Un brote de la variante británica causa 86 contagios en un hospital vigués
  1. España
Afecta principalmente a personal sanitario

Un brote de la variante británica causa 86 contagios en un hospital vigués

Desde un punto de vista asistencial, el caso del hospital vigués es preocupante por distintos factores, además de por la conocida infecciosidad de la variante y su peor pronóstico

Foto: Una trabajadora sanitaria recoge muestras para realizar la prueba del coronavirus a posibles infectados en el hospital de Meixoeiro, en Vigo. (EFE)
Una trabajadora sanitaria recoge muestras para realizar la prueba del coronavirus a posibles infectados en el hospital de Meixoeiro, en Vigo. (EFE)

Un hospital público, el Meixoeiro de Vigo, se ha convertido en el foco de uno de los mayores brotes de la variante británica del coronavirus del que se tiene constancia hasta la fecha en España, con hasta 86 positivos, de acuerdo con la prospección realizada por las autoridades sanitarias. De ellos, se analizaron seis casos y los seis fueron identificados con la denominada VOC B.1.1.7, el 100%. Es un brote oficioso, pero nadie pone en duda que los otros 80 comparten el mismo genoma, lo que sitúa a las autoridades sanitarias ante la evidencia de que la temida variante campa a sus anchas en muchas zonas de Galicia.

Como en el resto de España, hay cifras que llaman a engaño. La Consellería de Sanidade solo ha confirmado hasta el momento 14 casos de coronavirus de variante británica, pero son muy pocos los que se someten al laborioso proceso de secuenciación que permite su identificación. Según informó la Xunta este miércoles, se están estudiando actualmente apenas otros 200 sospechosos. El 'conselleiro', Julio García Comesaña, apunta a una tasa de penetración en el conjunto del Estado de entre un 8% y un 10% de los casos, aunque expertos consultados calculan que, al menos en Galicia, está ya al borde del 20%.

Esa es la opinión de investigadores que constituyeron a mediados de 2020 Epicovigal, un grupo que reúne a científicos de las tres universidades gallegas y de siete hospitales públicos para analizar la evolución genómica del SARS-CoV-2. “En realidad, el brote de la variante británica del Meixoeiro no me sorprende, es una fotografía de lo que está ocurriendo en Galicia. Tenemos fácilmente una prevalencia de un caso por cada cinco positivos”, apunta uno de los miembros del grupo.

Desde un punto de vista asistencial, el caso del hospital vigués es preocupante por distintos factores, además de por la conocida infecciosidad de la variante y su peor pronóstico. Así, al tratarse de un hospital, es posible que se hayan desencadenado múltiples líneas de contagio, una opción que se agrava si se tiene en cuenta que 41 de los 86 infectados son profesionales sanitarios. Además, muchos de los infectados estaban ingresados, y por lo tanto presentan patologías adicionales. Y otro factor poco esperanzador: el tiempo transcurrido desde la detección de los positivos hasta la secuenciación del virus, que permitió identificar la cepa británica cuando el brote había saltado por distintas plantas del centro sanitario. Es decir: sin plazo para efectuar un rastreo efectivo.

Más contagiosa y puede que más grave: lo que sabemos hasta ahora de la cepa británica

Los primeros 12 casos se conocieron el pasado 17 de enero, todos ellos en el área de Geriatría. Una semana después, ya eran 55, por lo que se decidió hacer un cribado en todo el hospital. Surgieron así nuevos contagios de enfermeras que, supuestamente, habían esparcido el virus por distintas secciones del centro, hasta que finalmente este martes se fijó el número de contagios en 86. El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, desvelaba este fin de semana en una entrevista en 'La Voz de Galicia' la “alta prevalencia” de la variante británica en el brote del hospital vigués, tan alta como que afecta a la totalidad de los positivos analizados.

Comesaña no oculta el veloz avance de la VOC B.1.1.7. en Galicia. “Con la confirmación de casos en estudio y la progresión estimada”, apuntó, “podríamos esperar en poco tiempo tener un porcentaje más alto”, hasta convertirse en predominante “en un periodo entre cuatro y ocho semanas”. “Esa es la hipótesis con la que trabajamos”, afirmó el 'conselleiro', que no se desvía del último plazo apuntado por el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón. Los investigadores de Epicovigal, que también detectaron el primer caso de la variante sudafricana en España, confirmado en Vigo, creen que el porcentaje es mayor.

Foto: Ilustración: EC.

En laboratorios de Vigo, se consideran altamente sospechosos de pertenecer a la variante británica hasta el 17% de los positivos que han registrado. “No es un análisis exhaustivo, porque no se corresponde con secuenciaciones completas, sino con pruebas PCR que permiten afinar los resultados. Sin descartar que puedan corresponderse a cepas desconocidas en Galicia, lo lógico es que todos esos casos sean de la VOC B.1.1.7”, afirma un investigador próximo al estudio.

Los contagios por variante británica identificados están localizados en A Mariña de Lugo, A Coruña, Santiago y Vigo, según ha informado la Consellería de Sanidade, aunque es un mapa muy poco significativo, debido al escaso número de muestras que se analizan, con apenas 250 analizados de un total de cerca de 35.000 positivos registrados en Galicia en enero. La alta incidencia del SARS-CoV-2 en localidades limítrofes con Portugal, donde se considera que la nueva cepa será predominante en cuestión de días, apunta a que está entrando por esa frontera, ahora cerrada.

Foto: Agentes de la Guardia Nacional Republicana registran los vehículos que quieren entrar en Portugal, este lunes, en el cruce Tui-Valença. (EFE)

“El esfuerzo para secuenciar tiene que ser mucho mayor. No para saber que la variante B.1.1.7 ya está aquí y avanza imparable, que eso ya lo sabemos, sino para seguir de cerca nuevas variaciones y poder tomar medidas adecuadas de forma rápida”, reclama una fuente del grupo de universidades y hospitales, que coordina el catedrático David Posada.

El propósito de las autoridades gallegas y españolas pasa por alcanzar un 2% de secuenciación de positivos, muy lejos del 5% que recomiendan las autoridades europeas. Los análisis realizados en Galicia se consideran así “irrelevantes” desde un punto de vista estadístico. Esta misma semana, revela el mismo portavoz de Epicovigal, la Xunta les propuso un programa de secuenciaciones semanales, pero sin aclarar cómo se va a financiar. “Funcionamos gracias al apoyo del Banco Santander, las universidades españolas y el CSIC, pero no podemos ampliar nuestro trabajo si no sabemos quién lo paga. No hay dinero, es un caos”.

Según informó el pasado viernes la nueva ministra de Sanidad, Carolina Darias, en España se han identificado 350 casos de la variante británica, con un porcentaje de sospechosos de entre el 5% y el 10% del total de confirmados.

Vigo
El redactor recomienda