Gobierno y CCAA descartan modificar el plan de Semana Santa para endurecer las restricciones
  1. España
CONSEJO INTERTERRITORIAL

Gobierno y CCAA descartan modificar el plan de Semana Santa para endurecer las restricciones

No aplicarán ninguna nueva medida sobre los horarios del toque de queda ni de cierre de actividad no esencial

placeholder Foto: La ministra de Sanidad, Carolina Darias. (EFE)
La ministra de Sanidad, Carolina Darias. (EFE)

El Gobierno y las Comunidades Autónomas han decidido este miércoles en el seno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) mantener el documento de restricciones para Semana Santa y no aplicar ninguna nueva medida sobre los horarios del toque de queda ni de cierre de actividad no esencial, según han informado la propia ministra, Carolina Darias, en rueda de prensa.

En las últimas horas la titular de Sanidad había contactado con algunos consejeros de Salud de las Comunidades Autónomas para sondear la posibilidad de adelantar el toque de queda a las 20.00 horas en Semana Santa o bien modificar la hora de cierre de los comercios no esenciales.

Sin embargo, en el Consejo Interterritorial de la tarde de este miércoles no se ha acordado incluir ninguna nueva medida sobre horarios en lo referido al toque de queda y a la actividad no esencial, por lo que se desprende una falta de consenso sobre las ideas que habían sido planteadas por la titular del ramo. Darias ha explicado que en esta última reunión no han llegado a llevar esas medidas, si bien ha reconocido que habla recurrentemente con los consejeros de las CCAA.

Foto: Mensajes escritos en una mascarilla colgada en la reja de la basílica de la Macarena. (EFE)

La ministra ha insistido este miércoles en que las medidas aprobadas el pasado 10 de marzo son un acuerdo de mínimos y que las regiones pueden tomar limitaciones más duras si así lo consideran óptimo y dentro de los marcos del estado de alarma vigente. "Hay repuntes claros de contagios en 10 comunidades autónomas. Tenemos que revertir esta tendencia", ha asegurado la socialista canaria, que ha querido destacar la expansión de la variante británica del coronavirus, que "supone más del 50% de los casos".

Sanidad tanteó anoche el terreno entre las consejerías autonómicas y planteó adelantar el cierre de la actividad no esencial a las 20:00 horas (como los locales de hostelería y comercio), tal y como confirman desde algunas comunidades como Castilla y León o Murcia. Fuentes de la Xunta de Galicia también han apuntado a EFE que Sanidad les contactó anoche para sondearles sobre un posible adelanto del cierre de la actividad no esencial.

Foto: España reanuda este miércoles la vacunación con la vacuna de AstraZeneca. (EFE)

Sin embargo, esta propuesta se ha encontrado con el rechazo de algunas regiones, que horas antes de la reunión ya empezaban a mostrar diferentes posicionamientos ante las posibles nuevas medidas. Desde Castilla-La Mancha mostraban su sorpresa porque ellos habían publicado este mismo miércoles las restricciones que se acordaron previamente. El presidente manchego, Emiliano García-Page, había valorado que, más que plantear ahora otras medidas restrictivas de cara a Semana Santa, hay que asegurarse de que las que ya se han tomado se cumplan.

Otra de las comunidades que ya se había pronunciado antes de conocerse el desenlace es Madrid. La presidenta, Isabel Díaz Ayuso, se ha vuelto a mostrar en contra de las restricciones después de que la región recurriera contra los cierres perimetrales acordados en el último CISNS. "No somos amigos de las ocurrencias cuando las cosas funcionan bien", ha asegurado la popular, que se ha mostrado en contra de bajar el toque de queda o de que haya un cierre de la actividad no esencial a las 20.00 horas. "Con la gente encerrada en casa y los toques de queda, es posible que el virus suba. Fomentar las fiestas en casa y trasladar las cenas a los domicilios hará que el virus pueda subir", ha augurado la líder regional. Los encuentros entre no convivientes están también prohibidos en las viviendas.

Fuentes de la consejería de Salud de Murcia consideraban antes de la reunión que el toque de queda que tienen establecido en la región actualmente (a las 22:00 horas) les parece una medida suficiente para contener la expansión del virus, según el criterio de sus técnicos en Salud Pública y Epidemiología, pero que, en cualquier caso, aplicarán lo que "de forma consensuada" se decida en el Consejo Interterritorial.

