Así llegó el dinero de Podemos a Ecuador, Bolivia y Argentina con la agencia 'chavista'
  1. España
gastos de la tarjeta en países clave

Así llegó el dinero de Podemos a Ecuador, Bolivia y Argentina con la agencia 'chavista'

La agencia contratada por Podemos usó los fondos públicos de la campaña de las generales para sufragar gastos de partidos de la izquierda populista latinoamericana

Foto: Así llegó el dinero de Podemos a Ecuador, Bolivia y Argentina con la agencia 'chavista'
Así llegó el dinero de Podemos a Ecuador, Bolivia y Argentina con la agencia 'chavista'

El Juzgado de Instrucción número 42 de Madrid está investigando el destino de parte del dinero público que recibió Podemos para financiar su campaña en las generales del 28 de abril de 2019, pero la información bancaria incorporada a la causa ya permite reconstruir la circulación de esos fondos por México, Ecuador, Bolivia, Brasil y Argentina para gastos sin relación con los comicios de España. La tarjeta de débito de la agencia contratada por Podemos para elaborar supuestamente vídeos y otra propaganda electoral, Neurona Comunidad SL, apunta a que el dinero del partido sirvió para sufragar partidas de marketing y comunicación de otros dirigentes de la izquierda populista latinoamericana.

La pista clave es el histórico de movimientos de la tarjeta asociada a la cuenta que abrió en Bankinter la filial española de Neurona. La matriz es una agencia mexicana dirigida por amigos del cofundador de Podemos Juan Carlos Monedero e impulsada directamente por el principal 'think tank' del movimiento 'chavista' internacional, Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (Celag), constituido en Quito (Ecuador) en 2015. En el ecosistema de la izquierda radical, Celag se encarga de diseñar políticas y estrategias y, Neurona, de que los mensajes lleguen a las poblaciones de la región y sirvan para ganar elecciones. A esa red inyectó presuntamente Podemos recursos públicos de España.

[Consulte aquí el documento completo]
[Consulte aquí el documento completo]

Podemos no firmó el contrato de servicios con Neurona hasta mayo de 2019, después de las generales, pero la relación comercial comenzó semanas antes. La cuenta de Bankinter refleja que, el 5 de abril, la agencia emitió una factura al partido por valor de 363.000 euros. La formación comenzó a abonar los supuestos servicios electorales solo unos días después. Y el 30 de abril, Neurona comenzó a trasvasar casi la totalidad de los fondos que había recibido de Podemos a una tercera mercantil con sede en México, Creative Advice Interactive, que se ha convertido en la principal incógnita de la investigación. De los 425.443 euros que en total pagó el partido a la agencia hasta diciembre de 2019, 308.254 euros, el 77%, terminó en Creative Advice Interactive.

Recogida de la tarjeta en Madrid

El 23% restante aporta por ahora la mayor información. La cuenta de Neurona en Bankinter solo tenía una tarjeta de débito asociada, según han revelado a este diario fuentes del entorno de Elías Castejón, el abogado de Sevilla que fue contratado por la agencia para ejercer como administrador de su filial española. La tarjeta fue recogida en Madrid por uno de los directivos de Neurona, César Hernández Paredes, íntimo amigo de Monedero. También era conocido desde 2018 por Juanma del Olmo, director de Estrategia y Comunicación de la Vicepresidencia Segunda del Gobierno, como reconoció ayer este último, durante su declaración como imputado en la causa. Del Olmo fue el encargado de la campaña de las generales.

La tarjeta recoge numerosos pagos en Madrid a partir del 21 de mayo de 2019, casi un mes después de las generales. Hernández debió recoger en esas fechas el medio de pago en una oficina de Bankinter. En las siguientes jornadas, la empleó para pagar una estancia en un hotel NH de la capital por importe de 127,40 euros. También desembolsó 78 euros en el Instituto 25-M, la fundación de Podemos, dirigida por Monedero desde el pasado julio. Hay decenas de cargos en la capital hasta el 5 de junio, entre ellos, recorridos en Uber, compras en el Fnac de Callao, un establecimiento llamado Tienda Mil Cosas y un supermercado DIA, y consumiciones en restaurantes como el Museo del Jamón, La Cucaña, Burger King Príncipe Pío y Cervecería Santa Isabel.

Oficina de la agencia Neurona y la sociedad Corporativo Cobos y Cobos en Ciudad de México. (Jorge Arturo Hidalgo y Daniela Tovar)
Oficina de la agencia Neurona y la sociedad Corporativo Cobos y Cobos en Ciudad de México. (Jorge Arturo Hidalgo y Daniela Tovar)

La mayoría de estos desembolsos se produjeron después de las elecciones municipales del 26 de mayo de 2019, en las que Neurona también trabajó supuestamente para Podemos. En esos mismos días también se produjeron numerosas retiradas de efectivo en cajeros, como adelantó este diario. Hasta 6.000 euros procedentes del partido salieron de la cuenta de Bankinter por esa vía. Se desconoce qué ocurrió con ese dinero.

Los trabajos para López Obrador

La estancia de César Hernández en España no duró mucho más. El 4 de junio usó el dinero pagado por la formación de Iglesias para hacer una compra de 93,60 euros en la aerolínea mexicana Aeroméxico y otra de 55 euros en la colombiana Avianca. Después, gastó 39,40 euros en el restaurante Vips de la Plaza de Neptuno y cogió un Uber, probablemente, con destino al aeropuerto de Barajas, porque el 5 de junio ya consta una comisión por el uso de la tarjeta en el extranjero. De los datos se desprende que el directivo de Neurona aterrizó ese día en el aeropuerto internacional de Ciudad de México.

Como reveló El Confidencial, el dinero del partido morado fue transferido por Neurona hacia Creative por orden de un abogado mexicano, Germán Cobos Pío, que habría constituido una segunda mercantil, Corporativo Cobos y Cobos SC, para trabajar para el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), el partido del actual presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, otra figura clave de la izquierda populista global. En concreto, Corporativo Cobos y Cobos SC firmó un contrato de seis meses con Morena el pasado marzo por importe de 97.313 euros para efectuar teóricamente labores de "consultoría estratégica y marketing político a través de diversos medios digitales", los mismos trabajos por los que Podemos pagó a Neurona. Así consta en un documento firmado por el partido de López Obrador, obtenido por este medio en colaboración con el diario AM de León (Guanajuato).

A pesar de sus distintas denominaciones, Neurona y Corporativo Cobos comparten oficinas en Ciudad de México, en la Avenida Tamaulipas 189 de la Colonia Hipódromo Condesa. Se trata de un edificio de los años 70 con fachada de hormigón. La secretaria de la entrada y el guardia de seguridad confirmaron este miércoles que el despacho se utiliza tanto por agencia contratada por Podemos como por la mercantil que ha trabajado por Morena. Ninguno de los directivos se encontraba en ese momento en las instalaciones.

Oficina de Crea Soluciones en Léon, Guanajuato. (Jorge Arturo Hidalgo y Daniela Tovar)
Oficina de Crea Soluciones en Léon, Guanajuato. (Jorge Arturo Hidalgo y Daniela Tovar)

Germán Cobos y un socio tiene otra empresa en la ciudad de León, Guanajuato, llamada Crea Soluciones, que el miércoles se encontraba cerrada. En la otra oficina, la de Ciudad de México, se aprecian fácilmente los intensos lazos de Neurona y Corporativo Cobos con la izquierda radical del continente y con Podemos. Sus paredes están decoradas con carteles de Fidel Castro y Hugo Chávez, fotografías y caricaturas de López Obrador, imágenes con la leyenda "Evo de nuevo", en referencia al expresidente de Bolivia, y material de las campañas de los argentinos Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner. También se pueden ver pósteres de la formación de Iglesias con el lema 'Un país contigo, Podemos', usado por la formación en las generales de diciembre de 2015. El Tribunal de Cuentas ha concluido ahora, sin embargo, que no hay ninguna prueba de que Neurona trabajara efectivamente para el partido morado en la campaña de abril de 2019 y ha llevado su expediente a la Fiscalía.

Un vuelo a Ecuador

El 6 de junio de 2019, solo un día después de llegar a México, César Hernández compró con los fondos que le había entregado Podemos otro billete de Avianca por un precio de 691 euros. Al día siguiente compró otros dos billetes de avión, en este caso de la aerolínea panameña Copa Airlines, gastando un total de 1.517 euros. El destino de los vuelos no aparece en los movimientos de la cuenta de Bankinter pero el 11 de junio usó la tarjeta para pagar una factura de 298,66 euros en el Hotel Ibis de Quito, tras pasar varios días alojado en ese establecimiento, a sólo unos kilómetros de distancia de Celag y en una de las ciudades clave para el movimiento chavista.

