Una trama de gestores evadió dinero de 500 fortunas españolas a Suiza y Andorra
  1. España
LA RED CHARISMA

Una trama de gestores evadió dinero de 500 fortunas españolas a Suiza y Andorra

La Agencia Tributaria y la Audiencia Nacional identifican a decenas de contribuyentes que utilizaron los servicios de una red de blanqueo y fraude fiscal para ocultar activos en el extranjero

placeholder Foto: Alejandro Pérez Calzada. (Imagen: El Confidencial Diseño)
Alejandro Pérez Calzada. (Imagen: El Confidencial Diseño)

La Agencia Tributaria y la Audiencia Nacional han desarticulado una trama de gestores financieros que usó decenas de sociedades instrumentales y testaferros para evadir y blanquear fondos de ciudadanos y empresas españolas. Al menos, medio millar de contribuyentes empleó los servicios de esta organización para alojar activos en bancos de Suiza y Andorra mediante una estructura que también tenía ramificaciones en Luxemburgo, Chipre, Irlanda y Panamá, entre otros territorios. El dinero era luego repatriado por la misma organización mediante cuentas corresponsales, compensaciones de efectivo dentro de territorio nacional y transportes de cargamentos de billetes por carretera.

Las diligencias, instruidas por el Juzgado número 5 de la Audiencia Nacional, tienen su origen en la filtración de la lista Falciani del HSBC, pero han aflorado una organización completamente autónoma que estaba dirigida por nacionales y operaba con otras entidades financieras. Entre sus clientes, había políticos, empresarios, deportistas, médicos, arquitectos, constructores, artistas y hasta narcotraficantes, según recoge la abundante documentación a la que ha tenido acceso El Confidencial.

placeholder Consulte aquí el documento completo.
Consulte aquí el documento completo.

El grupo estuvo operando hasta 2016. Al frente de la red, bautizada con el nombre de Charisma, se encontraba el financiero Alejandro Pérez Calzada, casado paradójicamente con la exdirectora de la Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF) —la unidad de élite de la Agencia Tributaria en la lucha contra el fraude— Margarita García-Valdecasas (junio de 2013- diciembre de 2016). La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil registró la vivienda del matrimonio por orden judicial.

De las pesquisas, se desprende que la propia García-Valdecasas recibió transferencias de fondos generados por el grupo de su marido desde cuentas de Banco Santander. La entidad tiene a varios directivos imputados en las derivas de esta macrocausa. En mayo de 2009, García-Valdecasas recibió 13.600 euros para en concepto de “cuota final Volkswagen”; otros 8.850 euros con la referencia de una tienda de moda de Madrid en mayo de 2010, y 6.000 euros sin aclaración en abril de 2013, dos meses antes de convertirse en máxima responsable de la ONIF.

placeholder Consulte aquí el documento completo.
Consulte aquí el documento completo.

La red toma el nombre del barco de Pérez Calzada, un lujoso velero construido en 1970 y de 17,02 metros de eslora con el que dio la vuelta al mundo y compitió en regatas de todos los océanos. En septiembre de 2012, el entonces presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, acudió al puerto de Barcelona para recibirlo después de una travesía. Los gastos de mantenimiento de la embarcación y los salarios de su tripulación eran abonados igualmente por Pérez Calzada a través de sociedades pantalla.

Según las investigaciones, en la cúspide del esquema defraudatorio se encontraba Venture Finanzas, una sociedad de valores creada por Pérez Calzada en el año 2000, tras vender a Mediolanum otra firma de inversiones, Fibanc, que había fundado años antes junto a su socio Carlos Tusquets y Trias de Bes, actual presidente del FC Barcelona. Aunque una parte de su negocio era legal, la especialidad de Venture Finanzas era captar clientes interesados en ocultar bienes o dinero negro a Hacienda.

placeholder Alejandro Pérez Calzada.
Alejandro Pérez Calzada.

El presunto cerebro de la red Charisma contaba con una segunda compañía en Ginebra, Gestione du Patrimoine du Rhône SA (GPR), que administraba con la ayuda de un testaferro, Francisco Rubio Barberá, y dos firmas instrumentales, la luxemburguesa Sunset Investment SA y la chipriota Sibeliova Holding. Venture captaba el dinero en España y GPR lo depositaba en bancos andorranos (BPA y Andbank, fundamentalmente) y suizos (UBS, sobre todo, y en menor medida HSBC y Credit Suisse). “Las cuentas y carteras de valores abiertas en los bancos andorranos eran numeradas y ofrecían a los clientes la posibilidad de mantener ocultos sus depósitos de dinero e inversiones financieras”, apunta uno de los informes periciales del procedimiento a los que ha tenido acceso El Confidencial.

En los casos en que no había cuentas numeradas, la identidad de los verdaderos propietarios de los fondos quedaba protegida tras otra maraña de sociedades y administradores ficticios que, en esta parte de la estructura, eran casi siempre de nacionalidad panameña. Con todo, los fondos no siempre eran alojados en bancos, sino que también se invertían en operaciones inmobiliarias opacas para buscar mayores rentabilidades y diversificar riesgos. En ese sentido, destaca el 'holding' Lysandre SA, de Luxemburgo, que movía el dinero de los ahorradores españoles en compras de terrenos y edificios en cualquier parte del mundo.

