Brote con 38 positivos en una residencia de ancianos: "La mayoría son asintomáticos"
  1. España
Tras un verano libre de virus

Brote con 38 positivos en una residencia de ancianos: "La mayoría son asintomáticos"

Los expertos aseguran que, aunque aumentan los casos, la mayoría son asintomáticos o leves. Los trabajadores afectados siguen el tratamiento desde sus propias casas

Foto: Brote con 38 positivos en una residencia de ancianos: "La mayoría son asintomáticos"
Brote con 38 positivos en una residencia de ancianos: "La mayoría son asintomáticos"

En los meses de marzo y abril, durante la primera ola, el foco más candente de la pandemia estuvo en las residencias de mayores, donde se llegó a producir hasta el 67% del total de muertes por coronavirus. En esta segunda ola, el virus ha vuelto a las residencias, aunque los expertos ven diferencias: por ahora, hay menos hospitalizados y menos muertes.

Fuente: Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.
Fuente: Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

En el pequeño municipio de Alcoba de los Montes, en Ciudad Real, de solo 870 habitantes, se ha registrado uno de los primeros brotes veraniegos de covid-19 en una residencia de mayores. La localidad ha visto cómo, en los últimos días, el coronavirus ha entrado en el centro de Cabañeros dejando 38 positivos; aunque, eso sí, todos leves y sin hospitalización.

Concretamente, los afectados son 26 residentes y 12 trabajadores. Aunque fuentes médicas cercanas reconocen que es un brote importante por el número de afectados y porque un gran número de ellos se trata de población de riesgo, también creen que "no se están dando casos clínicos severos".

Se multiplican los casos de coronavirus en las residencias de mayores de todo el país

“Las pruebas han dado 26 residentes positivos y dos dudosos, además de 12 trabajadores, de momento”, anunciaba la directora de la residencia afectada. A estos números hay que sumar otras 31 personas que han sido sometidas a pruebas PCR y están a la espera de conocer sus resultados.

“Es cierto que descubrimos nuevos casos y se nos hace difícil con ello el control de un brote, pero estamos ante un virus menos agresivo que en los meses de marzo o abril, porque no hay tantos casos graves ni hospitalizados”, explica Fran Rodríguez del Río, médico de Horcajo, de donde depende Alcoba. De hecho, en el momento de la llamada, este médico estaba en Urgencias haciendo pruebas PCR.

Foto: Seis gráficos que muestran que la segunda ola está a años luz del tsunami de marzo

Sobre el brote de la residencia de Alcobar, asegura que “los pacientes mayores que han dado positivo no están presentando problemas respiratorios graves" y que, salvo en el caso de un paciente, "la mayoría están evolucionando positivamente”. Además, al ser el médico de la localidad, señala que los trabajadores afectados están siguiendo el tratamiento en sus propias casas.

Nada que ver con lo vivido en la primera ola, cuando "las muertes en residencias se multiplicaban diariamente". “Es un virus ARN que muta con facilidad e, igual que en marzo o abril nos mostró su agresividad, ahora vemos curvas ascendentes de positivos pero con pocos caso graves o en la UCI”, explica el sanitario. “Su material genético cambia con facilidad. No se puede predecir qué va a ocurrir en los próximos meses”.

¿Cómo ha llegado el virus?

Ahora, la clave está en averiguar cómo ha llegado el covid-19 a esta residencia de Ciudad Real teniendo en cuenta que, hasta el momento, habían pasado un verano libre de coronavirus.

Las autoridades sanitarias y competentes ya están en ello, pero las teorías de investigación son varias y ninguna confirmada. Fuentes sanitarias dicen que podría tratarse de una persona que, al salir del municipio, se habría contagiado. Pero “eso lo dirá la investigación, con una PCR eso no se puede saber”.

Por el momento, los ancianos afectados por covid tendrán que estar 15 días incomunicados. “Sé que esto es alarmante, pero solo queda tener paciencia y trabajar”, lamentaba la directora de la residencia, y añadía al informar a los familiares: “En caso de que empeorase la salud de alguno de los residentes”, se comprometen “a avisar inmediatamente a los familiares y trasladar al enfermo a un hospital”.

Foto: Madrid admite que sus residencias no estaban preparadas para la pandemia

Además, la responsable del centro ha querido calmar a las familias de los afectados asegurando que disponen de personal suficiente para hacer un buen seguimiento. “Se harán más turnos y si tuviéramos que contratar a más gente, se hará”.

Normalidad, pero con precauciones

Ahora, cuando llevamos medio año conviviendo con el virus y una vez analizados los datos de miles de pruebas PCR que se han hecho en toda España, los expertos apuntan a que nos enfrentamos a un virus “menos agresivo”, que contagia por igual pero que no desencadena situaciones tan graves de salud o “cuadros clínicos severos”. En esto coinciden tanto Christian Cortaza, jefe del grupo SaBio del Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos (IREC), como Fran Rodríguez del Río, médico de Horcajo.

La primera ola nos enseñó que hay un grupo de población muy vulnerable: personas mayores y alojadas en residencias

Esta es la tónica general que se está registrando en la mayoría de los brotes que, cada día, anuncian las comunidades autónomas. Aumentan los casos positivos —también porque en la actualidad se hacen muchas más pruebas PCR que al inicio de la pandemia—, pero esos casos son menos graves o de pacientes asintomáticos.

Pese a todo, Cortaza insiste: “Hay que tener mucho cuidado, si algo enseñó la primera ola es que hay un grupo de población muy vulnerable, el de personas mayores y alojadas en residencias. Pedimos todas las precauciones del mundo”. Apuesta por intentar tomarse la vida con normalidad, pero "siempre maximizando las medidas de seguridad ya conocidas: mascarilla de uso obligatorio, respetar la distancia de seguridad de 1,5 o dos metros y aumentar la higiene".

Insistir en las medidas ya aprobadas

Por su parte, Pedro José Escudero Hidalgo, alcalde de Alcoba y Santa Quintanilla, ha pedido sentido común y prudencia. “No hay forma humana de parar el brote en nuestra localidad si no seguimos todo lo pautado por Sanidad”. “Si seguimos haciendo reuniones o comidas con familiares o amigos, no seremos capaces de parar el brote”, lamenta.

El municipio ciudadrealeño de Alcoba de los Montes se convertía hace solo unos días en el sexto de la provincia en el que la Consejería de Sanidad, a través de la Delegación provincial de Sanidad, decidía adoptar medidas especiales para frenar la expansión del covid. Además, en este caso, la Justicia sí ha dado el visto bueno a las medidas implantadas.

Entre ellas: el cierre de hogares de jubilados y centros colectivos de sociedades recreativas y culturales; la prohibición de servir en barra en todos los bares y restaurantes de la localidad, y la limitación del aforo en locales cerrados dedicados a esta actividad al 50% del máximo que estuviera establecido previamente.

Igualmente, las terrazas de bares y restaurantes deben reducir su aforo al 75% del máximo establecido. Sin olvidar el 50% de aforo en las actividades religiosas y que solo se pueden reunir 10 personas en velatorios y cortejos fúnebres.

Pandemia Coronavirus Ciudad Real
El redactor recomienda