Sánchez e Iglesias ultiman el borrador de los PGE y prevén cerrarlo la próxima semana
  1. España
Unos Presupuestos "expansivos"

Sánchez e Iglesias ultiman el borrador de los PGE y prevén cerrarlo la próxima semana

Este miércoles se cumplía el plazo marcado en la Constitución, que establece que las cuentas deben presentarse “al menos tres meses antes de la expiración de las del año anterior”

Foto: Sánchez e Iglesias ultiman el borrador de los PGE y prevén cerrarlo la próxima semana
Sánchez e Iglesias ultiman el borrador de los PGE y prevén cerrarlo la próxima semana

El borrador de los Presupuestos, que servirá de base para las negociaciones con los grupos parlamentarios, tendrá que esperar una semana más. Este miércoles se cumplía el plazo marcado en la Constitución, que establece que las cuentas deben presentarse en el Congreso “al menos tres meses antes de la expiración de los del año anterior”, pero el Gobierno no tiene previsto cerrar el acuerdo que están ultimando los equipos negociadores de PSOE y Unidas Podemos antes de la próxima semana, según fuentes conocedoras de las conversaciones. El borrador está prácticamente perfilado y las negociaciones, encarriladas por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y el secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, avanzan de forma satisfactoria, según estas mismas fuentes, aunque reconocen que queda por determinar todavía un punto de los considerados "importantes".

La previsión es que la próxima semana Pedro Sánchez y Pablo iglesias ratifiquen el acuerdo que guiará las líneas generales de los Presupuestos para 2021 y lo presenten en el Palacio de la Moncloa. "Quedan elementos menores" para cerrar el borrador del proyecto presupuestario, explicaba este miércoles la responsable de Hacienda. Montero continúa en conversaciones con el responsable económico de Unidas Podemos, y una vez cerrado, quedará en manos del presidente del Gobierno y el vicepresidente segundo "poner fecha" para su presentación.

Foto: Iglesias insiste en sacar los Presupuestos con la mayoría parlamentaria de la investidura

Las negociaciones se han guiado bajo el espíritu de elaborar unos Presupuestos "expansivos" y "progresistas", y entre los aspectos promovidos por el sector morado del Gobierno, destacan la reforma del sistema de dependencia, transferencias a los ayuntamientos, universalización de escuelas de cero a tres años, rehabilitación de viviendas o movilidad sostenible. Se busca asimismo transitar hacia un sistema estatal de cuidados, recuperando la financiación e impulsando un modelo centrado en el usuario. Esto es, transformar las residencias "en unidades de convivencia, más pequeñas y de proximidad, que permitan a los mayores vivir en su entorno más cercano", además de potenciar la asistencia domiciliaria. El plan de choque en dependencia para reducir las listas de espera —que se estima en 390.000 personas—, mejorar las prestaciones y "reconocer la teleasistencia como un derecho subjetivo y exento de copago", iría acompañado de una partida de 600 millones de euros.

El retraso en el acuerdo del borrador presupuestario está impidiendo que se inicien las negociaciones formales para recabar los apoyos necesarios entre los grupos parlamentarios, dilatando así la tramitación de las cuentas para el próximo año. Sin embargo, el anuncio este miércoles de la ministra de Hacienda de suspender las reglas fiscales aceleraría el proceso, puesto que de este modo se elimina la primera fase de la tramitación, consistente en presentar y votar una nueva senda de estabilidad en el Congreso.

Foto: ERC da oxígeno a la vía de Iglesias para los Presupuestos y abre el abanico de Sánchez

La presentación de borrador presupuestario se apurará así hasta solo unos pocos días antes de llevar a Bruselas el plan de reformas estructurales vinculado a los fondos provenientes de Europa. Se trata del denominado 'Plan nacional de recuperación, transformación y resiliencia', que descansa sobre 10 políticas tractoras para la ejecución de los fondos a seis años: agenda urbana y rural; infraestructuras y ecosistemas resilientes; transición energética; Administración pública; digitalización; ciencia e innovación; educación; refuerzo del estado de bienestar; industria de la cultura y deporte, y fiscalidad.

En palabras de la responsable de Hacienda, el 90% del proyecto presupuestario que se llevará al Congreso está ya elaborado, por lo que los esfuerzos del Ejecutivo se centrarán en recabar los apoyos necesarios para que salga adelante. Para ello, los partidos que facilitaron la investidura de Pedro Sánchez seguirán siendo socios prioritarios, aun tratando de no cerrar por ello la puerta a Ciudadanos, a pesar de los vetos cruzados. La aritmética parlamentaria y la vocación progresista del programa de coalición han llevado al Gobierno a decidirse por apostar la gobernabilidad de esta legislatura en el bloque de la investidura.

Foto: El Gobierno traslada a Bildu que acabará progresivamente con la dispersión de presos

"Prórroga técnica"

"El Gobierno hablará con todos los grupos, muy especialmente con los que hicieron posible la investidura del señor Sánchez", aseguraba ya tras el Consejo de Ministros celebrado este martes la portavoz del Ejecutivo. Lo hacía después de expresar que ERC había trasladado su "disposición para acordar los Presupuestos para el año 2021". El vicepresidente segundo, además, pactó con Sánchez que los morados estarían en la mesa de negociaciones de los Presupuestos con otros grupos y que los apoyos comenzarían a buscarse entre aquellos que facilitaron la investidura con su voto a favor o con su abstención.

El Gobierno asume como un escenario factible que se tengan que producir lo que denomina una "prórroga técnica" de los Presupuestos actualmente en vigor, los elaborados por el popular Cristóbal Montoro para el año 2018. Al menos durante los primeros días de 2021. Su previsión es aprobar los Presupuestos "en la fecha más cercana", durante los últimos días de diciembre o a "principios de enero" de 2021. Algunos grupos parlamentarios han calculado incluso que no habrá nuevas cuentas hasta febrero o marzo del próximo año, debido a la ralentización de las negociaciones, que todavía no se han iniciado formalmente ni aterrizado en los contenidos, más allá de mostrar la disposición o no a sentarse a la mesa, a la espera de que los socios de la coalición cierren el borrador.

Presupuestos Generales del Estado Pedro Sánchez Pablo Iglesias PSOE Unidas Podemos
El redactor recomienda