Los hospitales se preparan para una semana de colapso con la helada y la tercera ola
  1. España
CITAS CANCELADAS PARA ESTA SEMANA

Los hospitales se preparan para una semana de colapso con la helada y la tercera ola

Las dificultades en el transporte de sanitarios, las caídas con el hielo y el repunte de contagios hacen temer días complicados para los sanitarios en pleno repunte de contagios

placeholder Foto: Madrid amanece sin autobuses, con cortes en metro y sin vuelos en Barajas.
Madrid amanece sin autobuses, con cortes en metro y sin vuelos en Barajas.

Cuando los sanitarios empezaban a avisar de los indicios de una tercera ola, llegó Filomena. El temporal de nieve es la guinda a la situación pandémica que centros y sanitarios llevan días intentando mantener bajo control y que ahora amenaza con complicarse con los estragos del temporal.

"Por el momento, no ha habido repunte de ingresos porque la gente no ha podido ni llegar al hospital, pero ya estamos viendo llegar urgencias con traumatologías, y va a ir a más con el hielo", explica Ricardo Furio, enfermero en el Hospital Infanta Leonor y responsable de acción sindical del Satse.

Hacia el mediodía del domingo, tres días después de que empezase la nevada, muchos hospitales ni siquiera tenían todavía el acceso a sus Urgencias despejado. La Unidad Militar de Emergencias ha estado trabajando para hacer accesibles centros como el Hospital de Getafe, cuya entrada era "una pista de hielo", el Clínico o el Ramón y Cajal. También Cantoblanco, Villalba o Colmenar han tenido problemas para entrar o salir.

Foto: Imagen de la nevada en la capital. (Reuters)

Los pacientes que han recibido el alta han tenido que quedarse en sus habitaciones, incapaces de volver a casa. Y los pocos que llegaban eran trasladados con ambulancias militares o en coches de policía, que también han estado transportando pacientes para intervenciones como diálisis. "En el Hospital del Henares, ya estábamos al 80% de ocupación y las plantas están llenas. El covid sigue estando ahí y se ha atendido con las mismas manos desde el viernes, haciendo turnos para que quien no pudiese volver a casa pudiese al menos descansar en el hospital", explica Iván Mozo, delegado del sindicato MATS en el Hospital Universitario del Henares.

Los hospitales sin parada de metro cercana son los que más dificultades están atravesando. Sin buses ni trenes, gran parte de su plantilla no puede llegar. Y la que ya estaba en el centro no ha podido salir. "Hay compañeros que viven cerca y han ofrecido sus casas para pasar la noche, pero ni siquiera eso han podido: se tenían que volver al hospital porque por el temporal era imposible incluso andando. Ha sido dantesco, no estábamos preparados", apunta Mozo.

Algunos hospitales están teniendo ya problemas de suministro por camiones atrapados

A esto hay que añadir que algunos centros están experimentando también problemas con los suministros. Por ejemplo, en la mañana del domingo, un camión que transportaba nitrógeno para el Hospital de Fuenlabrada se ha quedado atrapado en la nieve. "El material se repone casi todos los días, y si mañana o pasado hay repartos que no llegan, podemos tener problemas", añaden desde Satse. Varios centros también están empezando a tener dificultades con la disponibilidad de sábanas o pijamas por la ausencia de trabajadores de limpieza, especialmente ahora que la desinfección es vital en una pandemia.

También está siendo complicado en los servicios de atención de urgencia de los pueblos de Madrid, igualmente incomunicados desde el viernes, pero sin los servicios de los grandes hospitales, que han podido dotar de camas y comida a los sanitarios. "En las zonas rurales, han sido los vecinos los que han llevado mantas y comida a los trabajadores, pero es que en algunos centros, que igual estaban a 500 metros del pueblo, ni eso. Han estado sin nada, con alguna fruta, si es que se habían llevado", explican desde Satse.

Foto: Un hombre esquía en la calle Mayor de Madrid, este sábado. (EFE)

Temor a caídas y accidentes

El colapso no ha acabado con los primeros rayos de sol. Esta noche se espera que las temperaturas bajen hasta los 10 grados bajo cero, lo que hace temer a los profesionales más complicaciones por resbalones o desprendimientos por el hielo. Pero también por otras patologías que no se hayan podido atender durante el fin de semana. "Tenemos miedo de que a partir del lunes veamos algún susto de gente que no se ha podido atender. O personas con covid que, sin saberlo, hayan estado contagiando porque sus síntomas eran leves y lleguen tarde a los hospitales", cuenta Furio. "Y a esto se suma que la gente está saliendo a ver la nieve. No hay que olvidar que el virus sigue ahí y que las mascarillas mojadas no valen para nada".

La Comunidad de Madrid ha anunciado en la tarde del domingo un plan de contingencia para reforzar la Atención Primaria estos días, así como la anulación de 25.000 analíticas programadas para el lunes y el martes.

"No es solo que llegue el paciente, es que lleguen el anestesista, el del laboratorio, los celadores…"

Esta semana pasada, la situación epidemiológica en la mayoría de los hospitales había empezado a mostrar visos de empeoramiento. El temporal ha arreciado cuando el aluvión de ingresos era ya inminente en muchos centros después de las fiestas navideñas, aunque sin llegar todavía a la situación de marzo y octubre. "Hace dos semanas, daba positivo por covid-19 uno de cada siete pacientes en la consulta de dolencias respiratorias; ahora da positivo uno de cada tres, y encima tenemos más afluencia cada día que pasa", explicaba hace unos días a este periódico Guillén del Barrio, enfermero de Urgencias del Hospital de La Paz en Madrid.

Además, aunque la conexión con los hospitales principales se vaya solventando, aún quedan muchos sanitarios que no pueden salir de su casa o la zona en la que viven, por lo que no se ha podido garantizar el relevo de quienes llevan ya varias jornadas doblando, ni el normal funcionamiento del resto de servicios. "Yo vengo ahora de intentar sacar el coche del garaje y es imposible: mañana no voy a poder ir al hospital", contaba este domingo al teléfono Ricardo Cubedo, doctor de Oncología del Hospital Puerta de Hierro. Para llegar a este centro, la Guardia Civil ha desplegado un dispositivo que está acercando a algunos sanitarios, pero es imposible llegar a todos. "Esto va a ir para largo, porque hay compañeros en zonas que no pueden ir a buscarles ni con 4x4. No es solo que llegue el paciente, es que lleguen el anestesista, el del laboratorio, los celadores… Ya se está llamando para cancelar muchas citas y vemos que vamos a tardar unos días en volver a la normalidad".

Muchos hospitales ya habían vuelto a poner en segundo plano las intervenciones no-covid, y el paso de Filomena dificulta todavía más la gestión de los centros. "Por eso pedimos a la gente que se quede en casa e intente tener cuidado, tanto con el covid como con las caídas", apuntan desde Satse. Según la Comunidad de Madrid, a partir de este lunes, se reforzará la atención telefónica y domiciliaria para urgencias y situaciones inaplazables.

En las últimas horas, los WhatsApp de médicos, enfermeros, auxiliares y demás personal sanitario no han dejado de sonar para organizar los turnos de este lunes. Algunos sanitarios incluso estaban pidiendo este domingo por redes sociales ayuda para llegar a sus puestos de trabajo y poder relevar así a sus compañeros. "Nadie se va a ir sin que llegue el siguiente turno, aunque tenga que trabajar una semana", considera Cubedo. "La cuestión es que luego habrá que recuperar todo lo que estos días no se va a poder hacer".

Temporal Hielo
El redactor recomienda