Se mantienen las limitaciones previstas en Semana Santa

Es la misma línea en la que se había pronunciado la 'consellera' de Salud catalana, Alba Vergés, que ha subrayado en una entrevista en Catalunya Ràdio que el toque de queda a las 22:00 horas es una medida "que ha funcionado para reducir la actividad social y lúdica que es más evitable; y no pensamos levantarlo".

El presidente de Andalucía, Juanma Moreno, tampoco veía con buenos ojos el cierre de la hostelería a las 20:00 horas y rechazaba este miércoles que se planteen estas posibilidades en un momento en el que la incidencia de la pandemia en la comunidad autónoma es "muchísimo inferior" a la que se daba en el "pico" de la tercera ola.

En Castilla y León, por otro lado, sí veían adecuada una restricción de estas características. Así lo ha afirmado el vicepresidente y portavoz de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, que había anunciado el apoyo del Ejecutivo autonómico a esa hipotética medida en el caso de que finalmente fuera propuesta por Sanidad. "Es una medida eficaz y el Gobierno tendrá nuestro apoyo si lo precisa. Lo primero es evitar la cuarta ola y salvar vidas. No haremos política con esto", ha publicado Igea en su cuenta de Twitter. CyL llegó a implementar un toque de queda a las 20.00 horas que fue recurrido por Moncloa y tumbado por los tribunales.

Foto: Boris Johnson. (Reuters)

La ministra de Sanidad dejó el lunes la puerta abierta a replantear las medidas anticovid ante este cambio de tendencia que es aún incipiente, pero que en otros países europeos, como Alemania, ya ha provocado que se decreten duros confinamientos para Pascua. En otros, como en Reino Unido, se han establecido multas para los viajeros que abandonen el país esos días.

El plan consensuado con las comunidades —que contemplaba, entre otras, el cierre perimetral entre comunidades, el toque de queda nocturno a partir de las 23 horas, limitaciones a las reuniones sociales de entre cuatro y seis personas y prohibición de encuentros entre no convivientes en domicilios— era "un acuerdo de mínimos" a los que las autonomías pueden añadir "medidas más restrictivas". Pero "si la situación cambia mucho, puede plantearse otro acuerdo", advirtió Darias.

En la misma línea, la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, avanzó este martes que esta tarde el CISNS adoptaría "medidas complementarias" para frenar la transmisión, porque la experiencia, como la de las pasadas Navidades, ya ha demostrado que las consecuencias de tratar de salvar estas festividades "son peores". Finalmente, se ha mantenido el plan previsto. Darias ha matizado que la ministra se refería a una posible actualización de medidas en la Comisión de Salud Pública de este jueves, referente a las restricciones a adoptar en función de los niveles de alerta.

A las puertas de la cuarta ola, la incidencia acumulada aumenta o se mantiene estancada

En la reunión de este miércoles ha estado presente el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, que ha señalado a las autonomías la necesidad de controlar las medidas que se desprenden de este documento compartido de actuaciones en la Semana Santa. Su participación llegaba en plan polémica por la prohibición de viajar entre CCAA y no desde otros países. Ha habido varias CCAA que han pedido un control exhaustivo de las fronteras tras las críticas al Gobierno por permitir el turismo extranjero. Aquí, Marlaska ha defendido el control que ya existe en los aeropuertos.

"Transmitir que todos los centros dependientes del ministerio han desplegado los dispositivos necesarios para hacer cumplir las medidas acordadas el 10 de marzo", ha asegurado el responsable de Interior.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE)

De momento, en Andalucía descartan que se vayan a endurecer las restricciones tras el freno del descenso de los datos y ha pedido al Ejecutivo central que se intensifiquen la vigilancia y los controles de movilidad para tener mayor seguridad, tal y como expresaron este martes el vicepresidente de la Junta, Juan Marín, y el consejero de la Presidencia y portavoz, Elías Bendodo. Así, la Junta aboga por mantener el cierre de cada una de las provincias y ampliar horarios comerciales y de hostelería.

Coronavirus
El redactor recomienda