Pérez Calzada supervisaba todos los movimientos, pero contaba con un equipo de comerciales que le abastecía de clientes. La mayoría de los inversores de su cartera vivía en Cataluña, donde el grupo tenía más contactos. Así, en el escalón inmediatamente inferior al supuesto cabecilla, se situaban los gestores Santiago Sainz de Vicuña, Carlos Camarasa, Esther Coba, Carlos Sánchez Bienzobas, Mercedes Sanz y Lluís Majó Platell, este último, un antiguo futbolista profesional que salió de la cantera del Barça en los años setenta y jugó en Osasuna, Sabadell y Real Oviedo. Todos ellos se encuentran imputados.

placeholder Consulte aquí los extractos bancarios.
Consulte aquí los extractos bancarios.

La reconstrucción de las transacciones de la trama Charisma apunta a que Venture y GPR se quedaban con un porcentaje del dinero que les confiaban sus clientes, pero también recibían retribuciones de los bancos donde se depositaban los fondos. Pérez Calzada ingresaba de las entidades suizas y andorranas hasta el 50% de las comisiones que estas cobraban a las carteras que Venture les había presentado. A su vez, de ese 50%, GPR entregaba entre un 20% y un 30% a los comerciales de esos clientes concretos. Los gestores disponían de sus propias sociedades instrumentales para ocultar esas ganancias.

La Audiencia Nacional también ha puesto el foco en el camino de vuelta del dinero. GPR abría y cerraba cuentas en Suiza “a nombre de personas físicas residentes en España o de sociedades cuyos beneficiarios efectivos residen en España”, pero también facilitaba “la disponibilidad de los saldos en tales cuentas”, es decir, la repatriación de los fondos previamente evadidos, señala otro informe pericial.

Los documentos y correos intervenidos reconstruyen el proceso. Lo más habitual era que el hombre de Pérez Calzada en Ginebra, Francisco Rubio, contactara por un canal seguro con el verdadero titular del dinero para pedirle que rellenara un formulario confidencial especificando qué cantidad quería retirar de su depósito opaco. Después, con ese papel, Rubio acudía a la entidad y efectuaba los reintegros.

La Agencia Tributaria ha encontrado decenas de comprobantes de transferencias desde cuentas suizas a andorranas por importes a partir de 6.000€

En ocasiones, los fondos eran devueltos a España por la red Charisma mediante el sistema de compensación o a través de bancos convencionales que actuaban como entidades corresponsales en territorio nacional, manteniendo en secreto la identidad de los clientes de Venture y GPR. En otras operativas, el dinero volvía de Suiza a España haciendo escala en bancos andorranos.

El grupo también se encargaba del último paso: el traslado físico del efectivo. La causa contiene una avalancha de indicios de que los miembros de la trama recogían los billetes en las ventanillas de Suiza y Andorra y los transportaban por carretera para entregárselos al cliente en una cita secreta pactada con antelación. En marzo de 2009, uno de los comerciales, Sainz de Vicuña, fue interceptado por la policía francesa en la frontera con Suiza con 114.000 euros no declarados en su equipaje. Otro comercial de Venture, Lluís Majó, se dedicaba presuntamente al traslado de efectivo desde Andorra a Cataluña.

La Agencia Tributaria ha encontrado decenas de comprobantes de transferencias desde cuentas suizas a andorranas por importes a partir de 6.000 euros. Una vez en el Principado, ya solo había que retirar el dinero en caja e introducirlo por carretera en España. En algunos correos, se alude a la urgencia de uno de los clientes para que le entregaran 60.000 euros. El pase del dinero se produjo en Barcelona.

Pérez Calzada vendió Venture Finanzas a la filial española del banco suizo Mirabaud en 2009, aunque siguió formando parte de sus órganos directivos y recibiendo comisiones derivadas de las ganancias de su cartera de clientes al menos hasta 2014, aunque el grupo siguió funcionando otros dos años. Peritos del Banco de España han concluido recientemente que la red Charisma reprodujo esquemas típicos del blanqueo de capitales a través del sistema financiero. A falta de que se concreten las consecuencias penales, Hacienda ya ha detectado ingentes cantidades de fondos y ha impuesto sanciones millonarias.

La Agencia Tributaria y la Audiencia Nacional han desarticulado una trama de gestores financieros que usó decenas de sociedades instrumentales y testaferros para evadir y blanquear fondos de ciudadanos y empresas españolas. Al menos, medio millar de contribuyentes empleó los servicios de esta organización para alojar activos en bancos de Suiza y Andorra mediante una estructura que también tenía ramificaciones en Luxemburgo, Chipre, Irlanda y Panamá, entre otros territorios. El dinero era luego repatriado por la misma organización mediante cuentas corresponsales, compensaciones de efectivo dentro de territorio nacional y transportes de cargamentos de billetes por carretera.

Audiencia Nacional UCO UBS Credit Suisse Andbank Dinero negro Ana Patricia Botín Ginebra Suiza HSBC Luxemburgo Banco de España Andorra BPA