El desembolso no tendría relación con la campaña electoral de Podemos. Neurona llevaba meses colaborando con el expresidente ecuatoriano Rafael Correa en la creación de un nuevo partido que le permita volver al poder, después de romper su relación con el actual presidente del país, Lenin Moreno, antiguo aliado. El 14 de junio, después de que César Hernández pasara por Ecuador, Neurona usó el dinero de Podemos para hacer nuevas transferencias a Creative Advice Interactive.

Juan Carlos Monedero (d) y Juanma del Olmo, en un acto electoral de Podemos en 2017. (EFE)
Juan Carlos Monedero (d) y Juanma del Olmo, en un acto electoral de Podemos en 2017. (EFE)

Los siguientes cargos son del 18 de junio de 2019: desplazamientos en vehículos de Uber en Brasil. A los dos días de que el proveedor de Podemos llegara a ese país, se produjo otro pago a Creative desde España, en concreto, de 52.778 euros. Para entonces, ya hacía dos meses que se habían celebrado las generales y casi un mes las municipales.

El 25 de junio, Hernández debió volver a Ecuador. Se hospedó en el Hotel Finlandia de Quito. A partir de ese momento, los abonos se espacian, pero sigue saliendo dinero de la cuenta alimentada por Podemos hacia otros países de Latinoamérica. Así, el 4 de julio de 2019, se pagó una factura de 625 euros de una periodista argentina, V.S., que trabaja para una administración peronista de Buenos Aires y colaboró en esos meses en un proyecto de comunicación contra las políticas de Mauricio Macri, que entonces era el presidente del país y estaba inmerso en la campaña de las generales de octubre de ese mismo año. Macri perdió. Ganó el tándem peronista, precisamente, Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner, compañeros ideológicos de Iglesias.

El 18 de julio de 2019, Hernández y su tarjeta estaban de vuelta en México. Hay un gasto de 48,82 euros en los grandes almacenes Sears de la capital mexicana y pagos en varios restaurantes de la zona en los siguientes días, como en El Carnalito y Café La Selva Ámsterdam, así como una retirada en un cajero del banco HSBC.

Viaje a Bolivia

Sin embargo, el directivo de Neurona se desplazó a Santa Cruz, Bolivia, el 31 de julio, como demuestra una retirada de dinero en un cajero del Aeropuerto Internacional Viru Viru. El 2 de agosto se celebró en esa misma ciudad un importante acto del Movimiento al Socialismo o MAS, la formación de Evo Morales y Luis Arce, este último, vencedor con esas siglas en las elecciones generales del pasado octubre y a cuya toma de posesión, hace dos semanas, asistieron Iglesias y el rey Felipe VI. Hernández dejó su rastro en el Hotel Camino Real de Santa Cruz, en un comercio de la ciudad llamado Casa Ideas, en el restaurante Mistura y en la tienda Dufry del aeropuerto, partidas de nuevo sin relación aparente con las campañas de Podemos, que habían concluido meses antes.

El 13 de agosto de 2019, Hernández había regresado a México con la tarjeta Bankinter. El dinero siguió saliendo de la cuenta de Neurona para abonar consumiciones y compras y en retiradas de efectivo en ese país, pero el saldo disponible era cada vez más exiguo. El 28 de octubre de 2019 salieron 13.000 euros rumbo a otra misteriosa mercantil, RFKA Asesores SA de CV. A partir de ese momento, ya solo se pagaron servicios relacionados con el mantenimiento de la propia filial de Neurona en España y algunos desplazamientos en Uber. En diciembre de 2019, la tarjeta recogida en Madrid siete meses antes ya había viajado por casi todo el continente, dejando dinero público de España en al menos cinco países. No está aún acreditado que Podemos recibiera ni una sola contraprestación por los 425.443 euros que pagó a Neurona.

México Bolivia Juan Carlos Monedero Argentina Propaganda electoral López Obrador Fidel Castro Hugo Chávez Aeropuerto de Barajas Unidas Podemos
El redactor recomienda