El PP pactó con Bárcenas en 2016 para tratar de apartar al juez De Prada de la Gürtel
  1. España
En una reunión con el abogado del partido

El PP pactó con Bárcenas en 2016 para tratar de apartar al juez De Prada de la Gürtel

Semanas antes del inicio del juicio por la primera época de la trama, el letrado de la formación trató con un emisario de Bárcenas una estrategia indirecta para recusarlo

Foto: El juez José Ricardo de Prada. (EFE)
El juez José Ricardo de Prada. (EFE)

El rechazo del Partido Popular hacia el juez José Ricardo de Prada no es nuevo. Ni siquiera comenzó después de la intervención del magistrado en la redacción de la sentencia sobre la trama Gürtel que acabó desembocando en la moción de censura que desalojó del Gobierno al expresidente Mariano Rajoy. En septiembre del año 2016, un mes antes de que comenzara el juicio por la primera época de actividades de la red que lideraba Francisco Correa, el PP desconfiaba ya de De Prada, hasta el punto de maniobrar para pactar con el extesorero Luis Bárcenas una estrategia dirigida a tratar de evitar que el juez formara parte del tribunal.

El magistrado de la Audiencia Nacional se ha convertido cuatro años y medio después en el motivo del nuevo bloqueo del acuerdo entre el PSOE y el PP para renovar el Consejo General del Poder Judicial. Las negociaciones, encarriladas hasta el pasado jueves, saltaron por los aires ante la insistencia del Ejecutivo en mantenerle como vocal del turno de juristas en el nuevo Consejo y el rechazo completo de los populares a aceptar su presencia. Ambas partes se han dado unos días antes de decidir si continúan las conversaciones para reconducir la negociación.

Foto: El juez José Ricardo de Prada. (EFE)

En septiembre de 2016, la situación era muy distinta. El PP era por entonces el partido del Gobierno y se enfrentaba al primer juicio por prácticas corruptas. Varios de sus miembros se sentaban en el banquillo, al igual que la propia formación como responsable civil de los manejos irregulares de la red de Correa. Ante ese escenario, tuvo lugar una de esas reuniones entre el abogado de los populares y un emisario del extesorero. En nombre de Bárcenas acudió el abogado Miguel Durán, informan a El Confidencial fuentes conocedoras de la cita.

En el encuentro, según explican las fuentes consultadas, se abordó la composición del tribunal que debía juzgar a uno y otro. Lo integraban Ángel Hurtado, Julio de Diego y José Ricardo de Prada. Ya por entonces, era público que el último era un magistrado progresista y el PP consideraba que su presencia en el tribunal podía ser problemática. No obstante, consciente de que atacar al juez a pocas semanas del inicio del juicio podía ser contraproducente, decidió intentar una vía lateral. Por ello, sugirió en aquella reunión que vería con buenos ojos que fuera Bárcenas u otra acusación quien intentara eliminarle de la ecuación a través de una recusación.

Foto: El magistrado de la Audiencia Nacional José Ricardo de Prada. (EFE)

Como ha explicado Bárcenas, estos encuentros con la defensa del PP a través de personas de su confianza se prolongaron durante años. Según la versión del extesorero, el PP le garantizaba en ellos que su mujer, Rosalía Iglesias, saldría bien parada en los distintos procesos que afrontaba. Según la versión del letrado Jesús Santos, los contactos se prolongaron durante un corto periodo de tiempo, siempre a instancias de Bárcenas, y su contenido no era "en absoluto relevante".

El acuerdo para tratar de apartar a De Prada se llevó a cabo. Solo unos días después de aquel encuentro y a falta de dos semanas para el inicio del juicio, la defensa del acusado Pablo Crespo recusó al juez, miembro de la asociación progresista Juezas y Jueces para la Democracia. Argumentó que tenía interés en la causa por su amistad con el primer instructor del caso, Baltasar Garzón, condenado por ordenar grabar en prisión las conversaciones de los cabecillas de la organización, entre ellos, el propio Crespo, con sus abogados.

Foto: El juez José Ricardo de Prada. (EFE)

La misma Audiencia Nacional que había apoyado apartar del mismo procedimiento a los magistrados Enrique López y Concepción Espejel rechazó la petición de Crespo, a la que se adhirió una docena de acusados, entre ellos el propio Bárcenas y el PP, que se sentaba como responsable civil por las ayudas de la trama en las campañas electorales de ambos exalcaldes. De Prada se mantuvo en el tribunal y participó de forma activa en la redacción de la sentencia que condenó al partido como partícipe a título lucrativo en la que se le atribuyen las frases más contundentes sobre la caja B del PP.

La 'otra' recusación

Tras la resolución, vinieron nuevas recusaciones ya sin estrategia. El magistrado, de hecho, iba a ser uno de los jueces del tribunal de la caja B, el procedimiento que mantiene en el banquillo a Bárcenas desde comienzos de febrero. Pero, en mayo de 2019, desde Génova pidieron apartar al juez de este juicio. Su participación en la sentencia sobre la denominada Época I de la trama Gürtel, su "notoria y estrecha" relación de amistad con el juez inhabilitado Baltasar Garzón y su elección, por parte de la entonces ministra de Justicia en funciones, Dolores Delgado, como miembro externo de la comisión asesora para el restablecimiento de la Justicia universal fueron algunos de los argumentos que lanzó el PP en el correspondiente incidente de recusación: "Resulta indiscutible que estas circunstancias implican su falta de idoneidad para formar parte del tribunal de enjuiciamiento", sostenían.

Foto: El magistrado José Ricardo de Prada. (EFE)

En octubre de 2019, el pleno de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional atendió estas alegaciones y decidió apartarle del tribunal. Con ocho votos a favor y siete en contra, sus compañeros en la Audiencia Nacional consideraron que no debía participar en este procedimiento porque ya formó parte del que condenó por la primera época de actividades de la trama Gürtel, donde se trató la contabilidad B de forma colateral. El incidente de recusación fue presentado por el PP, pero también por el propio Bárcenas.

Luis Bárcenas CGPJ Audiencia Nacional Jueces
El redactor recomienda