la comunidad se opone a sanidad

Madrid y su área metropolitana, abocadas a un confinamiento blando de varias semanas

La comunidad rechaza la validez del acuerdo tomado en el Consejo Interterritorial y anticipa una batalla jurídica. Las restricciones comenzarían 48 horas después de ser aprobado en el BOE

Foto: El consejero de Sanidad madrileño, Enrique Ruiz Escudero, rechazó el plan del Ministerio de Sanidad. (EFE)
El consejero de Sanidad madrileño, Enrique Ruiz Escudero, rechazó el plan del Ministerio de Sanidad. (EFE)

El Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) se preveía plácido tras el acuerdo entre el Gobierno y la Comunidad de Madrid, pero acabó degenerando en un nuevo acto de discordia. Cataluña, Andalucía y Galicia se aliaron con Madrid para tratar de descarrilar la adopción de un instrumento legal para ordenar medidas restrictivas cuando una ciudad de 100.000 habitantes supere los umbrales epidemiológicos establecidos por el Ministerio de Sanidad: una incidencia de más de 500 nuevos casos, una positividad de más del 10% en los test PCR y una saturación superior al 35% de las UCI (a nivel autonómico).

Madrid y su área metropolitana, abocadas a un confinamiento blando de varias semanas

En estos momentos, esos umbrales solo son superados por Madrid y nueve ciudades de su área metropolitana: Fuenlabrada, Parla, Alcobendas, Torrejón de Ardoz, Alcorcón, Getafe, Leganés, Móstoles y Alcalá de Henares. Para entrar en la zona de peligro es necesario cumplir con los tres baremos, por ello, ciudades como Pamplona, que también supera la incidencia acumulada mínima de 500, se libran de momento.

En la reunión de este miércoles, Madrid, Galicia, Andalucía y Cataluña votaron en contra. Murcia se abstuvo. Y Castilla y León fue la única región gobernada por el Partido Popular que apoyó el plan de Sanidad. “La decisión es fruto de una decisión colegiada y tiene que hacerse efectiva”, dijo el ministro Salvador Illa. El consejero de Sanidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, se mostró disconforme, calificó de “no válido” jurídicamente el acuerdo y anticipó un litigio judicial entre ambos organismos. El Ejecutivo que preside Isabel Díaz Ayuso ya se prepara para recurrir ante el Tribunal Supremo. Madrid argumenta que los acuerdos del CISNS deben ser aprobados por unanimidad para que sean de obligado cumplimiento para todas las comunidades.

Madrid y su área metropolitana, abocadas a un confinamiento blando de varias semanas

48 horas una vez salga en el BOE

Según se lee en el plan, las comunidades disponen de 48 horas para imponer estas medidas una vez se detecte que se han superado los tres baremos. Si a la fecha de notificación a la comunidad ya hay ciudades en situación de sufrir las restricciones, tendrá también 48 horas para regularlas a nivel autonómico. Una vez la norma sea publicada en el Boletín Oficial del Estado, el tiempo empezará a correr. En el caso de Madrid es cuestión de días, aunque un posible recurso al Tribunal Supremo modificaría ese proceso.

Madrid se encuentra actualmente en torno al 20% de positividad en las PCR y su porcentaje de ocupación de UCI ronda el 40% y sigue aumentando, si bien con más lentitud. No publica datos de positividad por municipios, por lo que es imposible saber si en alguno se supera el 10% que Sanidad marca como uno de los criterios para aplicar las restricciones. Pero teniendo en cuenta la situación a nivel autonómico y que Illa dijo que las medidas afectan a 10 ciudades… blanco y en botella. La única opción para estos 10 municipios de escapar a las restricciones sería lograr bajar a menos de 500 su incidencia.

Madrid y Torrejón de Ardoz mejoran

Solo hay 11 municipios de ese tamaño en España con una incidencia acumulada superior a los 500 casos por cada 100.000 habitantes. Uno es Pamplona, pero Navarra tiene una ocupación en la UCI inferior al 35%. Los otros 10 están en Madrid: Móstoles, Alcalá de Henares, Fuenlabrada, Leganés, Getafe, Alcorcón, Torrejón de Ardoz, Parla, Alcobendas y la capital.

Según los últimos datos publicados por el Ministerio de Sanidad, Madrid tiene una tasa de positividad del 19,9% y una ocupación en UCI del 41,7%. El primer indicador ha descendido desde la semana pasada, cuando superó el 22%, y el segundo está subiendo. Lo que puede indicar, junto con el descenso del número de pacientes hospitalizados (que no el de nuevos ingresos), que la transmisión del virus se está frenando.

La incidencia acumulada, sin embargo, sigue siendo muy alta. De las 10 ciudades con más de 100.000 habitantes de la región, la que mejor está es Alcalá de Henares, con 525 casos, según los últimos datos publicados por la Consejería de Sanidad madrileña. Aunque no ha parado de crecer durante septiembre: a principios de mes, la incidencia acumulada era de 277. El resto de ciudades está por encima de 700.

Hay alguna buena noticia. En Madrid capital, la incidencia ha caído en la última semana. De los 770 casos por 100.000 habitantes, ha pasado a los 760. Un dato que concuerda con la reducción en varias zonas básicas de salud de la ciudad. Lo mismo ha pasado en Torrejón de Ardoz, que pasó de los 803 a los 795. En el resto, el panorama es diferente. La incidencia no ha parado de crecer en las últimas semanas, con Fuenlabrada y Parla a la cabeza: este martes, superaron la incidencia acumulada de 1.100 casos.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, durante su rueda de prensa de este miércoles. (EFE)
El ministro de Sanidad, Salvador Illa, durante su rueda de prensa de este miércoles. (EFE)

¿Cuánto tiempo puede llevar esto?

Escudero ha apuntado que son realistas y conocedores “de cuál es la situación, está en una fase estable, empezamos a entrar en una situación favorable”, lo cual es cierto. Las restricciones impuestas por la comunidad hace casi dos semanas han comenzado a tener un efecto en la incidencia de estas zonas básicas de salud, aunque no demasiado pronunciado ni atribuible al 100% a las medidas no farmacológicas decretadas por el Gobierno autonómico.

Otro asunto es si el descenso es lo suficientemente pronunciado como para reducir la incidencia a corto plazo.

Madrid y su área metropolitana, abocadas a un confinamiento blando de varias semanas

De las 47 zonas básicas de salud que actualmente tienen restricciones, el número de casos entre el 15 y el 29 de septiembre se ha reducido en 26 de ellas y ha aumentado en 19. El descenso más espectacular se ha producido en Martínez de la Riva, que ha pasado de 1.904 nuevos casos por cada 100.000 habitantes a 1.281. Por contra, en distritos sanitarios como el de Cuzco, la IA ha aumentado de 1.185 a 1.641.

Por lo general, y aunque cada vez son más las zonas básicas de salud con problemas (49 frente a las 38 de hace dos semanas), la incidencia en la capital ha descendido levemente en los últimos 15 días. Se necesitarían al menos dos semanas de restricciones generalizadas para lograr que ese descenso, que actualmente ha empezado a registrarse en la mitad de sus barrios más problemáticos, se generalizara hasta bajar de nuevo la barrera de los 500 de incidencia.

El nuevo protocolo también juega a favor de las medidas aprobadas en el CISNS, ya que al prescindir de PCR en asintomáticos, será más complicado reducir el índice de positividad. La única opción para la comunidad es, por tanto, que la incidencia se desplome como consecuencia del ‘lockdown’.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios