simples hipótesis, aunque desde el entorno de Puigdemont ya avisan de que la batalla no ha terminado: "Esto acaba de empezar".

Un total de 11 magistrados en el Tribunal Constitucional. Dos de ellos —nada menos que los coordinadores— fuera de los asuntos del 'procés'. La recusación de Cándido Conde-Pumpido y Antonio Narváez, que ha derivado en la abstención de ambos, ha alentado a Carles Puigdemont a preparar otras recusaciones de miembros del tribunal de garantías. Los magistrados deberán revisar en los próximos meses decenas de recursos presentados por los acusados y condenados por los hechos de septiembre de 2017. "Esto acaba de empezar", indican fuentes del entorno del expresidente, que confirman que ya preparan nuevos escritos en los que cuestionarán la imparcialidad de otros jueces del TC.

Carles Puigdemont Tribunal Constitucional Cándido Conde-Pumpido Independencia de Cataluña
El redactor recomienda