Mirabaud releva al jefe de clientes españoles tras la polémica de la cuenta del Rey emérito
  1. Empresas
LA CONEXIÓN ESPAÑOLA DEL BANCO SUIZO

Mirabaud releva al jefe de clientes españoles tras la polémica de la cuenta del Rey emérito

La Fiscalía suiza y la española están investigando la cuenta que el Rey emérito tenía en la entidad suiza a través de la fundación Lucum, controlada por varios testaferros

Foto:  El rey Juan Carlos y el monarca de Baréin. (Getty)
El rey Juan Carlos y el monarca de Baréin. (Getty)

Mirabaud, el banco suizo salpicado por ser el depositario de la cuenta opaca de Juan Carlos I, ha prescindido de los servicios del responsable de los clientes españoles en Ginebra. Según han confirmado fuentes oficiales, la bicentenaria gestora helvética de patrimonios ha acordado la salida de Juan Carlos Aguilar Sulzer director general de Mirabaud & Cie, con más de 20 años en la institución, donde ha ocupado cargos de responsabilidad en las oficinas de París y Dubái.

Desde Mirabaud, explican que la marcha de Juan Carlos Aguilar Sulzer no tiene nada que ver con la implicación del banco en la investigación que la Fiscalía de Suiza, y ahora la española, está llevando a cabo sobre la cuenta que el Rey emérito tenía en esta entidad a través de Lucum Foundation. Esta fundación de origen panameño fue constituida el 31 de mayo de 2008, y el 8 de agosto siguiente recibió 100 millones de dólares del Ministerio de Finanzas de Arabia Saudí. Al frente de la fundación figuraban el abogado Dante Canonica y el gestor Arturo Fasana, ambos con oficina en territorio suizo. La Fiscalía de ese país ha descubierto que el beneficiario de esa mercantil y, por tanto, verdadero titular del depósito bancario fue Juan Carlos I.

El actual jefe del Estado figura como segundo beneficiario de la fundación que creó en 2008 el Rey emérito para ocultar el supuesto regalo saudí

Pero relevaciones posteriores sobre el presunto patrimonio oculto de Juan Carlos I apuntaron directamente a su hijo, Felipe VI. El actual jefe del Estado figura como segundo beneficiario de la fundación que creó en 2008 el Rey emérito para ocultar el supuesto regalo de Arabia Saudí, por valor de 100 millones de dólares. Los fondos habrían permanecido en una cuenta suiza de Mirabaud hasta septiembre de 2012, cuando el rey Juan Carlos transfirió los últimos 65 millones de dólares (41,6 millones de euros) a su entonces amante, Corinna Larsen.

Fuentes oficiales de Mirabaud explican que la salida de Juan Carlos Aguilar Sulzer, de la que la institución no había informado formalmente, se debe a la rotación habitual que suele haber cada año en el sector, especialmente cuando no se consiguen los objetivos previstos de gestión de patrimonios. La entidad suiza, fundada en 1819 y con 700 empleados, administraba 33.400 millones de euros a finales de 2019, según su última memoria anual, en la que destacan sus valores de independencia, integridad y transparencia.

La rama española de Vallecas

Pese a su origen suizo, Mirabaud tiene una rama muy española, hasta el punto de que el banco tiene más oficinas en nuestro país —cuatro, en Madrid, Barcelona, Valencia y Sevilla— que en la propia Suiza (tres). Se trata de la familia Palma. Antonio Palma, hijo de emigrantes madrileños del popular barrio de Vallecas, fue presidente de la entidad helvética hasta julio del pasado año, tras 10 años en el cargo.

Antonio Palma fue el encargado de la expansión de Mirabaud en España, incluida la creación de una sociedad de valores para invertir en bolsa que ha tenido problemas constantes para ser rentable. Palma dejó sus funciones como presidente el verano pasado, momento en el que su hijo, Michael Palma, fue nombrado director general y miembro del comité gestor, formado por seis ejecutivos, entre los que se encuentran varios descendientes de la séptima generación de los fundadores. Sin embargo, y de forma sorpresiva, Michael Palma abandonó su puesto en febrero de 2020 por "motivos personales". Desde el banco, aseguran que su marcha inesperada no tiene tampoco nada que ver con los asuntos de Juan Carlos I.

Varias fuentes atribuyen la cuenta del Rey en Mirabaud a la relación de Antonio Palma con el emérito, ya que el banquero de grandes fortunas suele pasar los veranos en Baleares, navegando con un barco de gran eslora. Pero desde el banco desvinculan la apertura de la cuenta de Lucum Foundation al expresidente del banco, que también tiene unos vínculos cercanos con Carlos Tusquets, otro banquero vinculado en este caso a los Pujol.

Foto:  Imagen: EC.

El descubrimiento de esta cuenta bancaria en Mirabaud, desvelada por varios medios suizos y por el británico 'The Telegraph', provocó un auténtico terremoto en la Casa Real. En un hecho histórico, y a través de un contundente comunicado, Felipe VI anunció la renuncia a la herencia que "personalmente le pudiera corresponder", así como "a cualquier activo, inversión o estructura financiera cuyo origen o finalidad puedan no estar en consonancia con la legalidad o con los criterios de rectitud e integridad que rigen su actividad institucional y privada y que deben informar la actividad de la Corona". Además, el jefe del Estado anunció que el Rey emérito ya no percibirá la asignación que tiene fijada en los Presupuestos de la Casa del Rey y que ascendía a los 194.232 euros.

El pasado 8 de junio, la Fiscalía del Tribunal Supremo informó de que asume la investigación derivada de las diligencias que mantenía abiertas Anticorrupción por las comisiones irregulares cobradas en la construcción del AVE a La Meca, al detectar que una de las personas involucradas en los hechos investigados era el Rey emérito. En una nota, el Ministerio Público señaló que la investigación asumida se centra en la fase II de la construcción de la línea de ferrocarril de alta velocidad, el llamado 'AVE del desierto', que une las ciudades de Medina y La Meca, en Arabia Saudí, y que precisaría la práctica de diligencias con la duda de si le ampara la inviolabilidad o no.

Rey Don Juan Carlos Suiza Arturo Fasana Rey Felipe VI Corinna zu Sayn-Wittgenstein
El redactor recomienda