rechazo de las comunidades del pp

Sanidad impone el cierre de Madrid y nueve municipios más de la comunidad

La mayoría de las comunidades del PP, incluida Madrid, votó en contra. Pero el acuerdo del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud es vinculante

Foto: Imagen del equipo del Ministerio de Sanidad durante la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud. (EFE)
Imagen del equipo del Ministerio de Sanidad durante la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud. (EFE)
Autor
Tiempo de lectura4 min

El plan del Ministerio de Sanidad para adoptar restricciones en las ciudades de más de 100.000 habitantes ha sido rechazado por la mayoría de las comunidades autónomas gobernadas por el Partido Popular, entre ellas la Comunidad de Madrid, que este martes había llegado a un principio de acuerdo con el Gobierno. Sin embargo, ha sido aprobado por mayoría en la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) celebrado este miércoles. La decisión es vinculante para todas, dijo el Ministro de Sanidad, Salvador Illa, lo que en la práctica supone el cierre de Madrid y otros nueve municipios de la región. Pero la Comunidad ya ha dicho que no tiene validez jurídica y que la recurrirá.

"Esa medida que dicen que se publicará en el BOE no ha sido aprobada por consenso y, por tanto, no tiene validez jurídica", afirmó el consejero de Sanidad madileño, Enrique Ruiz Escudero. Madrid considera que el acuerdo tenía que haber sido aprobado por unanimidad para ser de obligado cumplimiento por todas las comunidades.

En total, trece comunidades han votado a favor, pero Madrid, Andalucía y Galicia lo han rechazado y Murcia se ha abstenido. Castilla y León, otra comunidad gobernada por el Partido Popular, sí lo ha apoyado. Cataluña también ha votado en contra. "La decisión es fruto de una decisión colegiada y tiene que hacerse efectiva", dijo Illa, que explicó que ninguna comunidad dijo en la reunión que no fuera a aplicar las medidas y que no contempla un escenario en que no lo hagan.

La propuesta de Sanidad era aplicar restricciones a la movilidad (prohibir las salidas y entradas de los municipios salvo excepciones como las laborales o las médicas, entre otras), rebajar el aforo máximo en comercios y hostelería y adelantar su hora de cierre. Para ello, un municipio debía tener una incidencia acumulada de más de 500 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días y una tasa de positividad por encima del 10%. Además, la ocupación de las UCI por pacientes de covid-19 en su comunidad debía estar por encima del 35%.

Era un plan a la medida de la situación de Madrid, pues solo esta región tiene una ocupación en UCI tan elevada. De las once ciudades españolas de más de 100.000 habitantes con una incidencia acumulada superior a 500, diez están en esta comunidad: Madrid, Móstoles, Alcalá de Henares, Fuenlabrada, Leganés, Getafe, Alcorcón, Torrejón de Ardoz, Parla y Alcobendas (la otra es Pamplona). Solo las diez ciudades madrileñas sufrirían las restricciones en este momento.

La duda es si Madrid acatará la decisión del CISNS. Este miércoles, antes de la reunión, emitió un comunicado mostrando su rechazo al plan de Sanidad, a cuyo borrador tuvo acceso El Confidencial.

"Se precisa conocer la base científica y técnica que avala el nuevo criterio de los 500 contagios por cada 100.000 habitantes que propone el Ministerio de Sanidad", dijo el Ejecutivo que preside Isabel Díaz Ayuso, que también rechazó que las medidas se aplicaran a toda la ciudad de Madrid y volvió a utilizar su capacidad de diagnóstica y asistencial como argumento para defender su actuación en esta segunda ola de la pandemia. "Nadie entiende su marcha atrás ahora, ni los madrileños ni los españoles (...) No me corresponde a mí explicar las razones de este cambio de posición", dijo Illa en una rueda de prensa celebrada en La Moncloa, la quinta desde el pasado viernes.

Jesús Aguirre, consejero de Salud de Andalucía, una de las comunidades que votó en contra, ha calificado de "totalmente arbitrarios" los criterios de Sanidad y ha explicado su postura. "Andalucía ha votado en contra porque este documento ha sido rechazado por los técnicos y expertos andaluces en las ponencias de Salud Pública y Alertas sanitarias que se han reunido esta mañana", señaló.

En el otro lado se sitúa la Comunidad Valenciana, gobernada por el PSOE. Su consejera de Sanidad Universal y Salud Pública, Ana Barceló, ha explicado que "es importante que se tomen decisiones de manera coordinada entre todas las comunidades autónomas" como se ha hecho desde el inicio de la pandemia. "La aprobación de este acuerdo no interfiere en las competencias de la Comunitat Valenciana y en las medidas que se puedan seguir adoptando para el control de la pandemia".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
49 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios