El juez cita a proveedores de la campaña de Podemos por el contrato con Neurona
  1. España
Para comprobar la realidad de la prestación

El juez cita a proveedores de la campaña de Podemos por el contrato con Neurona

Las primeras declaraciones tras la comparecencia de la cúpula se dirigen a averiguar si hubo terceros que desarrollaron los trabajos que se habían encargado por 425.443 euros

Foto: Pablo Iglesias, en el Congreso. (EFE)
Pablo Iglesias, en el Congreso. (EFE)

El juez que mantiene abierto un procedimiento por irregularidades en la financiación electoral de Podemos ha acordado nuevas declaraciones destinadas a indagar si los trabajos que el partido encargó a la empresa Neurona llegaron a ejecutarse o fueron ficticios. El magistrado quiere escuchar como testigos a dos proveedores que desarrollaron material audiovisual para la campaña del partido de Pablo Iglesias y que, sin embargo, no pertenecían a la compañía supuestamente contratada con este fin.

Las declaraciones acordadas serán clave para avanzar en uno de los principales puntos sobre los que gira la investigación. El partido que lidera Pablo Iglesias sostiene que pagó 425.443 euros a Neurona por distintos servicios de comunicación y publicidad para sus campañas de las generales de abril de 2019 y las autonómicas de mayo del mismo año. Según la formación, la agencia llegó a enviar desde México a varios profesionales de su plantilla que se encargaron de la cobertura audiovisual de sus mítines y la elaboración de vídeos promocionales, entre otros trabajos.

Foto: El portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique. (EFE)

Sin embargo, el Tribunal de Cuentas y el juez de plaza de Castilla que instruye el caso sospechan que Neurona no llegó a prestar ningún servicio para Podemos y apuntan que ambas partes habrían simulado varias facturas y al menos un contrato para justificar la transferencia de fondos públicos electorales hacia el otro lado del Atlántico. De los más de 425.000 euros que Podemos abonó a Neurona, 308.254 fueron automáticamente trasvasados a una tercera empresa mexicana, Creative Advice Interactive, por motivos que se desconocen.

Las declaraciones de estos testigos permitirán profundizar en ese punto. Podemos admitió al órgano que fiscaliza la contabilidad de los partidos que, con motivo de la campaña de abril de 2019, pagó a profesionales y empresas por servicios audiovisuales idénticos a los que supuestamente encargó a Neurona. Varias acusaciones solicitaron que fueran citados esos profesionales para comprobar si llegaron a coordinarse con Neurona o en algún momento tuvieron conocimiento de que esta agencia también estaba participando en la cobertura de las campañas.

Por la documentación aportada

Ahora, después de analizar diversa documentación que ha aportado el partido, el instructor, Juan José Escalonilla, ha acordado las nuevas comparecencias. En concreto, ha citado a Silvia Sanana Rodríguez y Víctor Lasa Briz el próximo 21 de diciembre. En un auto al que ha tenido acceso El Confidencial, el magistrado precisa que en los documentos entregados por el partido, y en concreto en el Libro Mayor relativo a las Elecciones Generales al Congreso y el Senado, se constata la contratación de ambos "para la prestación de servicios de producción de actos electorales".

Foto:

Escalonilla especifica que acuerda estas dos testificales para "comprobar la realidad de prestación por Neurona Comunidad de los servicios que presuntamente le fueron contratados por el partido político Podemos". Las dos declaraciones son las primeras que celebrará el magistrado tras escuchar a los principales imputados este noviembre. El pasado día 20, comparecieron como investigados varios miembros de la cúpula de la formación, entre ellos, Juan Manuel del Olmo, secretario de Comunicación y actual director de Estrategia del vicepresidente. Del Olmo aseguró que la empresa a la que contrataron, Neurona Comunidad, cumplió con los trabajos que le encargaron, pero se desentendió de los más de 308.000 euros que la consultora transfirió a la sociedad mexicana.

En la denuncia que dio origen al procedimiento, el abogado José Manuel Calvente sostenía que pudo haber "contrataciones ilícitas". Aseguraba que distintos miembros de la formación reconocían en privado que quienes ejecutaron en realidad las labores de campaña fueron empleados del propio partido o cercanos a ellos. Se da el caso de que uno de los testigos citados, Víctor Lasa, fue candidato en las listas de Podemos en Euskadi para las municipales de mayo.

El juez que mantiene abierto un procedimiento por irregularidades en la financiación electoral de Podemos ha acordado nuevas declaraciones destinadas a indagar si los trabajos que el partido encargó a la empresa Neurona llegaron a ejecutarse o fueron ficticios. El magistrado quiere escuchar como testigos a dos proveedores que desarrollaron material audiovisual para la campaña del partido de Pablo Iglesias y que, sin embargo, no pertenecían a la compañía supuestamente contratada con este fin.

Unidas Podemos Jueces Tribunal de Cuentas Pablo Iglesias México
El redactor recomienda